Salud

5 ventajas de poner un amante en tu vida.

Un amante = Felicidad
5 ventajas de poner un amante en tu vida.

Hay admitir que si cualquier persona te cuenta que esta buscando tener una aventura fuera de su matrimonio con la idea de darle un ¨refresh¨ a su relación, inmediatamente te alarmarías y la juzgarías por su falta de ética, además de acusarle de insensato/a. Quizá por nuestra educación y las formas en los que la sociedad nos ha inculcado, una infidelidad suena a crisis sentimental o, peor aún, al final de una relación de quizá muchos años. Sin embargo, todo está convirtiéndose en un cambio continuo, y las cosas a veces ya no se ven así.

La idea de ponerte un amante en tu vida puede llevarte a ser una persona más feliz y esto se transmite al resto de tu entorno, que disfruta de tu felicidad. Y es que son muchos los especialistas, sexólogos y psicólogos que reconocen que lo que nos resulta prohibido en temas sexuales, estimulan partes del cerebro y conexiones neuronales que te hacen sentir feliz y satisfecho por no reprimir los deseos de esta naturaleza. Claro que una infidelidad no siempre tiene que terminar en la cama, la idea de modificar algo en tu vida por unos momentos o quizá poder evadirse de la rutina puede resultar igual de excitante. Además hoy gracias a las aplicaciones destinadas a estos menesteres y el resto de redes sociales, todo esto resulta más fácil. Una infidelidad se encuentra a un solo ¨click¨ y una conversación agradable y quizá algo subida de tono puede resultar suficiente para que suponga una infidelidad y que no se pueda compartir con la pareja.

Los motivos que nos llevan a poner un amante en nuestras vidas son muy diversos y depende de cada uno, pues cada persona es un mundo. La rutina, los problemas continuos familiares, la conciliación con la pareja, el trabajo y los hijos, o simplemente la falta de emoción y sensaciones en una vida aburrida y sin grandes sobre saltos. Suele suceder que el trabajo, los niños y demás responsabilidades nos dejen poco tiempo útil, pocas personas son las que pueden disfrutar de una doble vida, el tiempo no es infinito. Tener un amante significa desplazamientos, escapadas y coartadas. Pero también significa un oasis en el desierto del que olvidarse de los problemas cotidianos y de las responsabilidades familiares.

Siguiendo este axioma, (Un amante = Felicidad)

¿Cuáles pueden ser las ventajas de tener un amante?

  1. El motivo por el que os veis tu amante y tú, es por el sexo, así que junto a tu amante lo vas a disfrutar como nunca, además podrás realizar todas esas fantasías que en ocasiones te parecen demasiado atrevidas como para hacer realidad con tu pareja.
  2. Verte de forma regular o esporádica verte con alguien ajeno al círculo familiar o de los amigos es una experiencia emocionante para muchos. Despierta en ti un cosquilleo que ninguna otra acción te puede proporcionar. La sensación de aventura es indescriptible: tenercitas a escondidas, en hoteles o lugares lejanos, donde nadie puede acceder significa vivir un secreto emocionante. Además verte con tu amante con la única idea de disfrutar de un buen sexo, evita otro tipo de conversaciones que si tendrías con tu pareja habitual. (Problemas económicos, familiares etc.) En un amante tienes “lo bueno” de una relación. Con él podrás hablar absolutamente de todo y no tendrás reproches, ni te juzgará por acciones que tu pareja tiene la libertad de realizar.
  3. Puedes dejar a tu amante sin tener que arriesgar a perder la mitad de tu vida, pues sigues manteniendo a tu familia. Si un día te cansas, simple, lo dejas de ver y punto. Puedes volver a retomar al cabo de unos días o varias semanas.
  4. Si en tu casa no tienes lo que quieres, un amante puede darte eso que necesitas o en su defecto lo que tú crees necesitar. Bien sea por falta de pasión, comunicación, afecto etc.
  5. 5. Aunque pueda resultar contradictorio,tener un amante puede hacerte volver a valorar a tu pareja, incluso a que vuelva la pasión entre vosotros. Con otras experiencias adquiridas puedes analizar más a fondo tu relación y provocar un giro refrescando totalmente vuestra relación.

Pero todo esto también tiene una parte negativa, pues puede suponer mucho estrés, por la situación un estado de ocultamiento permanente. Poner en tu vida un amante no es algo fácil. Se debe fingir, mentir, buscar  continuas coartadas y estar en disposición de tener una vida en continua alerta. La presión y el estrés surgen quizá por la  falta de comunicación sincera y la disposición para compartir lo que ocurre con tu cónyuge, ya que la mayoría de las veces puedes estar de cuerpo presente, pero de mente de corazón ausente. Además de la falta de honestidad hacia uno mismo, que suele ser lo que peor se lleva.

En mi opinión personal, la idea de poner un amante en la vida de cualquier persona es sinónimo de fracaso de la relación de pareja que se mantiene de forma oficial. Antes de llegar a la irremediable situación que supone tener un amante, existen diferentes posibilidades de evitar ¨romper¨ tu relación. Claro que para eso se necesita voluntad, ganas, comunicación, sinceridad y paciencia por salvar la relación y compartir de forma abierta las carencias que se sufren dentro de la relación. Todas esto es muy complicado de crear dentro de una relación consumida por una rutina de muchos años, por lo que es mucho más fácil acceder a otra persona que esté dispuesta a ser discreta y que no tenga escrúpulos de invadir una familia que una vez fue unida por el amor.  La comodidad, la facilidad y la inmediatez de creer que ya somos felices que nos otorga la figura del amante nos hace desenfocarnos de la tediosa labor que supone despertar de la rutina a nuestra ¨muerta¨ relación.  Lo que suele suceder casi de forma inmediata a la hora de poner un amante en nuestra vida, es la casi inmediata falta de intimidad en nuestra pareja actual. Con las miles y una excusas oficiales que van desde me duele la cabeza al estoy agotado/a, a la realidad que es que hemos empezado a ser fieles a nuestro amante.

Personalmente prefiero la voluntad, las ganas y la comunicación, a engañar o ser engañado. He sufrido esta última opción durante mucho tiempo y no ha sido nada ¨refrescante¨ ni revitalizador en la relación. Todo lo contrario, fue un infierno continuo.

Si te ha gustado el artículo, puedes descubrir muchos más en www.artesmarcialesparaelamor.com además de sorpresas, concursos y regalos.

 

David Santos

Foto: mi mujer de cuerpo presente, pero de mente ausente.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.25 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

David Santos

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información