Historia

17 Días Con Ella.



17 días con ella.

Hay momento en la vida en los que te sientes perdido, sientes que no hay un camino, pero… este es un día con suerte.

 

 

Este es otro día en el que ella se siente vacía, en su rutina esta, despertar, pasear a su perro, desayunar, estudiar, hacer ejercicio, trabajar.

Ella siente que el ejercicio y su vida tan bien planeada de una u otra forma van bien y por cosas del destino (como ella diría) aparece alguien que lee con paciencia cada palabra, esas palabras que para el resto del mundo no tienen sentido, de tantos malos entendidos y malas experiencias, piensa que es algo que le robara de nuevo algo de tiempo, alguna sonrisa y de momento acabará, siente que en su vida todo es pasajero.

Se sorprende con la rapidez que le responde, pasan horas y ella siente que son minutos, cae en cuenta de cuantas risas le han robado y quiere un día mas, pide un día mas, se quiere sentir especial por un día mas, afortunadamente le dan mas de un día. Esta feliz, se le ve sonreír al celular, soñar despierta, tiene algo en sus ojos que muy pocas veces se le ve.

Entre risas e historias pacta un encuentro, Jueves 15:00 en un lugar publico porque en medio de todo es desconfiada,  tiene nervios y es que como no tenerlos, ella no piensa mal, sus nervios se deben a que esta algo oxidada, vienen las preguntas… ¿y si no le gusto? ¿si se aburre? ¿si no va?… Ese día no fueron a clase, el encuentro paso de 15:00 a 11:00, tenia ciertas dudas pero algo dentro de ella dijo «que mas da» se alisto, salio de casa y entre paso y paso se lleno de valor, al llegar al lugar de su cita recibió un mensaje «Llegue» de nuevo su corazón enloqueció, se dijo a si misma «así que si llego», en aquel lugar al ritmo de la música muchas mujeres de diferentes edades aprendían a bailar, le escribe un mensaje ¿estas viendo como bailan? le responden «No, pero ya me dio curiosidad, voy a ver» y a lo lejos pudo sentir como se iba deteniendo el tiempo cuando vio su sonrisa, tomo valor y se poso a su lado, cuando se vieron se sentía la alegría, querían un abrazo, a las dos se les notaba pero pensaban que iba a ser raro y quedaron en no hacerlo, el plan era ver películas todo el día, o parte de el porque «que raro seria».

Tenían una lista de las películas que verían, la vio sonreír de nuevo y se dio cuenta cuanto poder tenia, que podía detener el tiempo con solo sonreír.

En medio de la película, vio sus labios y sintió un profundo deseo por probarlos y dijo ¿por qué no? se acerco y para su sorpresa el beso fue correspondido, el corazón estaba loco, y en su mente gritaba «QUIERO BESARLA DE NUEVO» besos van, besos vienen, entre sus planes no estaba pedirle que se quedara, pero con la voz cortada y nervios elevados le dijo ¿te quedas?, que felicidad cuando le respondieron que si.

Parecía que se conocían de toda la vida, chistes, risas, preguntas, besos, abrazos, incluso… peleas, esas peleas que se solucionan con besos, así se fue yendo la noche, en un abrazo que deseaban fuera eterno.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fer_nandapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información