Economía

10 maneras de ahorrar dinero

Patrocinado


Hoy en día los sueldos parecen estar más ajustados que nunca, y pocos son los afortunados que pueden decir que cada mes ahorran una gran parte de lo que ganan, pero es evidente que el ahorro puede proporcionarnos una cierta seguridad, así que voy a intentar dar 10 tips que seguro te servirán de ayuda.

  1. Al hacer la compra, lleva una lista y procura no salirte de ella y sobretodo, evita los platos ya cocinados. Sé que a veces es inevitable, y que además es muy cómodo simplemente calentar en el microondas y tenerlo listo, pero además de no ser precisamente saludables, encarecen innecesariamente la compra. Es mucho mejor dedicar un día a la semana a cocinar y envasar y congelar nosotros mismos lo que vayamos a consumir. Solo es necesario un poco de organización.
  2. Utiliza productos de limpieza naturales. Si calculamos cuánto gastamos en diferentes productos de limpieza, nos asombraríamos. Desde el detergente para la ropa, el suavizante, limpia cristales, limpiador multiusos, limpiador para el baño, fregaplatos, limpiador para el suelo, lejías, etc., es sorprendente cuántos productos diferentes acabamos utilizando cuando una limpieza eficiente puede ser mucho más sencilla y mucho más barata. Imagina lo que supondría para tu economía que todos esos productos, pudiesen ser sustituidos por otros que apenas te cuesten 3 o 4 euros mensuales y que además resten químicos perjudiciales a tu hogar y sean respetuosos con el medio ambiente.Te explico cómo hacerlo pinchando aquí. Y como sé a muchos os puede dar pereza hacer vuestro propio jabón, siempre tenéis la alternativa de sustituirlo por las pastillas de jabón de lagarto de toda la vida. Son también muy económicas (dos pastillas, salen por menos de 2 euros), aunque si os animáis a hacer vuestro propio jabón con aceite usado podéis ver cómo pinchando aquí.
  3. Ocio alternativo: pásate por el centro cultural más cercano a tu casa, o busca información de este en Internet. Te sorprenderías de todas las actividades gratuitas o a muy bajo coste de las que dispones cada mes, especialmente si están enfocadas a los más pequeños de la casa. Además, al menos en ciudades como Madrid, la mayor parte de los museos tienen un horario específico con la entrada gratuita. Solo tienes que buscar en la página del museo que te interese y enterarte de ese horario. Además hay muchas otras actividades que son mucho más baratas y divertidas de lo que puedes imaginar, por ejemplo, el ajedrez. Bueno para tu bolsillo, y para tu intelecto, pues está demostrado que previene enfermedades como el Alzheimer y ayuda en muchas otras (como la hiperactividad infantil).
  4. Controla los pequeños gastos. Una compra importante la meditamos más y somos más conscientes de ella, pero a esos pequeños gastos del día a día, apenas le damos importancia, sin darnos cuenta de que van sumando y sumando, o más bien restando de nuestro presupuesto mensual.
  5. Compara las tarifas de todos tus consumos habituales: luz, teléfono móvil, Internet, etc. Hoy en día lo más inteligente es aprovecharnos de la gran variedad de compañías a nuestra alcance para encontrar la más económica. No te conformes y haz una comparativa. Acabarás ahorrando mucho dinero.
  6. Vigila las comisiones de los bancos: muchas veces nos cobran por productos que ni siquiera utilizamos. Del mismo modo, evita en la medida de lo posible las tarjetas de crédito, pues tienen unos intereses muy altos. Si no puedes evitar el pedir un dinero a crédito, mejor siempre un préstamo personal.
  7. Adquiere buenos hábitos en casa: desde bombillas de bajo a consumo, a no tener encendida la televisión si estamos realizando otras tareas, no tener los aparatos enchufados si no los estamos utilizando, poner la lavadora con agua fría (a no ser que realmente sea imprescindible ponerla con agua caliente, lo cual no es necesario a no ser que la ropa está extremadamente sucia), y un largo etcétera que encarece sin darnos cuenta nuestros recibos mensuales. ¿Sabías por ejemplo que lavar con agua caliente supone que tu lavadora gaste un 40% más? Y la mayoría de las veces, ni siquiera es necesario.
  8. Simplifica: no gastes en lo que realmente no necesitas. No te dejes impresionar por anuncios y publicidad. Hoy en día estamos continuamente bombardeados por campañas publicitarias que nos hacen pensar que necesitamos cosas que realmente no necesitamos. Aprende a diferenciar necesidad de simple deseo, y simplifica tu vida. Te sentirás mejor y tu bolsillo lo notará.
  9. Y al hilo del anterior punto: sé consciente de tus gastos. Al principio puedes apuntar en una libreta todo lo que gastas para ir adquiriendo consciencia y ser capaz de diferenciar las cosas que son prescindibles.
  10. Usa bancos de tiempo. Cada vez son más populares. Busca en Internet alguno cerca de donde resides. Los bancos de tiempo son intercambios entre personas sin que medie un interés económico. Tu ofreces tu tiempo, por ejemplo sacando a pasear el perro de alguien o haciendo cualquier otra tarea, y eso pone “tiempo” en tu cuenta que podrás intercambiar por servicios que tú también necesites, como ayuda con tu declaración de la renta, alguien que busque a tu hijo en el cole, o cosas similares.

Si te apetece leer algún otro artículo mío puedes pinchar en los títulos:

Jabón casero para piel sensible

Constitución española: ¿Reforma urgente?

La perfecta esposa

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristinace2018

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información

Publisuites