Salud

El agujero negro de la Depresión

El agujero negro de la Depresión - Salud

Una persona no es un sistema programado de estímulos y respuestas; según nuestras circunstancias tomaremos un camino u otro. El problema se halla cuando nos vemos bloqueados y sin una puerta de «salida de emergencia», pero es que a menudo no somos conscientes de ello ni culpables, ya que una situación no ha sido creada por tu sola intervención. Cuando no se encuentra la solución esperada que se había creado por la expectativa, hay dos posibles vías: afrontar el conflicto hasta tragarlo o dejar que el conflicto te trague a ti. Esta última, dependiendo de factores genéticos y psicológicos es la que deriva al hundimiento en la depresión.

Se ha creado una imagen un tanto equívoca de la depresión a la hora de emplear en nuestro vocabulario la frase “estoy deprimido” cuando nos referimos a estar tristes . Pues la tristeza es unta estado emocional, mientras que la depresión (sin tener en cuenta los diversos tipos que existen) es un trastorno en el estado de ánimo que presenta una serie de síntomas afectivos (tristeza, culpabilidad, etc) cognitivos o incluso somáticos. Aunque lo verdaderamente importante a destacar es el hecho de que estos síntomas han de perdurar en un período mínimo de dos semanas. De hecho, raras veces resulta sencillo establecer la autonomía del trastorno en el diagnóstico, dado que puede ir asociado a otras entidades psicopatológicas como la ansiedad.

Como bien concebía Aristóteles en su teoría de la causalidad, la “causa” viene a ser aquellos factores que son necesarios para explicar un proceso cualquiera. Las causas de la depresión vienen condicionadas por el contexto social en el que nos desarrollamos y en la misma genética. A esto añadiría una tercera postura y es la síntesis de ambas, es difícil encontrar una alteración física que no afecte al estado de ánimo y viceversa: estado de ánimo y cuerpo van cogidos de la mano.

A otra cosa que la depresión va agarrada es al riesgo de suicidio. El comportamiento impulsivo y agresivo como factor de riesgo de suicidio fue estudiado en casos de pacientes varones que se habían suicidado durante el episodio depresivo. Se observó, que el abuso de drogas o su dependencia, la falta de pareja y el trastorno de personalidad aumentaban las posibilidades de quitarse la vida. Recalquemos que durante este trastorno la persona afectada se ve incapaz de mantener relaciones sociales, así como de realizar las actividades que solían ser cotidianas, lo que le conduce a optar por drogas o el mismo suicidio. Recordando las palabras del gran músico John Frusciante, quien no nos ha dejado:  “Las drogas son la única manera de estar en contacto con la belleza en lugar de dejar que la fealdad del mundo corrompa tu alma” y así creía sobrellevar su depresión.

En realidad estas personas lo que más necesitan no son medicamentos sino ser conscientes de que tienen un hombro donde apoyarse (además de su enfermedad) y no es el de ellos mismos. Muchas veces no nos damos cuenta del estado de las personas porque estamos demasiado embelesados, por ejemplo, con los teléfonos móviles. Aunque no me desviaré del tema, pero no olvidemos que un día el problema que sufre quien está a tu lado, puede pasar a ser tu problema.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.91 - 44 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carmen Gilmour

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información