Negocios

7 Estrategias Para Eliminar La Pereza ¡ya!

Tú sabes que lo que se interpone entre tú y el éxito es que no llevas a cabo las acciones necesarias, te dices que ya lo harás mañana, pero cuando llega el momento de hacerlo lo vuelves a posponer. Este es el mayor y principal problema.

Cuando comienzas a hacer algo como consultar el móvil o YouTube solo un momento, pero ese momento se convierte en horas. Identifica la sacarina mental que te genera adicción.

Si consigues eliminar la pereza podrás conseguir lo que quieras en tu vida.

Realmente nada te da pereza, solo te da pereza lo que todavía no es un hábito. El primer objetivo es desarrollar hábitos, los hábitos son acciones que haces de forma automática, no algo que haces todos los días, lo segundo requiere de voluntad y disciplina, lo primero no.

Al principio un hábito nos exige una gran cantidad de voluntad y disciplina, pero una vez que lo tengamos integrado y automatizado apenas nos supondrá esfuerzo.

Estrategias para eliminar la pereza

  1. Muchas veces simplemente estamos cansados, y nos queremos obligar a hacer algo que no nos apetece hacer, y en estos momentos se toman malas decisiones, entre ellas la procrastinación.

Hay que diferenciar cuando estás 100 % en modo productivo y cuando estás 100 % en modo descanso, por lo tanto descansa un rato sin hacer nada y luego vuelves.

2. Lleva un estilo de vida saludable, come bien y haz ejercicio, esto le dará a tu cuerpo y a tu cerebro más capacidad para estar en control y dirigirse con más fuerza hacia donde debe.

3. Motívate a ti mismo constantemente recordando todo lo que va a proporcionar a tu vida ese hábito que estás generando.

Cuando tienes un plan para conseguir algo no será algo simple de un solo paso, sino que tendrás que pasar por un montón de puntos, y este atraso de la gratificación puede ser desmoralizante, por tanto es muy importante que te recuerdes constantemente tu objetivo y lo que vas a ganar gracias a él, especialmente en los momentos difíciles.

Ese “por qué” será tu motor, vive las sensaciones que sabes que experimentarás cuando hayas conseguido tu meta.

4. Muchas veces nos complicamos la vida, y podemos complicarnos la vida en nuestra mente y podemos complicárnosla en el mundo real.

En tu mente puedes pensar mil veces en algo que tienes que hacer de manera negativa, antes de que siquiera hayas movido un dedo en el mundo real, por tanto ya que vamos a vivir las cosas en nuestra mente vamos a hacerlo de forma potenciadora.

Póntelo fácil en tu mente (esto va a ser fácil, solo me llevará 10 minutos hacerlo, me pongo 5 minutos y luego lo dejo).

En el mundo real puedes encontrarte con problemas como las distracciones, los rituales largos e innecesarios, las tareas “urgentes” que surgen de repente. Para combatir estos problemas debemos utilizar la pre-acción (limpiar la mesa y el navegador del ordenador de distracciones, dejar el material preparado para solo sentarme y trabajar, poner el móvil en silencio y lejos de mi), todo esto me ayudará a que la tarea sea más sencilla y placentera. Acorta los pasos para empezar a trabajar, utiliza el compromiso público, haz micro-tareas que sean fáciles de hacer y que te ayuden a acercarte a tu objetivo, utiliza tanta pre-acción para que te resulte más fácil tomar acción que no tomarla.

5. Utiliza la micro-acción, que es una pequeña tarea que te dará inercia (en vez de escribir diez páginas de tu libro, escribe un sólo párrafo), lo más probable es que cuando realices esa micro-acción te resultará mucho más fácil continuar que dejarlo lo que de verdad cuesta es romper la inercia y empezar. Muchas veces la pereza es falta de inercia.

6. Muchas veces tenemos pereza porque la tarea que tenemos que realizar es fácil, repetitiva y aburrida, por lo tanto debemos hacer esa tarea más estimulante y entrar en estado de flujo, como si fuera un videojuego, pero sin pasarse, el objetivo es que tengamos un recuerdo agradable de la tarea, no un recuerdo de aburrimiento ni de estrés.

Para esto podemos añadir estímulos agradables y potenciadores a estas tareas aburridas (escuchar un audio mientras friego los platos, etc).

7. No pienses en todo lo que tienes que hacer para conseguir el éxito, en todos los hábitos que tienes que desarrollar, el tiempo que te queda para llegar a donde quieres llegar, etc.

En lugar de esto plantéate únicamente lo que tienes que hacer en el día de hoy, no pienses más allá del presente. Dentro de tu plan observa cuáles son los objetivos globales y piensa cuáles son las tareas diarias que tienes que realizar para llegar hasta ahí. Tienen que ser acciones viables que dependan de ti y que sepas que si las haces vas a conseguir el éxito de una forma inevitable, y haz esto con todos los aspectos de tu vida.

Determina como es un Día Ganador para ti, establece las tareas más prioritarias, y céntrate solamente en hoy. Cuando llegue la noche, si has concluido todas las tareas experimentarás una gran satisfacción que te motivará para seguir por ese camino, y tu vida se convertirá en un círculo virtuoso.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Javier Guerrero

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información