Sociedad

Accesibilidad digital, ¿utopía o realidad?

Patrocinado


Accesibilidad digital, ¿utopía o realidad? - Sociedad

Mucho se oye hablar sobre el diseño web accesible, lo cierto es que el acceso a la información en internet, hoy día, no es universal. El diseño de una web, para que sea accesible, debe tener una serie de características estructurales específicas para que personas con distintas “capacidades” puedan entender, percibir e interactuar con los contenidos.

En este sentido, se están llevando a cabo, y cada vez más, políticas de igualdad para la accesibilidad digital. En Europa, la Nueva Directiva Europea 2016/2102, de 2016, se creó para combatir el gran desconocimiento social generalizado en cuestión de TIC y personas con dificultades en el acceso e interactuación con las mismas.

Todavía hoy se desconoce, o no es noticia, el hecho de que personas con dificultades visuales, físicas, auditivas, neurológicas, etc., tengan el mismo tropiezo una y otra vez, a la hora de utilizar y disfrutar de una web.

Pensemos que la accesibilidad a la información digital se ha convertido en algo globalizado, instintivo y casi vital. Ya no podemos imaginarnos una sociedad lejos de la gran red que es internet. Hemos de imaginar entonces la gran brecha que se abre para las personas que no tienen acceso a esta digitalización bestial que se ha producido en la sociedad.

Se debe trabajar en la idea de que no son exclusivamente los profesionales de las TIC los encargados de diseñar y desarrollar sitios web y aplicaciones accesibles. Un usuario tradicional ya genera por sí mismo contenidos digitales habitualmente. ¿Quién no dispone de un blog, página web, canal de YouTube, por poner algún ejemplo?, hay muchísimas más formas de generar información. Convertimos en virtuales publicaciones de todo tipo en todo momento, es una realidad.

Debemos posicionarnos en la idea de que todos podemos contribuir eficientemente a la accesibilidad web, ¿que cómo hacerlo? de la forma más sencilla y que, quizás, ni siquiera habíamos pensado. Siendo conscientes de que, a la hora de crear ficheros, éstos se pueden realizar desde el momento cero de su creación, de forma accesible, sólo debemos seguir y utilizar ciertas reglas aplicadas a los ficheros de procesador de textos, presentaciones y formatos pdf, que viene a ser lo más habitual. En definitiva, ficheros que realizamos nosotros mismos para subir a un sitio web. Hemos de pensar que por muy accesible que sea ese sitio, si nosotros subimos ficheros no accesibles, nuestra contribución es inútil.

En este sentido, se han desarrollado las Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG), estas pautas son una guía para el diseño accesible de las webs. Quizás es lógico pensar que debido a la velocidad en la que ha cambiado nuestra forma de vida con la aparición de las tecnologías de Internet, es casi imposible que, las sociedades modernas “al completo”, puedan adaptarse y seguir el ritmo vertiginoso de los cambios tecnológicos que estamos viviendo en los últimos años. Por esto, no debe extrañarnos conocer hechos como que no existen aún estándares que regularicen e igualen normativas y guías para reducir las barreras a la información.

Es razonable pensar y poner en práctica nuestras habilidades digitales para contribuir a la igualdad, una igualdad incluso de oportunidades. Hagamos que realmente todas las personas tengan acceso a la información y al uso de Internet y de la web.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Iam Elena

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información