Política

¿A qué está jugando el PSOE?

¿A qué está jugando el PSOE? - Política

Al PSOE parece que algo le debe estar fallando en sus apreciaciones de gobernabilidad, porque no se da cuenta de que sólo existe una opción en el camino de la propia investidura, algo que parece evidente para todo el mundo.

Está claro que estamos ante una clase política con muy poca manga ancha y con menos deseos aún de gobernar para un país que lo necesita como el campo necesita el agua. Demostrando solamente ganas de mantenerse en el poder a base de milongas y cortinas de humo.

Mientras Sánchez demanda a Ciudadanos que se abstenga, pide a Unidas Podemos que le apoye con un sí incondicional y una colaboración mínima a la hora de elaborar los presupuestos. Es decir, quiere que Ciudadanos acepte su investidura para imponer unos presupuestos confeccionados con Podemos dejando a esta formación a su vez de lado. A cambio, los morados podrán tener algún cargo de segunda categoría, al tiempo que el PSOE se lleva el pastel para comérselo ellos solitos.

Esto deja claro qué es lo único que importa para los socialistas, mandar por encima de principios y proyectos y lavar la cara ante el pueblo invocando los resortes emocionales que constituyen el núcleo de su propaganda: la aburrida y falaz letanía de la integración, la altura de Estado y el diálogo democrático con los secesionistas y, cómo no, su malentendida legitimidad ante las urnas para gobernar solos.

Para ello exigen el apoyo de los partidos progresistas. Con la connivencia de aquellos a los que apelan a la unidad ante el independentismo. Este lamentable espectáculo de consignas manipulativas cumple, con gran eficacia, su cometido de tapar la idiotez, la estulticia, la incompetencia y la falta de voluntad e ideología definida de esta clase política que se define socialdemócrata pero juega en Europa a la rayuela liberal. En un ejercicio de puntería, equilibrio y diversión particular, donde saltan a la pata coja unas veces con la pierna derecha y otras con la izquierda. La tiza la pone Macrón que es quien dibuja la figura donde se va a jugar y la piedra plana la trae Sánchez después de atizar con ella a Iglesias.

Y mientras tanto, la oposición del PP, todavía renqueante tras la derrota electoral, parece apuntarse a la estrategia. Porque en el posible escenario de una repetición de las elecciones, ellos saben que el bipartidismo sería el beneficiado.

En definitiva, la política de nuestro país, nuestro futuro en cualquier caso, se cuece en una olla de sopa podrida a fuego lento, mientras contemplamos absortos como una clase política ineficaz, encargada sólo de mantenerse en el poder con crisis o sin ella se interesa nada más que en mantener su sustanciosa nómina y su estatus de poder.Si los españoles no reaccionamos, sólo nos quedará el consuelo de pensar que la fuerza de un individuo es demasiado insignificante para cambiar la deriva política de un Estado; pero también la inquietud de saber los esfuerzos y calamidades que habremos de pasar de nuevo para enderezar el rumbo de esta nave de bandera negra en manos de unos piratas tarados.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 18 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

4 comentarios

  • Estoy de acuerdo con usted en este artículo, señor Aicrag. Si bien le he leído en anteriores atacar a la ilusión frustrada que Iglesias desató y que ahora le parece traicionar, en mi humilde opinión, si hay alguien que generó ilusión y esperanza de hacer las cosas de otra manera ha sido Sánchez. En esos ocho meses de gobierno ilusionante y esperanzador, con medidas sociales tan positivas que ya hoy ni la derecha ni el liberalismo es capaz de criticar, como la subida del SMI, y una forma de pactar, negociar y hacer política digna de quienes esperamos algo distinto en el gobierno. Frustrado y traicionado, al ver que solo fue una obra teatral para capturar votos que eran morados per se, bajo la confianza vendida de un gobierno de unión y la amenaza de la ultraderecha emergente que invocaba al voto útil, en una noche electoral que los suyos dijeron muy claro gritando en Ferraz. No quieren liberalismo, quieren izquierda social.
    Esa misma noche se olía la traición y la desesperanza de volver a lo mismo, que los naranjas ya asomaban la garra del pacto debajo de la puerta de sus votantes.
    Iglesias fue un engañado mas, un inocencio, como otros muchos, que hizo campaña por Sánchez desde la moción de censura hasta los presupuestos, e incluso en las generales.
    Aún no quiero pensar que todo esté perdido, aunque ya miro a otro lado con los ojos cerrados por tanta súplica a Rivera para que quite el cordón sanitario. No quiero pensarlo, porque otra traición mas del PSOE a la izquierda social debería ser ya el fin del partido para siempre.

    • Ciertamente, wowsislack, como usted dice, he tenido mis dudas y mi rabia y enfado, quizás al igual que muchos españoles decepcionados con los resultados tan poco halagüeños ante un ascenso del PSOE y un hundimiento de Unidas Podemos, estúpidamente he hecho leña del árbol caído. En mi caso, la sospecha de que esto podía pasar, por lo que conozco al PSOE por haber militado hace ya años en él, y del que me fui asqueado dejando la ejecutiva y el cargo que tenía entonces, sabiendo de la deriva que este partido socialdemócrata había emprendido ya hacia unas posiciones poco adecuadas y muy sospechosas de servidumbre al IBEX35, me hicieron buscar un culpable en quien es verdad que cometió algunos errores en campaña, pero que no era ni por asomo el tapado que Sánchez ha demostrado ser.
      Lo que me irrita de estos piratas pseudosocialistas es su descaro en robar el mérito a aquellos que sí proyectaron mejoras sociales de las que después se apoderaron con desvergüenza y picardía malsana, después de exprimirles tras la moción de censura. Y lo peor es que este desleal y mediocre Pedro Sánchez se arrima al presidente francés, quien sólo quiere relanzar su ambiciosa agenda de reformas para la que está tejiendo una red de alianzas donde España es ya uno de los aliados más sólidos. Sánchez ha mostrado un fuerte compromiso con Macron que le define y que a mí personalmente me asusta.

  • Aunque parece que está de demora mi vuelta para España,
    Esto no significa que no voy a volver y PONER ÓDENES ES QUE HACE MUCHA FALTA….
    Las ganas que tengo de pisar de nuevo la Tierra Española,
    Pero no por otra cosa
    Sino por poner a más uno a su sitio,
    Porque más de uno su cáracter lo tiene muy sípio..

    Saludos mi querido amigo Aicrag..

    • Aquí siempre serás bienvenida, amiga mía, las voces sinceras y valientes siempre suponen un lujo poder tenerlas cerca, porque jamás pueden ser calladas. Y el amor que demuestras por el pueblo español es todo un signo de tu carácter fiel y agradecido por un país cuyas instituciones quizás no te trataron como tú necesitabas en ese momento, pero estoy seguro que sus gentes, ese pueblo sencillo y abierto supo y sabrá tenderte siempre su mano.
      Un abrazo, compañera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.