Sociedad

17 De Noviembre

Advertencia: ¡Este artículo fue escrito hace meses no lo había colgado por falta de tiempo!
Hay situaciones, que te impiden hacer lo que amas en la vida y en mi caso hay tres que son simplemente importantes, aunque llevan tiempo.

“Estar en noveno Semestre, a punto de cumplir tus grandes sueños literarios, junto que alguien te término hace algún tiempo atrás”

Un mes después, las pilas recargadas las ganas de escribir han vuelto como voladores en el alma, nuevas cosas por contar y más canas verdes le sacare a mi mamá. La entrada anterior les contaba la concepción que tengo del amor, bueno este artículo, no será la continuación de esto, continuare con el tema del “AMOR” más adelante.

El 31 de octubre y yo: Saben hace mucho no me pongo un disfraz tangible, es más me quede con las ganas de celebrar Halloween como debería, curiosamente porque era fue la época donde practicaban conmigo y me transformaban en una muñeca de trapo, adelantando la vida en el largo caminar de un suplicio. No me estoy quejando, solo que a veces extraño a esa niña, que esperaba ser Doctora o mamá, cantante, Sailor Moon. Pero me di cuenta exactamente a los 17 años, que para tener aquellas experiencias necesitaba caminar, exceptuando la de ser una princesa lunar. Entonces decidí no caminar, para convertirme en una psicóloga creadora sexualmente receptiva. Cosa que mi amada madre agradece.

Hoy de igual manera  vengo hablar de las transferencias que hacemos a las personas que la vida nos presenta y los disfraces que nos colocamos para salvar el pellejo, La situación se da cuando a veces no hacemos bien el ejercicio de perdonar, de llorar y pretender está frase: un estilo de vida.
“Un Clavo Saca Otro Clavo”
 Aquello es una vil mentira, la más clara forma de demostrar la incapacidad de amarnos a nosotros mismos y por consiguiente al prójimo. De hecho, hay personas que empiezan no solamente sustituyendo o tapando la cicatriz con otra cosa, persona o vicio. Si no alejándose de sus sueños y metas, con el propósito vago de recuperarlas cuando están mejor. Lo malo de este sistema es que postergar todo es una salida antes de enfrentar el veneno, situación o persona que te daña.

De esa manera portamos una máscara, un disfraz para satisfacer nuestro orgullo y ego… Qué en mí caso personal lo tengo algo elevado, al fin me di cuenta de todo lo mala y tóxica que puedo llegar a ser.

Pero saben esto es una batalla constante, entre lo que soy, mi ansiedad y lo que realmente seré, puesto que no me encantan los procesos, he aprendido a aceptar todo este camino, el cual el año próximo dará un paso más: Comenzaré prácticas y publicaré “Los Amores de Una Escritora, cicatrices.” Generalmente esto me regalaba un estrés súper bello. Porque  no saber que será el mañana o lo que sucederá en los próximos meses, no es nada bueno. Pero esta vez no es así, es más estoy muy contenta por todo esté cambio, aunque me muera de agotamiento es parte de mi independencia.

Y volviendo con tema de los disfraces, impuestos a nosotros mismos, a veces no les pasa,  que se quedan cortos para hacer una descripción propia de ustedes mismos, nuestro diccionario individual es muy corto y/o repetitivo. Lastimosamente es más común en nosotras que en ellos, aún más cuando dejamos los estereotipos: tanto físicos, como sociales.

¿Quién eres?, ¿Qué eres?, ¿para donde vas?, ¿Qué es para ti el futuro?

 

Casi no sabemos dar repuesta a nuestro interior.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

María Camila MC

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información