Anuncios
Cine y Televisión

3 Series De Netflix Que No Te Decides A Ver

Pululan una y otra vez, las miras de soslayo, dudas unos segundos… Algún trailer reproducido automáticamente, la recomendación de un amigo… Ante tantas opciones a veces es dificil decidirse, otras veces pensamos que seguro que encontramos una propuesta mejor en la que invertir nuestro poco tiempo de sofá, manta y serie e incluso puede que alguna en concreto te haya despertado curiosidad pero no la bastante. ¡Sigue leyendo y seguro que te animas con alguna de ellas!
-The ranch.
Te habrá llamado la atención su reparto; uno de los niños mimados de Hollywood, Ashton Kutcher, su compañero en ‘That 70’s show’ Danny Masterson, la vecina de al lado Elisha Cushbert y el veterano (y aun atractivo) cowboy Sam Elliot. Si has visto algún trailer seguro has reconocido también a algunos de sus secundarios, aunque es obvio que la trama se centra en la familia Bennet, unos rancheros de un pueblo de Colorado.
Tras una carrera de dudoso éxito en el fútbol americano, Colt Bennet (Kutcher interpretando su rol habitual) se ve obligado a volver a su pueblo natal y madurar mientras lidia con su hermano Rooster (Materson) y su padre Beau (Elliot), endurecidos por el trabajo en el rancho familiar. Un argumento sencillo y bastante mascado en todas su variables posibles. Pero ‘The ranch’ te atrapará por sus diálogos, igual de sencillos y llenos de naturalidad. Colt, Rooster y Beau forman un motor perfectamente engrasado ya que la química entre los actores se respira desde la primera escena.
‘The ranch’es una serie amena, se digiere con suavidad a la vez que te atrapa, pasando un capítulo tras otro sin que te des cuenta, arrancándote muchas sonrisas y alguna carcajada. Pero también prepárate para arranques de ternura y escenas realmente intensas. Como añadido, si sientes curiosidad por la cultura americana aquí podrás deleitarte con el carácter de la América profunda, menos habitual en las pantallas.
-Santa Clarita diet
Drew Barrymore, como el ya mencionado Ashton Kutcher, son casi una apuesta segura a pasar un buen rato desenfadado y entretenido. A esto le añadimos un enfoque algo diferente del género zombie que pasa por urbanizaciones ideales, colores cálidos, casas con jardín y la estática sonrisa de Timothy Olyphant (La jungla 4.0) y tenemos la fórmula perfecta para provocarnos, como mínimo, curiosidad.
Sheila y Joel son un matrimonio feliz. Trabajo como agentes inmobiliarios, una bonita casa en una tranquila comunidad y una hija adolescente, Abby (Liv Hewson) que por suerte sabe valerse por si misma y que, con creces, es la deliciosa sorpresa que se apodera de las escenas. Cuando descubren que Sheila se ha convertido en una zombie, la familia iniciará una carrera contracorriente para encontrar una solución mientras buscan el modo de saciar la necesidad de carne humana de la matriarca.
Barrymore encandila con su habitual estilo espontáneo, tan cómoda como siempre y encuentra en Olyphant un compañero a la altura, bien empapado de su papel. Podría resultar algo histriónico a veces si no fuera porque es el aire general que se respira; la trama es surrealista y puede parecer algo descuidada pero los conflictos son constantes. Tu atención empalmará uno tras otro sin darte cuenta con un encantador humor negro, grotesco pero elegante, como un muerto viviente vestido con traje de chaqueta.
-Padres forzosos
Si si, has leído bien, no ‘Madres forzosas’, si no el motivo de su existencia, la conocida por todos ‘Padres forzosos’ (‘Full house’). ¿La has vuelto a ver alguna vez? ¿Has sentido la tentación? Quizá un tonteo con algún capítulo o alguna escena. Puede que sigas a John Stamos o Bob Saget en las redes sociales… Tarareas su estribillo, tu niño interior asoma la cabeza…
Eso es esta serie, un niño a nuestros ojos. Si eres de la generación que creció con esta serie, sabrás identificarla como una de esas comedias de situación en la que su guión no se preocupa de cuestiones técnicas tan simples como la coherencia con capítulos anteriores (cosa que, por otro lado y en menor medida, le perdonamos ciegamente a ‘Friends’) pero que despierta una parte dormida de nuestro corazoncito.
La moto y la melena del tio Jesse, las canciones espontáneas, las hermanas Olsen tan dulces como nunca volvieron a ser y los chascarrillos simplones de Joey te transportaran a ese páramo de inocencia en el que los finales felices eran incuestionables. Los problemas surgían y desaparecían en cuestión de veinticinco minutos, una charla profunda con moraleja y melodía sensible noventera de fondo. Nuestro niño interior a veces clama en busca de libertad y puede ser una buena recarga de pilas tras un duro día de trabajo.

¡Que las disfrutes!

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.10 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Elia Rios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información