Cine y Televisión

Adriana Ugarte: La gran olvidada en los Goya 2017

Patrocinado


Adriana Ugarte: La gran olvidada en los Goya 2017 - Cine y Televisión

Sí, yo también he visto Julieta, de Pedro Almodóvar.

Pero no, no estoy muy de acuerdo con que se hayan olvidado de Adriana Ugarte en estos últimos premios Goya.

Voy a ser sincera, el trabajo de Almodóvar lo admiro, y he visto alguna de sus  películas, pero lo que realmente me llevó a ir a ver esta película fue nada más y nada menos mi amor y admiración hacia Adriana Ugarte. Todo un descubrimiento en otra excepcional serie: El tiempo entre costuras, adaptación de uno de mis libros favoritos escrito por María Dueñas en el que ella hace un excelente trabajo interpretando a Sira Quiroga: su increíble, fuerte, superviviente, protagonista.

Qué voy a decir, me enamoró. Empecé a buscar cosas sobre ella – Sí, por ella me he tragado películos como Combustión que honestamente si no es por verla a ella no es que tenga mucho sentido – y disfrutado otras como: Lo contrario al amor. Después de eso también he visto su trabajo en Palmeras en la nieve o la mini serie que emitieron en la primera de TVE: Habitaciones cerradas. Que por cierto, destaco especialmente la película Tiempo sin aire, que no sólo por su trabajo, es una gran película en conjunto con un tema muy duro de por medio en su trama. Aprovecho para aplaudir también el trabajo de Juana Acosta en esta película.

Así que cuando supe que había sido elegida para participar en un proyecto de tal embergadura como Julieta, sobra decir que estaba muy contenta por ese salto profesional para ella, ya que no sólo me cae bien como actriz, si no que también me parece una gran persona a juzgar por lo (poco, seguramente) que he visto de sus entrevistas. No se puede conocer a nadie realmente, menos a la gente famosa que a fin de cuentas siempre se guardan una parte privada y con mucho derecho.

Lo que ha pasado con esta película ha sido curioso:  A pesar de haber recibido mucho reconocimiento, de haber recibido premios y de haber hecho un tour internacional por muchas ciudades icónicas, lo que más se ha destacado ha sido la trifulca de Emma Suárez con Adriana Ugarte, cosa que sucedió en un momento muy poco oportuno como es en plena promoción de una película que, si bien puede que no sea tan buena como otras de Almodóvar, cuando fui a verla al cine en Abril del pasado año, me dejó con un buen sabor de boca. Una película corta, que no se hace pesada y cuyo peso está excelentemente repartido en su metraje entre las DOS actrices protagonistas. Digo dos, porque desde que la Señorita Suárez pareció no gustarle mucho que su compañera de reparto hablara tanto durante las entrevistas, parece que se han olvidado de la otra. Que a fin de cuentas, ha llevado su no nominación con una elegancia que más quisieran muchas y deseándole todo lo mejor a Emma. Todo esto mientras está (menos mal) trabajando en un proyecto nuevo muy lejos, en Perú. Mientras los periodistuchos escribían artículos rápidamente preguntándose, ¿Dónde está Adriana Ugarte? ¿En casa picada porque su compañera que no la soporta (no lo digo yo, es que literalmente se lo dijo a la cara en ese audio que se filtró tras un programa de radio) se ha llevado dos Goya y ella no?

Oh, Dios. Cuánto mal rollo y cómo nos gusta rascar en la mierda ajena, cuando se trata de todo lo contrario. Total, tampoco es como si tuviera mucho más que hacer allí salvo, si eso, asistir. Que seguro que lo habría hecho de estar en España. Mientras yo, en casa, ni twitteaba ni nada por no cabrearme con una gala que, como suelen ser los Oscar, Emmys, BAFTA etcétera…no suelen ser justas, ni nunca dan el reconocimiento merecido a quien lo merece, veía a Emma Suárez decir que está en una nube y dedicarle el premio, cómo no, a Adriana.

En fin. Que, tal como dijo la propia Emma, es una pena que una película que cuenta una historia tan bonita como Julieta, que está tan bien hecha, sólo sea conocida por una pelea de gatas. Y sobretodo, más pena da todavía que una actriz bellísima, joven y que bajo mi punto de vista tiene muchas papeletas para convertirse en una gran actriz – ya lo es, pero dadle tiempo – haya sido enterrada de esta manera por unos premios que supuestamente reconocen el buen trabajo en el cine español.

Mientras espero el día en que sea a ella a quien le dan dos Goya llegue, yo sigo sintiéndome inspirada como escritora por su trabajo, usándola como musa para mi último proyecto y sencillamente admirándola tanto como pueda. Y esperando, algún día o con un poco de suerte, poder decírselo o hacer realidad eso de vivir de lo que una ama…que es crear historias.


5.00 - 1 voto

Patrocinado

Acerca del autor

lauragibson_

Deja un comentario