Sociedad

Adiós Propinas: Consecuencias De La Crisis De Efectivo

Adiós Propinas: Consecuencias De La Crisis De Efectivo - Sociedad

En el inventario de pérdidas acumuladas durante 19 años de socialismo, es necesario incluir ahora el proceso de extinción de  las costumbres venezolanas, especialmente los hábitos propios de las formas de cortesía que hacían de la cordialidad, una rutina, frases como  “tome estos billetes para que se compre un caramelo” suenan como un recuerdo del pasado ante la inminente disminución del efectivo, es así que el venezolano se ha visto obligado a asimilar un nuevo estilo de vida que se limita a salvaguardar a toda costa el menguado bienestar del núcleo familiar, ocasionando que poco a poco la amabilidad y cortesía de las dádivas monetarias se extingan.

Resultaría imprudente señalar que la disminución de las propinas, mesadas o limosnas se deba a una falta de generosidad o solidaridad con el otro, a decir verdad, no se puede compartir lo que no se tiene. En la mayoría de los casos una persona sale a la calle con dos o tres billetes que se hacen insuficientes.

Esta vorágine diaria en la que se ha convertido la falta de efectivo ha terminado por arrasar con ciertos empleos que se sostenían en las propinas, embolsadores de los supermercados por ejemplo, vendedores ambulantes de café, meseros, heladeros,  toderos, si no se adaptan al nuevo sistema monetario de transferencias, poco a poco se van extinguiendo.

Así mismo, la Iglesia, sostenida por las propinas de los feligreses ha disminuido la cantidad de cestas que corrían durante el ofertorio, anunciando que “hay un número de cuenta en la cartelera para transferencias”.

Hace unos años hubiese resultado increíble pensar una vida sin dinero, salir a la calle con dos billetes de baja denominación no era posible ni para un niño que iba al colegio, hoy en día es posible que un profesional vaya y venga del trabajo con los bolsillos vacíos, que el monedero sirva para guardar una servilleta y que un taxista confíe en que un cliente desconocido que acaba de dejar le enviará el pago posteriormente. Poco a poco la  vida sin dinero nos devuelve al siglo VII.

Foto: Diario Las Américas

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Francis Lugorales

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información