Literatura

Adicta cap.1 “sexo”



Adicta cap.1 “sexo” - Literatura

Sexo, que palabra más bonita!

Ok!! Puede que no sea linda, pero puta que es satisfactoria. Tan solo escuchar ese pequeño conjunto de cuatro letras me hace pensar en mi posición favorita, lo cual, si pensamos bien, es notable.

Mi primera experiencia sexual fue en una iglesia, si! y por favor no me juzguen. Pero, incluso Dios nos creo para procrear por lo tanto no veo lo malo (para las personas que se escandalizan). Y… bueno, desde ese minuto supe que me encantaba el sexo mezclado con adrenalina.

Experimentos? Todos!! Pero sin duda alguna lo mejor de lo mejor es sentir que te pueden sorprender, por lo cual comencé a vivir esas experiencias. Pase por plazas, cines, ascensores, estacionamientos, balcones, lo que te imagines… aunque eso, según me han dicho, es normal.

Al paso de los años, dejó de serlo. Ya no encontraba satisfacción en lo normal y Carlos, mi pareja, lo notaba. Yo quería que me lo hiciera en todas partes, entre más gente tuviese cerca era mucho mejor. Para que decir si me daba cuenta que alguien me veía, ahí salía toda la “actriz porno” que llevo dentro. No me importaba nada ni nadie, yo solo quería sentir como su sexo junto al mío hacían sincronía.

A el, por supuesto, le encantaba… hasta que ya no solo era su “puta en la cama” si no, todo lo contrario. En la cama era el lugar en que menos me gustaba. Ahí mi historia se puso fome, por el, yo fuese una ama de casa tradicional. Pero weon! Que chucha te gustó de mi??

Las discusiones se hicieron cada vez más frecuentes y yo ya no soportaba que el me coartara de esa manera.

Un martes en el trabajo, estaba con un nivel de calentura máximo, (Yo siempre coqueteé con mucha gente pero hasta ese día le había sido fiel a Carlos). Eran  tantas mis ganas de orgasmo que en reiteradas ocasiones fui al baño a masturbarme pero aún así no saciaba mi sed. Algo tenía que hacer!

Luego de mis estresantes nueve horas de claustro, salí por el estacionamiento y me acerqué a un guardia que generalmente hace rondas para cuidar los autos. Le pedí fuego para encender un cigarrillo, cuando me lo dio, lo primero que hice fue pasarle la lengua al cigarro con la cara más calentona que pude poner (no fue premeditado, solo fue la ocurrencia del minuto) el guardia sonrió y me empezó a preguntar de trabajo intentando que no me fuese, a lo cual le contesto acercándome a él “porque mejor no me cuentas lo aburrido que es el tuyo y si lo puedo hacer un poco más divertido” mientras con mi mano rozaba lentamente su sexo.

No pasaron más de dos minutos de charla y me sentí con la obligación de bajar esa erección majestuosa. Lo tomé de la mano acercándolo a uno de los autos, apoyé mi abdomen en el capó y me subí la falda. El por su parte no reaccionaba así que tuve que ayudarlo un poco, comencé a meterme los dedos y a chuparlos, subí una de mis piernas al auto para que el pudiera ver mejor. El me dice “está segura? Mi compañero está en las cámaras” y con eso me volvió loca, solo le pedía que me lo metiera, mis quejidos se oían muy alto y con eco por lo cual el guardia de cámaras llegó a separar a su compañero. El chico, asustado, lo primero que intentó fue subirse el pantalón pero yo no lo permití, tomé su pene entre mis manos y le dije a su compañero que no me estaba haciendo nada malo y que yo solo quería hacerles divertido su trabajo, pregunto “quieres probar un poco??” Mostrándole los cenos. El un poco escandalizado me dice  “cómo se le ocurre, nosotros estamos trabajando y esto no deberían hacerlo aquí” pero yo astutamente me volteo y le digo “sólo mírame, mírame y dime si te gusta” y comencé a lamer lentamente el sexo se su compañero.

Este segundo personaje no permitió que continuara con mi labor, por lo que tuve que correr a los brazos de otra persona…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.73 - 11 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ms. Wan

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.