Sociedad

3 claves fundamentales para que traces tu hoja de ruta 2018

Patrocinado


Activa tu GPS interior y anímate a encarar el 2018 como si estuvieras preparando un viaje de aventura.

Un nuevo año siempre viene cargado de nuevas posibilidades que están a tu plena disposición.  Sin embargo el uso que le des a esos potenciales depende de vos, de tu grado de arraigo a las ideas del pasado y de tus temores acerca del futuro.

¿Estás dispuesto a soltar todo, a confiar en tu GPS interior y recorrer la mejor aventura de tu vida? ¿Qué esperás para cumplir esas metas pendientes? ¿Hay aspectos en tu vida que has estado postergando?  Empecemos ya mismo. ¡Tenemos mucho trabajo por delante!

Esta época del año sirve de cimiento a tus nuevos desafíos.  Estemos bien despiertos, atentos, concientes.  Es la fórmula para poder anticiparnos.  Como quien preparara la tierra antes de la siembra, podés empezar por dibujar mentalmente un esquema estimativo de los puntos de la ruta que querés tocar y las zonas a transitar.  Los últimos días del año son clave para hacer este trabajo.  Si lográs sacar el foco del torbellino de situaciones de este año y te dejás renovar por la magia del nuevo ciclo estarás preparado para programar tus metas y empezar a vislumbrar sus aspectos básicos en los primeros meses del año.

LA NECESIDAD DE OBSERVAR HACIA ADENTRO

GPS:     ¿Cuál es tu ubicación actual?

VOS:     Mmm, la verdad no tengno ni idea … esperame un momentito…ahí lo pienso… ya me fijo…

¿Cuál es tu balance de este año? ¿Qué esperas para el próximo? ¿Qué cosas cambiarías de tu ocupación? ¿Hay algún proyecto que no llegaste a emprender? ¿Qué vínculos o relaciones desatendiste y querrías priorizar a partir de ahora?  ¿Qué cosas te desalientan de tu rutina diaria?

Si no sos de hacerte este tipo de preguntas ni de hacer actividades vinculadas a la autoobservación, es probable que te cueste descubrir el punto real en el que estas parado en tu existencia.  Bueno, igual tengo que reconocer que conozco mucha gente que lleva buscándose a si misma hace años y está más perdida que Papa Noel en mayo ja ja ja!

El querer ver y buscar indagar en nuestro interior no nos garantiza nada.  Podemos pasarnos la vida buscando, pero si la búsqueda está encarada desde el plano mental va a ser como estar buscando salir de una cueva a oscuras.  La verdad es que, tengas hecho un trabajo interior o no, la mayoría de nosotros creemos estar en donde en verdad no estamos simplemente porque la mayor parte del día nos la pasamos respondiendo a hábitos y comandas de nuestro inconsciente.

LA IMPORTANCIA DE DARLE PROPÓSITO A NUESTRA EXISTENCIA

GPS:     ¿Cuál es tu destino?

VOS:     Ay no sé…ser feliz…mmm… viajar…emprender mi proyecto…formar una familia…mudarme…terminar mi carrera…

Una vez que encontraste tu ubicación en el mapa de tu vida (ponele que la encontrás sin ayuda ja ja) le sigue la búsqueda de tu destino.  ¿Hacia dónde querés ir?  ¿Que querés para tu vida?  ¿Cuáles son tus objetivos?  Y ahora, la pregunta que más nos cuesta responder: ¿qué viniste a hacer al mundo?

Empecemos por poner de ejemplo a una empresa para después trasladar la idea a nuestras vidas.  Una de las primeras cosas que debe trazar una empresa para ser próspera es una misión, justamente para poder direccionarla hacia el cumplimiento de sus objetivos y llevarla a su máximo esplendor.  Cuando llevamos años viviendo una vida chata, sin posibilidades de expandir las fronteras de nuestra programación inconsciente, atendiendo siempre las mismas cuestiones, aquellas que no nos dejan trascendernos y crecer…. somos como una empresa vieja que necesita ser reestructurada para sobrevivir.  ¿Cómo puede ser que tardemos tanto en  cuestionarnos acerca de nuestra misión o en todo caso tomar medidas para redefinirla?

¿Para qué has nacido? ¿Qué es lo que mejor sabés hacer? ¿Qué te apasiona?  Puede que en medio de la vorágine de tu vida creas haber nacido para costear tus gastos, hacer carrera y perderte dentro de tu oficina, cultivar relaciones y pasarla bien junto a los tuyos.  Pero… estos ejemplos son un fin en si mismo o simplemente  forman parte del proceso de moldearte para que puedas llegar a mostrarle tu esplendor al mundo?

A escala macrocósmica y considerando la imponente trayectoria evolutiva de la Tierra, una humanidad sin un propósito actualizado al espacio tiempo presente es capital desaprovechado.  Mientras la especie humana (conciente o inconscientemente) sigua poniéndose como objetivos lo que simplemente son medios de subsistencia, estaremos  privándonos de cumplir nuestras máximas aspiraciones y quedaremos atrapados en el mismo estadío eternamente, o mejor dicho, hasta que la Tierra se canse de esperarnos – esperemos no llegar a eses extremo – y nos despierte a todos por la fuerza.

Pocas veces nos ponemos a pensar en nuestra misión, en aquello que vinimos a desplegar ante nuestro entorno.  Vos qué idea tenés acerca de tu misión de vida?  A muchos les tomará casi toda la vida responder esta pregunta sencillamente porque nuestro destino de vida, aquél para el cuál nacimos, se va dejando ver a medida que vamos aprendiendo a vivir.  Al empezar a conectarte con vos mismo mágicamente irás abriendo camino hacia tu destino.

Por lo pronto lo importante es saber que todo lo que hagas será útil para el Universo puesto que fuimos creados para expandir su conciencia.  También es importante que sepas que tu trabajo no está aislado del resto, sino que está vinculado con toda la humanidad. Tu aporte es único y muy necesario.

ATRÉVETE A DESAFIAR TUS ANTIGUOS PATRONES

GPS:     ¿CUÁL ES LA RUTA SUGERIDA? ¿Y LAS ALTERNATIVAS ?

VOS:     ‘Tomo la misma ruta de siempre  … no me animo a cambiar el circuito… tengo miedo de arriesgarme…esta vez elijo el camino alternativo’

Te encontraste alguna vez repitiendo un mismo patrón en donde a lo sumo cambian los personajes y los contextos pero las problemáticas son siempre las mismas?

Eso pasa cuando tu GPS interno no está actualizado a la versión del contexto presente, con lo cual habrá cuadros en la película de tu vida que no podrás ver.  Nos pasa a todos cuando nos enseguecemos con las problemáticas base de la vida: mantener y cuidar el hogar, protegernos de posibles agresores, compararnos y competir con otras personas, buscar la felicidad afuera, etc.  El resultado de vivir enfocados en estos conflictos es que nos vamos olvidando poco a poco de nuestra esencia y de aquello que nos hace apasionarnos en la vida.  Quedamos como desnutridos, privados del alimento sutil proveniente de nuestra conciencia abstracta.

Cuando nos olvidamos quienes somos y la razones por las cuales nacimos nos quedamos automáticamente sin ‘señal’ de vida.  Navegar la existencia con tu sistema GPS interior desactualizado es arriesgado;  tenés más probabilidades de toparte con calles cortadas, de perder tiempo buscando viejos caminos que ya no existen o lo peor de todo, de no ver que hay un nuevo camino trazado que te lleva a tu máxima plenitud.

Por eso mismo, el momento que te das cuenta que estás desconectado de la WiFi Universal y reconocés estar desorientado, es el momento en el que empezás a vislumbrar tu libertad.  Maravillosa oportunidad te regalas cuando dejás la condición limitada en la que estás actualmente, elegís reconectarte al origen de tu ser y dejarlo resplandecer en este gran campo de experiencia que es la Tierra.  No hay duda, perdernos es la mejor forma de encontrarnos a nosotros mismos.

Darnos cuenta de la necesidad de mantener la conexión interna encendida es fundamental para tener más acceso a las nuevas posibilidades que la vida nos presenta.  Una vez sintonizados con la señal GPS interior o Universal – es lo mismo – podremos revisar la configuración de nuestra parte abstracta y, si estamos dispuestos a redefinirla podremos actualizarla de acuerdo nuestro nuevo propósito. Si puedo ver cómo se construye la mecánica de la expresión concreta (el contramolde, el negativo de la imagen) entonces estoy en condiciones de elegir la codificación del patrón, pues al ser material abstracto, aún no tiene existencia concreta.

¿Qué quiere decir esto? Básicamente que la única forma de moldear mi realidad, es hacerlo desde la raíz de mi configuración interior.  En mi caso yo busco hacer cosas que disfruto mucho y que me ayudan a liberarme y a descubrir lo que soy.  Ejemplos de actividades que me acercan a mi esencia más profunda a través de mi parte más concreta (cuerpo y mente) son: bailar, cantar, pintar y practicar yoga.   Para conectarme con mi otra parte, la más abstracta, utilizo el sueño o la meditación.  Al empezar a reestablecer el vínculo con la profundidad de lo que somos se van abriendo las vías a través de las cuales podemos observar nuestra configuración inconsciente.  Claro que estamos hablando de la observación indirecta de nuestra configuración inconsciente – a través de su reflejo en nuestros patrones neuronales.  Si en este punto nos colocamos en el rol de observadores, nos pescaremos desvalidando perspectivas viejas, dejando que emergan otras nuevas y consecuentemente observando como nuestro contexto exterior se transforma.

Emprendamos juntos esta maravillosa oportunidad de reconexión, pasemos a modo activo de nuestro GPS interior y veamos cómo florecemos a un nuevo destino, a una nueva realidad.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

YOGUIVAN

Deja un comentario

Publisuites