Literatura

♦ Historia Random 4 ♦

Patrocinado


♦ Historia Random 4 ♦ - Literatura

Me gustaría decírselo. Muero por hacerlo. ¿Qué más da a esta altura de las circunstancias? Ya no hay nada que perder.

Nunca l0 hubo.

Suena la campana. Se han terminado las clases. Se ha terminado la preparatoria, gracias a Dios.

Ahí está Ale. Tan hermosa como siempre. Tan deslumbrante entre sus grises amigos.

Algunas veces me pillo diciendo que daría lo que fuera por estar con ella, pero sé que es mentira. Si fuese verdad entonces le habría hablado en alguna instancia de los tres años que pasé en la preparatoria. No lo intenté en lo más mínimo. Como un cobarde, prefiero lamentar. Encerrarme en mi caparazón de miedo y no salir hasta que lo haya estropeado todo.

En dos semanas mi iré a vivir a Colombia. Me da igual. La preparatoria fue una etapa terrible para mí, y mientras más lejos esté de esos bravucones será mejor. Mi padre dice que en Colombia la gente es más agradable que aquí. Aunque la verdadera razón de que nos mudemos es que fabrica drogas para un cartel mexicano y lo han trasladado a Bogotá, la capital de las drogas ilícitas.

El simple hecho de mirar a Ale me hace suspirar. Es la única razón por la que extrañaré en algo la preparatoria: Porque ella estaba ahí y podía verla entre clases caminando y sonriendo.

Siempre que ella sonreía, yo también lo hacía, aunque estuviera a treinta metros de distancia. La espiaba entre clases todo el tiempo, y deliraba escenas en mi mente, donde le hablaba y le confesaba mi amor. Vaya estupidez. Maldito amor, dolorosa decepción.

Hoy le diré lo que siento por ella.

Lo tiene que saber. Aunque me cueste un huevo, se lo voy a decir.

Justo ahora está despidiéndose de sus amigos con abrazos emotivos y fotografías improvisadas. Yo me alejé de las despedidas que se están efectuando en mi salón. Los odio a todos. Los hombres me golpeaban y las mujeres se reían de mí.  No quiero que sean hipócritas el último día de clases y se despidan de mí. Prefiero recordarlos como la basura constante que fueron. Al menos así los respetaré más.

Me ha llegado otro fuerte impulso de echarme a correr y mandar todo a la mierda, pero esta vez no me escaparé tan fácil. Durante tres años encontré los pretextos para evitar hablarle a Ale. Unos eran bastante malos y otros eran peores… Una vez decidí no hablarle porque el día estaba nublado. Patético. Realmente patético.

Casi termina de despedirse de sus amigos. El llanto fue inevitable y el rímel ahora invade sus hermosas mejillas.

Vaya, esto será de verdad difícil. Lo más difícil que he hecho en mi corta e insignificante vida.

Sólo unos minutos. Unos minutos que duran más que los tres años que pasé en esta mísera escuela.

Hola Ale. Sé que no me conoces. Mi nombre es Samuel y quería confesarte que me gustaste durante toda la prepa. No. Qué discurso tan estúpido.

Creo que improvisaré. Mientras más repito mi discurso, se escucha peor.

Me sorprende que no me he acobardado. Tal parece que ya no soy tan gallina.

Oh no. Ya se va.

Viene para acá.

Lo haré. Lo haré. No me acobardaré. La amo.

-Hola Ale…

 

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

¡Hola! Gracias por el apoyo que he recibido de mis ♦historias random♦. Este proyecto ha trascendido gracias a ustedes y espero que siga creciendo.

Si quieres ver la continuación de esta historia y muchas más historias random, compártelas en otras redes y deja tus comentarios. Para ver mis otras historias random, te dejo abajo los enlaces:

Historia Random 1

Historia Random 2
Historia Random 3

 


0.00 - 0 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Felicritor

Escritor persistente. Defensor de los derechos de los animales. Tipo agradable, mexicano. Lector voraz. Filósofo de medio tiempo. Deportista de día, Batman de noche. Contenido original. Creatividad por defecto. Ambicioso y obstinado. Disfruta mi blog.

Deja un comentario