Salud

6 rasgos oscuros sobre las mujeres sociópatas

Las mujeres sociópatas y narcisistas son peligrosas precisamente porque su manipulación a menudo pasa desapercibida. Aunque existe un debate en curso sobre la definición de “sociópata” frente a “narcisista”, es seguro decir que ambos tipos presentan lo siguiente:

  • Una cruel falta de empatía.
  • Una tendencia a manipular y estafar a otros para su propio beneficio.
  • Una sensación de egocentrismo y un derecho excesivo junto con una flagrante falta de respeto por los derechos, las necesidades y los sentimientos de los demás.

Los sociópatas y los narcisistas en el extremo superior del espectro lo llevan un paso más allá. Aquellos que cumplen con los criterios para la Tríada Oscura (narcisismo, psicopatía y maquiavelismo) a menudo carecen de remordimiento por sus acciones destructivas. Utilizan la empatía cognitiva para evaluar las vulnerabilidades de su objetivo, pero carecen de la empatía afectiva para preocuparse realmente por el bienestar de los demás. A menudo son sádicos al provocar y engañar a los demás, sintiendo placer ante la vista del dolor ajeno. Los estudios demuestran que estos tipos tóxicos experimentan sentimientos positivos cuando ven caras tristes.

La realidad de su malicia se vuelve más oscura cuando consideramos que las mujeres son socializadas por nuestra sociedad para ser encubiertamente agresivas. Como resultado, son más propensos a intimidar a los demás a través de métodos poco inteligentes como la agresión relacional, el abuso a través del sabotaje de las relaciones sociales y la reputación de alguien, todo mientras domina la apariencia de un dulce exterior.

Aquí hay seis signos de que está tratando con una sociópata o narcisista femenina en el extremo superior del espectro:

1. Te reflejan y te bombardean para obtener información .

Cuando una sociópata femenina se encuentra contigo por primera vez, tiene la misión de recopilar tanta información sobre ti como sea posible. La sociópata femenina está evaluando si harías un buen objetivo. Como su víctima desprevenida, ella “se acerca” con una cantidad excesiva de atención. Su fachada cálida y nutritiva ayuda a facilitar sus maquinaciones encubiertas. Por fuera, es amigable y acogedora, pero por dentro, es vengativa, despiadada y astuta. Sin embargo, al principio, parecerá que ambos tienen tanto en común.

Ella jugará con tu compasión y compasión fingiendo que tiene experiencias de vida similares a ti. Ella afirmará que tiene intereses, pasatiempos, pasiones, objetivos de vida y valores similares. Poco sabes, este es un gesto frío y calculador que se usa para descubrir tanto como sea posible acerca de tus puntos fuertes y débiles para que pueda explotar ambos en beneficio propio. Bajo su mirada de halcón, la sociópata femenina te imita para ganar tu confianza y hacerte revelar información personal que planea usar en tu contra.

Una vez que haya invertido lo suficiente en su máscara falsa, no tendrá problemas para usarla a usted y sus recursos para su propio beneficio. Ya se trate de sexo, dinero, un lugar para vivir, el estado, la reputación, la fama, o incluso el deleite engañoso de una persona que sobresale – se trata de poder.

2. Son superficialmente encantadores y demuestran gestos o expresiones exageradas que carecen de autenticidad.

Al igual que un sociópata masculino, la amabilidad proyectada de una sociópata rara vez se encuentra con sus ojos. Ella es reptil en su comportamiento y es posible que notes un destello de su envidia, enojo o avaricia de vez en cuando cuando la máscara se resbala. De lo contrario, ella está inquietantemente calmada y carece de una respuesta de asombro, incluso en situaciones que justifican el miedo o la ansiedad. Ella podría exagerar sus patrones de habla, expresando más entusiasmo y alegría de lo que realmente se siente. Puede deslizarse en un tono de voz condescendiente y despectivo que puede revelar sus verdaderas intenciones.

Sin embargo, su encanto, aunque superficial y simplista, puede ser tan convincente, si no más, como el de un sociopata masculino. Esto se debe a que, como sociedad, estamos condicionados a ver a las mujeres como el “sexo más suave”, incapaces de violencia. Sin embargo, la violencia que una sociópata puede infligir puede ser tan psicológicamente destructiva y peligrosa como su contraparte masculina.

3. Te sabotean encubiertamente.

La agresión de una mujer sociópata no tiene precedentes, sin embargo, está cuidadosamente oculta bajo múltiples capas de rasgos construidos que uno puede confundir con la sinceridad. Recuerde que los narcisistas y los sociópatas son camaleones, que se adaptan a las situaciones sociales en función de lo que sospechan será un buen augurio y que se adaptará mejor a su búsqueda de víctimas. Por lo tanto, presentan una imagen muy seductora y caritativa, especialmente para aquellos que pueden beneficiarlos. Sin embargo, para aquellos a quienes no les sirven o para aquellos que evocan su rabia y envidia narcisistas , revelan más de su verdadero yo.

Gran parte de la manipulación de la sociópata femenina se canaliza a través de la agresión relacional , que implica dañar las relaciones sociales o la reputación de alguien para destruir el sentido de uno mismo. En el ámbito de las amistades femeninas, las narcisistas mujeres especialmente siempre buscan protegerse contra las amenazas externas que pueden superar su estado de “abeja reina” en las camarillas que crean.

Por eso intimidan discretamente a las víctimas elegidas (generalmente aquellas que perciben que tienen algo que codician) excluyéndolas de los grupos sociales, enfrentando gente contra ellos, acusándoles de cosas que no hicieron, difundiendo rumores o chismes, calumniando o untándolos y también crear rivalidades entre las personas. De esta forma, sus víctimas no pueden obtener validación o apoyo por el abuso que están experimentando.

4. Demandan poco o ningún remordimiento al dañar a los demás para obtener lo que quieren, y exhiben una misoginia internalizada.

Quien esté en el camino de una narcisista o sociópata pagará caro, incluso los que representan la menor amenaza. La mujer sociópata alberga un sentido de derecho a todo y a cualquier cosa. Están especialmente amenazados por otras mujeres que poseen lo que no pueden.

Las narcisistas y los sociópatas femeninos exhiben una misoginia internalizada : desprecian a otras mujeres que se adelantan o suponen una amenaza para su grandioso ego.

Ver a otra mujer lograr de una manera que no puede hacer, o para obtener la atención que siente que debe tener, es una amenaza para su propio sentido de sí misma y sentido de derecho. Es por eso que la sociópata es famosa por menospreciar a sus amigas más exitosas o atractivas, saboteando encubiertamente y acosando a las personas con las que está celosa y teniendo relaciones con hombres que ya están en relaciones comprometidas (¡con sus amigos, no obstante!). Su lema de vida es: “Todo se trata de mí, y si no lo es, debo hacerlo”.

5. Son sádicos y disfrutan infligiendo dolor.

Las sociópatas y los narcisistas femeninos disfrutan viendo a la gente retorcerse, solo por el placer de hacerlo. No hay nada que aman más que derribar a una persona inocente, bondadosa, que fue lo suficientemente “ingenua” como para creer en ellos. Es por eso que hacen promesas elevadas y falsas que no logran llevar a cabo, solo para deleitarse en la sensación de desilusión y agotamiento de otra persona. Es por eso que privan a las víctimas más amenazadoras de atención y afecto, solo para enjabonar a otros compinches más leales con excesivos elogios.

Es por eso que crean escenarios donde saben que sus víctimas van a fallar. Es por eso que fabrican el caos de la nada, para crear una mezcla de locura y bombardeo que deja a los espectadores confundidos, al borde y caminando constantemente sobre cáscaras de huevo.

6. Se alimentan de la atención masculina (o atención femenina, según su orientación sexual).

Las mujeres sociópatas y narcisistas disfrutan ser el centro de atención porque les da poder y un harén del que pueden derivar cantidades interminables de “suministro narcisista” en forma de alabanza, sexo y recursos. Los sociópatas disfrutan esto porque les da un viaje de poder, la capacidad de controlar a otros por capricho y jugar a todos como títeres. Los narcisistas lo disfrutan porque alimenta su ego inflado y les da validación.

Los depredadores femeninos no se oponen a usar sus cuerpos para obtener lo que quieren; no tienen reparos en usar su apariencia y sexualidad para ascender en la escala corporativa, para aprovecharse de un novio cariñoso o para seducir a un extraño, siempre y cuando los beneficie. Pierden el poder y el control, y su sed de nuevas víctimas es insaciable. Son notorios por tener relaciones extramatrimoniales, involucrarse en numerosos flirteos e indiscreciones y rodearse constantemente de admiradores (todo desde exes hasta posibles reemplazos).

Pueden mentir, manipular y abrirse paso en los corazones y las vidas de las personas, pasando la lana sobre sus ojos con bastante facilidad mientras persiguen su propia agenda. Sin embargo, una vez que terminan contigo y ya no eres útil, rara vez te darán la misma cantidad de atención, respeto o afecto a los que te has acostumbrado. Lo descartarán sin parpadear dos veces. Para ellos, eres simplemente un objeto para satisfacer sus propósitos, nada más.

El panorama

Si te has encontrado con una mujer narcisista o sociópata maligna, alégrate en el hecho de que su comportamiento no es tu culpa. Muchos han sido embaucados por estos tipos tóxicos por lo convincentes que son. En lugar de culparte a ti mismo, examina las formas en que has sido manipulado para resolver la disonancia cognitiva que pueda surgir. Es posible que todavía te estés tambaleando por la discrepancia entre su verdadero yo y su falso yo.

Es común que los sobrevivientes de sociópatas dudan de sí mismos y de sus experiencias. Es importante cerrar esa brecha documentando lo que ha experimentado, buscando validar el apoyo profesional y participar en modalidades de curación de autocuidado que le permitirán superar su malicia y avanzar hacia un futuro sin su toxicidad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.40 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

PSICOLOGÌA Express

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información