Tecnología

10 revoluciones tecnológicas que dejarán el mundo irreconocible (I)

Patrocinado


Incredulo
Revolución tecnológica

Cada día somos testigos de más y más avances de nuevas tecnologías que supuestamente vienen a revolucionar el mundo en que vivimos. Sin embargo, ese avance suele parecer mucho más lento de lo que esperábamos, o muchas veces ni siquiera llega.

Este artículo es una recopilación de tecnologías que ya están en desarrollo, que sí tendrán un mayor impacto en nuestras vidas y que harán que el mundo nunca vuelva a ser el mismo. Por supuesto, es difícil acertar cuándo estas tecnologías llegarán exactamente, pero el consenso de la comunidad científica certifica que la mayoría de estas tecnologías o una versión preliminar de las mismas, podrían estar listas en la próxima década. Presumiblemente, varias de estas empezarán a formar parte de nuestras vidas antes de que nos demos cuenta.

La llegada masiva de las baterías

Baterias tecnologia noticias

Quizás ya se ha hablado demasiado de las baterías ya y hay gente que se pregunta cuándo van a llegar de verdad, pero lo cierto es que la masificación de baterías mucho más competitivas que las actuales está más cerca que nunca por dos motivos principales:

  • La inversión en sectores relacionados con las baterías crece año a año: El impacto global de un sistema de almacenamiento de energía eléctrica suficientemente barato será masivo. Viviendas y empresas totalmente autónomos energéticamente, el impacto geopolítico de la independencia del petróleo, vehículos que no contaminan, energías renovables competitivas y hasta la introducción de nuevos tipos de robots sin necesidad de conectar a la red eléctrica.
  • El desarrollo actual que están teniendo las baterías es lento pero constante. Hemos pasado de baterías a 1.000 US$/kWh hace 5 años a 300-400 actuales, y se estima una reducción de hasta 170 US$/kWh para 2025. Se calcula que gran parte de la explosión de aplicaciones descritas en el punto anterior llegará con unos 200US$/kWh, masificando su uso, lo cual contribuirá a un progreso todavía más rápido de

Aprendizaje artificial avanzado

Noticias Tecnologia Inteligencia Artificial

En Octubre de 2015 AlphaGo se convirtió en la primera máquina en ganar al campeón Lee Sedol al juego de mesa Go. Este juego es extremadamente complejo y se dice que no se puede ganar exclusivamente con potencia de cálculo, sino que hace falta intuición. Si bien hubo algo de repercusión inicial, el público se olvidó rápido de este acontecimiento, probablemente por asociarlo a la victoria Deep Blue contra Gary Kasparov. Pero, no se equivoquen, este triunfo, o al menos esta tecnología, se convertirá en uno de los mayores avances de la historia de la humanidad.

Pues bien, esto no tuvo nada que ver con Deep Blue. A Deep Blue se le programaron las reglas del ajedrez y se le dotó de un ordenador tan potente que podía calcular 200 millones de jugadas por segundo, gracias a lo cual ganó a Kasparov por la fuerza bruta. La brillantez de la victoria de AlphaGo reside en cómo ganó. A AlphaGo le mostraron muchas partidas de Go junto con un  conjunto de reglas básicas y aprendió a jugar. Después jugó contra sí misma millones de veces, entrenó y se convirtió en un jugador mejor que ningún ser humano en el mundo.

Esta tecnología será probablemente la mayor revolución que jamás viva el ser humano  – aunque, presumiblemente, su desarrollo final no llegará hasta dentro de dos o tres décadas. Imaginen un mundo donde un cerebro electrónico piensa mejor que cualquier ser humano. Que se puede mejorar a sí mismo, y convertirse en algo más inteligente primero que un ser humano y, después, que todos los seres humanos juntos. Que puede dirigir cualquier empresa mejor que nadie. Que puede tocar un instrumento, escribir poesía, generar energía, pensar en nuevas tecnologías mejor que nadie. La tecnología se desarrollará miles de veces más rápido que ahora. Desaparecerán los trabajos, ya que nadie podrá aportar nada que  una máquina no haga mejor. Puede que algunos se pregunten si realmente pintamos algo en un mundo así. Si no seremos los “perros” de las máquinas, donde no servimos realmente para nada y sencillamente nos dedicamos a disfrutar – si es que no deciden en algún momento hacernos desaparecer.

Pero no lo duden, esta tecnología y este mundo llegarán y será en el siglo XXI.

Internet de las cosas (por fin)

Llevamos ya varios años con una pequeña muestra de lo que es el internet de las cosas: Nuestro ebook se conecta a internet y nos recomienda libros, algunos tenemos una pulsera que mide nuestras constantes vitales, nos compramos un reloj con conexión directa a internet que iba a ser la bomba pero que ya no usamos, los smartphones en general.

Lo cierto es que este Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) está tardando en masificarse, sobre todo considerando que la tecnología para ello ya está con nosotros en muchos casos. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que las siguientes aplicaciones se masificarán más pronto que tarde:

  • Control de la polución: Miles de puntos de control automáticamente transmitiendo mediciones a través de internet a un centro de datos para realizar predicciones.
  • Agricultura inteligente: Monitorización extremadamente cercana de cada rincón de una plantación, aumentando la productividad agraria.
  • Aparcamientos públicos: Sistemas que encuentran lugar de aparcamiento por nosotros.
  • Iluminación urbana: Sistemas de iluminación que se encienden exclusivamente cuando son necesarios.
  • Comercio minorista: Pago automático al salir de la tienda sin sacar la cartera, gestión de inventarios, etc.

Cohetes reutilizables, masificación del espacio y viajes interplanetarios


En abril de 2016, SpaceX aterrizó el primer cohete reutilizable y son evidentes sus aplicaciones prácticas derivadas de un transporte más económico y de la capacidad de aterrizar un cohete en la Luna o Marte y reutilizarlo para volver.

Básicamente, el coste de poder reutilizar un cohete supone un ahorro por lanzamiento de hasta el 90%, con lo cual tener una red de satélites ya no será exclusivo de Gobiernos y grandísimas empresas, sino que empresas ya no tan grandes, pequeños gobiernos, podrán hacer uso de estas tecnologías con mucha mayor independencia.

Se abre la etapa del turismo espacial a precios “asequibles”, pasando de varios millones de euros a sencillamente unos cuantos miles.

Y por último, quizás la parte más revolucionaria que llegará en un futuro algo más lejano: el ser humano se puede plantear por primera vez viajar a otro planeta, siendo Marte el primer objetivo, gracias a la posibilidad de aterrizar un cohete en perfectas condiciones. Añadamos a esto que, sólo saber que los cohetes son reutilizables, permite incorporar tecnología mucho más cara y avanzada que antes – no te compras un Ferrari si sabes que lo vas a estrellar después del primer uso – lo cual permitirá un desarrollo de la tecnología de transporte espacial absolutamente sin precedentes.

La conducción autónoma


¿Estás pensando en comprarte una licencia de taxi? Ni se te ocurra. El coche autónomo está aquí, y se masificará totalmente en los próximos diez años. Ya hay coches en la carretera que se conducen solos por la autopista. Las sucesivas versiones se mejorarán constantemente. E imagina las consecuencias que esto tiene:

  • En primer lugar, los servicios de transporte se abaratarán enormemente. Por ejemplo, coger un taxi del aeropuerto al centro de Madrid puede costar perfectamente alrededor de 2 €, en lugar de 30. Como todo, la parte negativa será que se perderán decenas de miles de puestos de trabajo de personas que tendrán que buscar un nuevo encaje en la sociedad.
  • Probablemente, los coches particulares desaparecerán. ¿Por qué alguien se compraría un coche cuando puede transportarse de forma baratísima con un servicio externo?
  • Consumo de combustible mucho más bajo: Una máquina conduciendo puede frenar al mismo tiempo que la máquina de delante, con lo cual, la distancia de seguridad requerida pasará a ser casi 0. ¿Qué consecuencias tiene esto? Que todos los coches de la autopista irán a “rebufo” del primero en una larga fila, consumiendo una cantidad de combustible muchísimo menor. Además, la cantidad de coches que admitirá una misma carretera sin entrar en caravana será muchísimo menor.
  • Distribución del tráfico en diferentes horarios y reducción del tiempo dedicad al transporte. ¿Por qué viajar justo cuando sales de trabajar para llegar a tu pueblo? ¿Por qué no salir por la noche y dormir en el coche? ¿Por qué no trabajar las últimas horas del día desde tu coche según vas a casa? Gastamos muchísimo tiempo transportándonos hoy en día, pero con la conducción autónoma podremos hacer cualquier otra tarea en paralelo con lo cual dejaremos de tener por qué perder tiempo “real” en ello.

 

Lo dejamos aquí por hoy, ¡la segunda parte de este artículo saldrá la próxima semana!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Incredulo

Incredulo

Apasionado por demasiadas cosas y escéptico por naturaleza, decidí abrir NoCreasNada como un espacio para que cualquiera pueda expresarse sin ningún tipo de censuras.
Me gusta oír opiniones nuevas y originales acerca de cualquier tema de esa gente que, como yo, le gusta dar una vuelta de tuerca de más a lo que le cuentan.
Para los que queremos estar constantemente aprendiendo y compartiendo.

1 comentario

Deja un comentario