Literatura

110818/2

“La vida a veces nos sorprende, da igual que estemos atrapados en un abismo de oscuridad sin salida, todo da igual, porque a veces, solo a veces, aparece un destello de luz que ilumina por completo todo aquello que se iba hundiendo poco a poco.

Solo se escribir cosas tristes, grises, pero hoy solo quiero intentar explicar y explicarte, mejor dicho, todo lo que supone la llegada de algo así.

El que ya estés no implica que todo lo malo se haya ido, pero si que iluminas todo lo oscuro y me levantas día a día de esas miles de caídas terribles.

Lo sabes todo de mí, y por primera vez no siento miedo de vivir y ser feliz, aunque sean milésimas de segundos, porque de eso se trata la vida, de vivir sin límites.

No siento miedo de mostrarme ante ti tal y como soy, soy feliz haciéndolo, o al menos dando lo mejor de mí para lograrlo.

Lo único que sé es que no estoy pensando en nada más que en ti en este preciso instante y que la tinta sale sola, mis manos no las muevo yo y las palabras aparecen en esta hoja como si de un truco de magia se tratase.

Tan solo pretendo hacerte ver que todo esto sirve para algo, que todo me da igual si tú estás aquí conmigo.

Lo único que me importa es no perderte, y sé que no lo haré, porque tú no te irás, lo veo en tus ojos.

Sé que si estoy contigo todo se acabará arreglando y por fin saldré de este sufrimiento en el que llevo hundida tantos años.

Entre tus brazos me siento segura e invencible y sé que juntos lo somos.

No te voy a soltar, tenlo por seguro.

Cada pequeño paso contigo implica algo mil veces mejor que lo que yo pueda imaginar.

Por primera vez te voy a decir que busques entre estas líneas porque al fin tan solo hablo de ti y de mi y sé que lo entenderás todo y que te sumergirás entre ellas para encontrarme a mí.

Te quiero, y eso es lo único que importa.

Tan solo tu y yo, no lo olvides, ni siquiera por un efímero instante.

Solo quiero ordenar todo este caos y desastre a tu lado para poder ser más fuerte…”

 

Y ese, señores, fue el comienzo de algo bonito que desapareció tan pronto como empezó, y ese, fue mi error, le implique tanto en mi vida aún sabiendo que solo yo puedo hacerle frente.

Le hice daño por estar a mi lado y eso, no me lo perdonaré nunca.

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Andreea_zeldea

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información