Cine y Televisión

10 curiosidades de Terminator 2



1.) Técnicamente, Terminator 2 es una película Indie. Diversos problemas legales se tradujeron en un film completamente independiente de los grandes estudios. Lo financió la productora independiente Carolco, que en los 80 y 90 produjo éxitos como Total Recall o las primeras películas de la saga Rambo antes de caer en bancarrota.
2.) Linda Hamilton (Sarahn Connor) tuvo que ponerse a dieta y entrenar tres horas al día, seis días a la semana, durante 13 semanas antes del rodaje. El entrenamiento incluía judo y combate cuerpo a cuerpo con un especialista del servicio secreto israelí. Eso sí, se negó a dejar de fumar. Fue tan duro que la actriz se negó a participar en Terminator 3.
3.) El actor que dio vida al T-1000 también se sometió a un entrenamiento muy duro con un objetivo muy concreto: correr a gran velocidad sin que su cara diera la sensación de que se estuviera cansando.
4.) Patrick se inspiró en la manera de mirar y de mover el cuello de un águila para interpretar los movimientos deshumanizados y de depredador del T-1000.
5.) Se rodó un final alternativo en el que el día del juicio nunca tuvo lugar y John Connor llega a ser Senador. Linda Hamilton también sale en ese final con abundante maquillaje para parecer anciana.
6.) Antes de optar por Robert Patrick, Cameron quería que el papel de T-1000 lo hiciera el cantante Billy Idol, pero Idol estaba de baja por un accidente de moto. También consideró a Michael Biehn (Reese, el protagonista humano de Terminator), pero lo desechó porque era demasiado confuso.
7.) Arnold Schwarzenegger cobró más de 85.000 dólares por decir “Hasta la vista, Baby”. El actor se embolsó 15 millones de dólares por 700 palabras de diálogo o, lo que es lo mismo, 21.429 dólares cada vez que decía algo.
8.) Pese a la ingente cantidad de dinero que ganó con la película, a Schwarzenegger no le gustó que su personaje, el T-800, fuese un héroe. El actor quería interpretar otra vez al villano y no entendía porque el terminator no “terminaba” a nadie.
9.) La escena de la pesadilla de Sarah Connor fue una de las más complicadas de rodar. Requirió una complejísima combinación de fondos en matte painting, CGI y efectos prácticos sobre una gigantesca maqueta de las calles de Los Ángeles que fue “volada” mediante ventiladores. Los cascotes de los edificios eran cereales y trozos de galleta.
10.) Los especialistas en armamento nuclear del gobierno de Estados Unidos declararon (nunca oficialmente) que la escena de la explosión nuclear creada por Stan Winston y su equipo era la más realista que habían visto nunca.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Javier Díaz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información