Deporte

Actinen A, El Secreto De La Velocidad

Actinen A, El Secreto De La Velocidad - Deporte

¿Nunca te has preguntado cómo pueden alcanzar Usain Bolt y Asafa Powell esas inhumanas marcas? “Actinen A”. Esa puede ser la respuesta. Un estudio de las universidades de las Indias y de Glasgow analizó durante dos años a más de 200 atletas jamaicanos. El 70% de estos atletas contenía en sus músculos la sustancia llamada “Actinen A”, por el contrario en otros lugares como Australia, solamente el 30% de los atletas la poseían. Dicha sustancia es natural, y está lejos de ser una sustancia dopante. Su efecto es que favorece la contracción de las fibras musculares de contracción rápida. Si estáis en contacto con el mundo del fitness, sabréis que existen dos tipos de fibras musculares. Por un lado, las fibras de contracción lenta o rojas, que vienen denominadas así por su mayor cantidad de mioglobina que es una hemoproteína muscular (además de dar un colr rojo muy intenso), cuya principal función es la de transportar oxígeno. Estas fibras permiten trabajos de resistencia o de duración prolongada. Por otro lado tenemos las fibras de contracción rápida o fibras blancas, con menos mioglobina y mayor cantidad de glucógeno, permiten una contracción muy rápida y de máxima intensidad, incluso sin oxígeno. Normalmente, en el cuerpo, los tipos de fibras están bastante equilibrados, aunque según el tipo de entrenamiento que llevemos, pueden convertirse en unas u otras. Con entrenamientos de resistencia, como por ejemplo el ciclo indoor, una mayor parte de fibras de nuestros músculos, adoptarán las cualidades de la fibra roja. Ahora ya sabes por qué estos reyes de la velocidad obtienen esos resultados, aunque sólo en parte, porque nada se consigue sin esfuerzo.

El argumento centrado en el ACTN3 desdeña la importancia de la impresionante inversión de Jamaica en sistemas de infraestructura y entrenamiento necesarios para identificar y crear atletas de pista de élite, los efectos de una cultura que idolatra a los héroes de pista locales y el poderoso deseo de los jóvenes jamaicanos de usar el éxito atlético para sacarse a sí mismos y a sus familias de la pobreza. La investigación citada proviene de un trabajo conjunto de la Universidad de Glasgow y la Universidad de las Indias Occidentales, en el que se halló que “70% de los jamaicanos tenían una variación “fuerte” del gen ACTN3.” Este gen produce una proteína en las fibras musculares de rápida flexión, asociada con el rendimiento explosivo. La población en Jamaica con esta variación es más alta que la que existe, por ejemplo, en Estados Unidos (60%). Los hallazgos de la investigación bastaron para que decenas de artículos circularan con una afirmación categórica: el éxito de los corredores jamaicanos está en los genes.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

silva-123

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información