Política

12 prohibiciones más absurdas y ridículas de Cuba que los turistas nunca notarán.



12 prohibiciones más absurdas y ridículas de Cuba que los turistas nunca notarán.

1- Los cubanos no pueden acceder a Internet desde sus hogares o desde sus teléfonos celulares. ETECSA es el monopolio de telecomunicaciones estatal cubano. Según su política, el acceso a Internet en casas particulares no es un servicio prestado a los ciudadanos cubanos. Se proporciona exclusivamente a empresas estatales y extranjeras, y a extranjeros que residen en el país, como lo indica su sitio web .

2- No pueden navegar en embarcaciones turísticas. No existe una ley real que prohíba a los cubanos subir a embarcaciones y barcos, pero las autoridades han aplicado esta restricción durante muchos años. Según Cubatur (un agente de viajes del estado) “a los cubanos, sin importar dónde vivan, no se les puede vender un paquete turístico que incluya un catamarán o un yate. Este disfrute es exclusivo de los turistas extranjeros «.

3-No hay televisión por cable. La firma socialista Telecable es la única que ofrece televisión por cable. Este servicio es exclusivo de la infraestructura turística (principalmente hoteles), diplomáticos, empresas extranjeras y extranjeros que residen en Cuba. Telecable ofrece una selección de canales internacionales como CNN, Discovery, HBO, ESPN …

La población cubana, por ninguna otra razón que no sea cubana, no puede acceder a este servicio y solo puede consumir canales nacionales de televisión estatales y Telesur (un canal socialista latinoamericano).

4-No puede vivir en La Habana (sin un permiso). ¿Puede alguien de Los Ángeles vivir en Washington, DC? La respuesta es obvia. Pero en Cuba, ¿puede alguien de Bayamo vivir en La Habana? La respuesta es NO, a menos que él o ella tenga un permiso. El Decreto Ley 217-1997 sobre «Migraciones internas con respecto a la ciudad de La Habana» dicta que las personas de otras provincias no pueden vivir en la capital sin un documento «transitorio»; es decir, una autorización emitida por el Ministerio del Interior. Esto viola la Declaración Universal de Derechos Humanos, que dice: «Toda persona tiene derecho a la libertad de movimiento y residencia dentro de las fronteras de cada estado». No aquí.

5- No se permiten manifestaciones públicas. La Constitución de Cuba (1976) reconoce el derecho a manifestarse bajo ciertas regulaciones, mientras que el Código Penal, en su artículo 209, advierte que «el que participa en reuniones o manifestaciones celebradas sin respetar las disposiciones que regulan este derecho, está cometiendo un delito grave contra orden público ”. Pero en los 39 años que han pasado desde 1976, no se ha adoptado ninguna ley para regular el derecho a manifestarse en Cuba. Es un Catch-22. No hay que aclarar el punto: «Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y asociación pacíficas», según la Declaración Universal de Derechos Humanos.

6- No se permiten partidos políticos (excepto el Partido Comunista de Cuba). A pesar de que la Constitución cubana permite que todos los ciudadanos participen en elecciones públicas, nuestra carta magna también menciona en su artículo 62 que, “Ninguna de las libertades reconocidas de ciudadanía puede ejecutarse contra la Constitución, las leyes o la existencia o el fin de los socialistas. Estado, ni la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo. La violación de este principio será castigada «.

La Constitución también declara que, «El Partido Comunista de Cuba … la vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza superior de gestión de la sociedad y el estado, organizando y guiando los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y los avances hacia la sociedad comunista ”. Por lo tanto, se puede inferir que cualquier partido político que no sea el Partido Comunista está prohibido.

7- Sin inversión en medianas y grandes empresas. La Ley 188 sobre inversión extranjera regula las inversiones en Cuba de personas físicas y jurídicas extranjeras, así como de entidades jurídicas cubanas que se asocian con una parte extranjera con el objetivo de invertir en Cuba. No se menciona a los cubanos ni su derecho a invertir en Cuba. La única posibilidad para un individuo cubano que quiere participar en una actividad económica privada es convertirse en «autónomo», pero en este caso solo se le permite trabajar en una de las profesiones autorizadas por el gobierno (como restaurantes, peluquería, vendedor de comida en la calle, leñador, masajista, seguridad de baños públicos, etc.)

8-No se puede importar micrófonos inalámbricos, walkie-talkies y dispositivos de comunicación satelital sin autorización. La resolución 10-2006 establece en su segunda sección que una persona que desea importar micrófonos inalámbricos, walkie-talkies y dispositivos de comunicación satelital «necesita una autorización específica para introducir el equipo en el país y una licencia para su instalación, explotación y funcionamiento, ambos emitido por la Agencia de Supervisión y Control del Ministerio de Información de Comunicaciones «. Y, en caso de que tenga esperanzas, aclara que» solicitar la autorización no implica necesariamente que se otorgará «.

9-No se puede invitar a un extranjero a pasar la noche sin un permiso. Si la policía o las autoridades migratorias atrapan a un extranjero que duerme sin autorización en la casa de un cubano, el dueño de la casa puede enfrentar una multa severa.

10- No se permite vender libremente langosta y camarones. Solo el estado y los extranjeros pueden vender estas delicias en esta nación caribeña.

11-Si recoges a un extranjero en un automóvil privado, puedes estar en problemas. La policía cubana puede multar o incluso confiscar el vehículo de un ciudadano cubano si él o ella lleva a un extranjero sin una licencia de taxi. No existe una ley explícita que lo prohíba, pero un extranjero en un automóvil de propiedad privada de un cubano (no hay tantos, la mayoría de los automóviles son de propiedad estatal) podría interpretarse como «enriquecimiento ilícito».

12- Traer del extranjero 25 uñas artificiales viola la ley. La Ley de Aduanas de Cuba establece límites exhaustivamente detallados sobre los bienes que pueden importarse desde el extranjero a la isla. A veces, estos son ridículos, especialmente para los artículos que no se pueden encontrar en el país. La Resolución de Aduanas 206 limita específicamente el número de uñas artificiales a 24 unidades.

Por supuesto, hay más, muchas más, prohibiciones y prohibiciones que el gobierno de Cuba impone a su pueblo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

LecturaGrata

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información