Literatura

♦ Historia Random 5 ♦

Patrocinado


♦ Historia Random 5 ♦ - Literatura

Oh no. Ya se va.

Viene para acá.

Lo haré. Lo haré. No me acobardaré. La amo.

-Hola Ale…

Ella tarda unos segundos en darse cuenta que mi saludo es para ella. Me siento un completo idiota.

Todo esto de hablarle a Ale el último día de clases se me ocurrió después de ver tantas películas románticas. En ellas no se cumple la ley de Murphy (si algo puede fallar, fallará). Ahí todo sale a la perfección; el chico le habla a la chica y la chica le abre las piernas. Pero todo es fantasía. No puedo creer que me tragara esas mentiras.

-Hola -responde y su cara se ruboriza. Me pregunto si eso le pasará siempre. Supongo que sí.

He olvidado mi estúpido discurso y ahora no sé qué decirle.

Cielos, es tan hermosa.

-Mi nombre es Samuel.

-Yo soy Ale -me dice y se acomoda un mechón de cabello. Su hermoso cabello rubio claro que le llega hasta la cintura y cubre parte de las pecas de su rostro.

Demonios. Ahora los dos estamos incómodos porque no digo nada. Ella cambia los pies de dirección, dando a entender que ya se va.

Ni siquiera voltea a verme. Se va a ir y no podré decirle. Quiero detenerla, pero sigo mudo.

Ya se va.

-¡Me gustas! -digo con toda convicción. Creo que lo he gritado, porque ahora todos nos miran y algunos inmaduros comienzan a chiflarnos y corear nuestros nombres en un tono burlón.

Ale se detiene y voltea a verme. Está muy sonrojada, su cara parece un tomate. La expresión de su rostro muestra confusión y nerviosismo.

Ya lo he dicho. Me convencí de que sería feliz con el simple hecho de lograr decírselo, pero ya puse todas las fichas sobre la mesa y quiero saber si yo también le gusto.

Las burlas de los demás no me molestan, pero Ale se pone cada vez más tensa. Creo que va a echarse a correr.

Pero no lo hace.

-¿En serio? -hace esa simple pregunta que me ilusiona.

-Desde hace tres años, cuando te vi cerca de la fuente. Creo que me gusta todo de ti. Me gusta tu cabello lacio, tus ojos grandes, tus pecas, tus…

De repente Ale me toma del brazo y me lleva a un salón que estaba vacío para que dejaran de molestarnos los inmaduros que celebraban en coro mi declaración y pedían a gritos pintorescos que nos besáramos.

Mi corazón se vuelve una bomba de tiempo a punto de estallar. Mi sangre se convierte en autos de la fórmula uno, que recorren velozmente todo mi cuerpo. Mis pupilas se pintan más grandes, y mis miedos salen a la superficie.

Ale cierra la puerta y se acerca a mí.

-Perdón, no te podía poner atención con tanta gente gritando -sonríe con nerviosismo y me mira a los ojos.

Yo por un momento me  pregunto si esto no es uno de los muchos delirios que he creado en mi mente junto a ella. Me pellizco el brazo sutilmente y compruebo con alegría algo que ya sabía: estamos solos Ale y yo.

-Te decía que me gustas desde que estaba en primero, y que me gusta todo de ti -me siento más confiado, pero aún así mi cuerpo no deja de palpitar y sudar.

Ahora sigue mi jugada

-¿Yo te gusto a ti?

Trago saliva mientras la veo pensar. Ella sonríe y mira hacia arriba, como si estuviera recordando algo.

-Sí. Me gustas.

Esas simples tres palabras explotaron en mi interior, como si hubieran activado mi corazón con un desfibrilador. Nunca esperé esa respuesta, mi autoestima devaluada me decía que eso nunca pasaría. Al parecer la vida no es tan mala.

La duda desapareció de mí. Caminé hacia ella y le tomé las manos.

-¿Te gustaría ser mi novia? -pregunté mirándola a los ojos.

Ella se abalanzó sobre mí y nos besamos durante una pequeña eternidad.

Quizá Murphy nunca besó a una chica y por eso hacía esas leyes tan pesimistas.

Entre toda mi satisfacción y alegría, recuerdo que me iré a Colombia con mi padre en unas semanas.

No. No lo haré. No la dejaré ir.

No volveré a ser infeliz. Me las ingeniaré para quedarme.

 

 

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

¡Hola! Gracias por el apoyo que he recibido de mis ♦historias random♦. Este proyecto ha trascendido gracias a ustedes y espero que siga creciendo.

La primera parte de esta historia puedes verla haciendo clic aquí.

Si quieres ver la continuación de esta historia y muchas más historias random, compártelas en otras redes y deja tus comentarios.

Para ver mis otras historias random, te dejo abajo los enlaces:

Historia Random 1
Historia Random 2
Historia Random 3
Historia Random 4


5.00 - 1 voto

Patrocinado

Acerca del autor

Felicritor

Escritor persistente. Defensor de los derechos de los animales. Tipo agradable, mexicano. Lector voraz. Filósofo de medio tiempo. Deportista de día, Batman de noche. Contenido original. Creatividad por defecto. Ambicioso y obstinado. Disfruta mi blog.

Deja un comentario