Literatura

Acabando un libro

Patrocinado


Acabando un libro - Literatura

Leer un libro es gratificante, ¿qué duda cabe?, y lo es más todavía si el escrito es cuestión nos parece atractivo, ya que pudiera ser que nuestro afan lector pecara de falta de integridad, y se viera nutrido, por ejemplo, por la obligación paterna, el imperativo escolar o académico, u otra razón o motivo que nos privara del placer de la lectura por el mero hecho de leer. “El mero hecho de leer”. “Mero”. Tal término, en tal construcción semántica, amenaza con privar a la lectura del valor que así la acredita, casi banalizándola y privándola de la riqueza que atesora. No me gusta, pero como sale de mi cabeza, así tendré que respetarlo y aceptarlo, como se respeta y acepta al rebelde hijo adolescente.

Lo gratificante que es la lectura, cierto es, pero… ¿y el hecho de acabar un libro?

Es posible que sea yo, que tal circunstancia sólo me acontezca a mí y no le suceda a ningún otro individual. Sí, probablemente sea eso ya que, hasta la fecha, ningún familiar o allegado me ha comentado acerca de la sensación obtenida tras el vistazo de las últimas palabras, que componen la última frase, la cual a su vez  conforma y estructura los últimos hálitos de vida del último renglón. Tampoco he leído acerca de ello, igual es que leo poco, no sé.

Lo califico como un sentimiento virgen, inexplorado, escondido, porque se esconde, está ahí, agazapado, observándote desde la esquina del último párrafo, como un cazador ansioso observando por el punto de mira de su escopeta. Sabes que está ahí y que aparecerá, pero se resguarda precavido, protegido del entorno y, muy, muy sigiloso. Y es como un camaleón, no por los ojos que tal reptil tiene (que ya me gustaría a mí tenerlos, parezco un crío, a veces), sino por su capacidad mimética, por cómo cambia de piel, en el que caso que tratamos, por la manera en cómo nos afecta el finalizado del texto y su consecuente cierre de tapas, que es como si cayera el telón.

Al menos yo me quedo un poco así. Lo cierro, y permanezco sentado en la misma posición en la que me encontraba instantes antes de dar por finalizada la última línea y encontrarme con el típico FIN. Y entonces me abstraigo, y vuelo de manera paradójicamente estática y sin moverme del sitio, como un viaje psicotrópico privado de estimulación pineal. Y como vulgarmente se dice, lo digiero, extrayendo las vitaminas y los aminoácidos de cada palabra engullida, para así poder alimentar la sangre que recorre y dibuja mi mapa capilar.

Y así me quedo un rato, como ido, absorto y ensimismado, como si el aire en torno me susurrara el conocimiento adquirido, tómalo, es tuyo, agárralo antes que se evapore, me dice mi psique. Instante atemporal que se prolonga plácidamente hasta el infinito que yo determino. Ahora he sentido ese instante atemporal, mientras escribía instante temporal, ¿serán palabras que combinadas crean magia?, ¿o será que mi cabeza se siente un poco más versada ya que, hoy mismo, me he acabado un libro escrito en una lengua ajena a la mía materna?

Y entonces creo que soy un poco más erudito. O loco, que a veces es lo mismo.

¿A ti te pasa?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.20 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fausto

3 comentarios

  • Tus sensaciones son parecidas a las que tenemos cuando termina una serie de televisión, que nos deja cierto vacío. Te recomiendo el libro “Contra la lectura”, que pese a su título no va en contra de leer. Saludos.

    • Razon tienes (perdona la falta de tildes, que estoy en un teclado british), a mi me ha pasado varias veces con muchas series, que te dejan hasta un poco triste mas aun si empatizas con los personajes y demas.
      Ale, un saludo, ya le echare un vistazo al libro.

      (y gracias por el comentario)

    • Razon tienes (perdona la falta de tildes, escribo desde un teclado british). A mi me suele pasar mucho, como tu dices, con series, y mas aun cuando empatizas con los personajes. Te deja como un poco triste, es verdad.
      Gracias por el comentario, que vaya bien.
      Y le echare un vistazo al libro. Saludos.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información