Salud

Adiós al sudor

Adiós al sudor - Salud

 

El sudor es un proceso natural de nuestro organismo que tiene como función regular la temperatura corporal ¿pero quién lo quiere?. Cuando es excesivo nos arruina el día, y si no que se lo pregunten a la reina Leticia.

Debe existir algún factor genético que hace que no todas las personas suframos este problema en la misma medida. Mientras nosotros intentamos disimular la fatídica sombra en nuestras axilas, otros pueden estar bajo un sol de agosto jugando al tenis sin que sus camisetas muestren ni una gota de humedad, qué envidia..

Los remedios para lo que los expertos llaman la hiperhidrosis pasan por diferentes frentes; desde operaciones quirúrgicas con inyecciones de toxina botulínica que rondan los 400 €, o al uso de prendas de colores oscuros y holgadas, y hasta por compresas para sobacos.. si si, las han inventado.

REMEDIOS NATURALES

Vinagre de manzana, tomillo y romero

Esta mezcla neutraliza el olor y combate el exceso de sudoración.

Ingredientes: 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de romero, 1 taza de agua, ½ taza de vinagre de manzana.

Ponemos a hervir el agua con el romero y el tomillo durante 15 minutos, lo colamos y añadimos el vinagre. Una vez templado mojamos un algodón y lo aplicamos en las zonas que necesitemos.

Bicarbonato de sodio y limón

Las propiedades antibacterianas y refrescantes del limón son muy eficaces para controlar el exceso de sudor. Y el bicarbonato tiene altas propiedades antitranspirantes.

Ingredientes: Una cucharada sopera de bicarbonato de sodio y un limón.

Mezclamos el bicarbonato con el jugo del limón hasta obtener una pasta. Frotamos con ella las partes a tratar. Dejamos actuar durante unos quince minutos, y finalmente enjuagamos con agua fría.

Polvos de Talco

Aplicar polvos de talco después de nuestro aseo diario en lugar de desodorante, también funciona. Así de sencillo

Piedra de alumbre

La piedra de alumbre es un mineral que se crea a base de sal. Es astringente, antiséptico, antibacteriano e hipoalergénico. Actúa creando una película transparente que evita los malos olores y la humedad. Permite a la piel transpirar y no la perjudica, lo que se dice un desodorante natural.

Cómo usarla: Solo basta humedecerla y aplicarla sobre la zona a tratar. La piel debe estar limpia y seca. Vale tanto para las axilas como para los pies.

Se puede adquirir en herbolarios y tiendas bio. Y como no.. en internet.

Depilar o no depilar

Bueno para las mujeres no hay alternativa. Estamos de suerte, las axilas limpias y depiladas ayudan a controlar la sudoración con mayor eficacia. Así que cuanto despejemos la zona mejor.

¿Y si todo esto no es suficiente?

Dejo para el final un descubrimiento que para mi ha sido definitivo. Hay un desodorante que ha acabado con todos mis agobios, y se llama Perspirex.

Solo tienes que aplicar un poco del producto en las axilas antes de irte a dormir. Al día siguiente lavas la zona con agua y jabón, y listo. En unos dos o tres días comprobarás que tus axilas permanecen secas, y lo mejor, inodoras durante todo el día. Comprobado.

Lo puedes encontrar en farmacias por un precio de unos 12 €. Algo caro si, pero merece la pena, no solo porque dura mucho sino porque funciona.

Espero que este artículo os ayude este verano.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

La esquina

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información