Política

«Ahora a casa, que hay que hacer la cena»



«Ahora a casa, que hay que hacer la cena» - Política

“Ahora a casa, que hay que hacer la cena”

Ayer, o anteayer, en la plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela, unas trescientas feministas se reunieron para cantar esa canción que se ha puesto tan de moda entre las pertenecientes al movimiento feminista, en todo el mundo, conocida como “Un violador en tu camino” y cuando habían terminado su ridícula interpretación, acompañada de su patética coreografía, un joven les gritó: “¡Ahora a casa, que hay que hacer la cena!”, recibiendo, a continuación, un chorreo de insultos y hasta el zarandeo por parte de varios hombres que se encontraban presentes y que debían de sentirse identificados con la cancioncita, debiendo haber sido autores de alguna violación, o reconociendo que son violadores en potencia, porque de otra forma no se entiende su postura (bueno si se entiende, si se tiene en cuenta que todo esto del movimiento feminista y de todos los chiringuitos montados con respecto a este tema, dan de comer a muchas bocas. Esos hombres debían de ser, seguramente, “estómagos agradecidos” que, directa, o indirectamente, se ven beneficiados por alguno de esos chiringuitos feministas).

Pues yo me he reído mucho con la ocurrencia que ha tenido el joven, ¡para qué les voy a mentir!, porque me siento identificado con la indignación que él debe de haber sentido al sentirse insultado con esa cancioncita, y comprendo su impotencia  al ver que se le tacha de “violador” por el mero hecho de ser hombre; y de esa impotencia ante un insulto, de seguro inmerecido, ha surgido su respuesta en forma de comentario machista.

Tengo entendido que el porcentaje de violadores de entre la población masculina es de un 0,0000064% y, si eso es cierto, ¿cómo es que estas desquiciadas feministas más popularmente conocidas como “feminazis”, nos tachan de violadores a todos los hombres?, ¿no se basan ellas en cifras a la hora de justificar el hecho de que haya una Ley Integral de Violencia de Genero para proteger solo a la mujer que es objeto de violencia por parte de su pareja, hombre, frente a otros tipos de violencia en el seno familiar?, ¿Qué pasa, que las cifras y las estadísticas funcionan solo cuando les vienen bien a ellas?

Yo no he violado, nunca, a nadie, y tampoco he tenido que refrenar el impulso de violar a nadie; tampoco he requerido, nunca, los servicios de una prostituta y ambas cosas han sido motivadas por la misma razón: para mí el acto sexual, el coito, es la culminación de un proceso que se conoce como seducción; para mí lo más excitante es el proceso de la seducción y eso hace que el acto sexual sea plenamente placentero. El acto sexual es como la guinda del pastel y, ¿qué sentido tiene comerse la guinda sin que haya habido pastel? Así pues, ¿qué sentido tiene llegar al acto sexual previo pago de una cantidad de dinero o mediante la utilización de la fuerza?

Dentro de mi círculo de amigos y familiares no hay, ni ha habido, ningún violador, por lo menos que yo haya tenido conocimiento, así que creo que ese porcentaje que he mencionado antes, debe de ser cierto; y en las ocasiones, raras, en las que he hablado con alguno de mis amigos al respecto, estos me han manifestado lo mismo: que el acto sexual sin el proceso previo de la seducción, no tiene sentido. Y debo de aclarar que la seducción no tiene que ver, en principio, con el enamoramiento, que puede llegar o no; la seducción se basa en que la otra persona, una mujer en mi caso, se sienta atraída por algún rasgo físico, o de mi personalidad, estando dispuesta a tener sexo conmigo.

Nunca he tenido que refrenar el impulso de abalanzarme sobre una mujer, por guapa y deseable que fuera, y poseerla; no he tenido siquiera que pensar en las consecuencias que tal acto pudiera haber tenido (el rechazo por parte de mi círculo de amigos, conocidos y familiares; o las consecuencias penales que de ello pudieran haberse derivado…) para tener que reprimir tal impulso; era suficiente con que ella no hubiera mostrado interés por mí para que mi interés por ella no hubiera pasado de algunas simples miradas (no voy a mentir diciendo que fueran inocentes del todo).

Asi pues, me molesta que se me insulte tachándome de “violador” y entiendo el enfado de ese joven, que al parecer pertenecía a Nuevas Generaciones del PP, que respondió a ese insulto con ese comentario machista, que en cualquier otra circunstancia hubiera encontrado fuera de lugar pero que he encontrado gracioso en las circunstancias en las que fue pronunciado.

Tal y como dijo una feminista con bastantes “más luces” que estas que se reúnen a cantar esa cancioncilla, cuando alguien las convoca para hacerlo: “los violadores no son hombres, son violadores”.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.14 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

osiris50

5 comentarios

  • Señor Aicrag, me voy a basar en sus cifras:
    1.-Si somos 46,5 millones de españoles de los cuales el 10% son extranjeros, quiere esto decir que somos 41.850.000 españoles por naturaleza y de ellos el 50% son hombres, o sea, que seremos unos 20.925.000 varones españoles, mientras que los varones extranjeros seran (pongamos que representen el 70% de esos españoles naturalizados o residentes extranjeros, con lo que seran 3.255.000.
    2.-Si los juzgados de Violencia de Genero condenaron, tal y como dice usted, a 3.092 españoles y a 1.246 extranjeros, esto quiere decir que alrededor de la mitad de los delitos los han cometido extranjeros, mientras que representan aproximadamente la septima parte de la poblacion masculina. Es decir que la septima parte de la poblacion ha cometido la mitad de los delitos, por tanto esta clarisimo que los extranjeros son mas tendentes a cometer actos delictivos que los españoles.
    3.-Por otra parte, en esto de la supuesta nacionalidad española hay mucha trampa, porque los medios de informacion ocultan la verdad; cuando uno se pone a «escarbar» en la noticia resulta que el supuesto delincuente español se llama «Mohamed Ibrahim Al Yusuf» o «Julio Cesar Exposito Jaramillo».
    4.-Porque no hay verdadero interes en terminar con este problema, señor Aicrag, y por consiguiente, no hay ningun interes en poner sobre la mesa el problema de que los inmigrantes son un problema en muchos sentidos.
    5.-El origen de los violadores es importante, señor Aicrag, muy importante, porque hay un transfondo cultural muy importante en todo esto. Muchos de los inmigrantes que vienen son de origen magrebi y todos esos paises son paises muy atrasados debido a la gran influencia que la religion tiene en todos ellos (esa es otra cosa que no entiendo de la izquierda, que demoniza al cristianismo pero le da «su bendicion» a una religion tan intolerante como es el Islam). Todos estos moros que vienen son bastante ignorantes; estan bastante fanatizados con su religion y vienen con prejuicios, despreciando de antemano a todo lo que se van a encontrar; no viene con idea de integrarse y de conseguir un trabajo con el que poder mantener a su familia; muchos de ellos vienen con la idea de vivir de las ayudas que los «estupidos españoles» les demos y con la de violar a las rameras cristianas españolas. Eso es asi, desgraciadamente, aunque los medios progres se encarguen de disfrazar la verdad y hablar de los menas como de «los pobrecitos niños». Por eso es que es importante el origen de los delincuentes sexuales, señor Aicrag. Y lo siento si le parezco facha con lo que digo, pero se trata de la cruda realidad que mucha gente se obstina en ignorar.

    • Según el informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual en España del Ministerio del Interior, en España, el 70,1% de los responsables contra la libertad sexual son españoles, por desgracia. Mientras que el 29,9% son extranjeros.
      Los datos, según este informe son los siguientes, hay un total de 5.025.216 extranjeros, esto es un 10,7% de la población. 2.373.878 son hombres, de los cuales solo un 0.06% han cometido delitos sexuales.
      Mire, del total de la población extranjera, los que cometen este tipo de delitos representan el 0.0037%. Los españoles detenidos o investigados por estos delitos son el 0.0090%. Son datos del Ministerio del Interior, compruébelos usted.

  • No veo porqué este himno levanta tantas ampollas, Sr. Osiris50, más execrable es el discurso educado, manipulado y supuestamente correcto de quienes nos representan y no le dan importancia a la brecha de género, porque no es un tema cómodo para ellos y porque les importa un bledo lo que a las mujeres les suceda. El miedo es una reacción completamente normal y con él se activan mecanismos de protección. Así unas veces paraliza, otras activa y desemboca en ira. Vivimos en una sociedad donde la mujer, y lo estamos viendo cada día, está siendo puesta al límite incluso por encima de su integridad física, esto no solo produce miedo sino que además se produce un gran desgaste físico y psicológico. Apoyar el feminismo no es de estómagos agradecidos, porque esta lucha no entiende de corporativismos ni de capital. Le recuerdo que fue el PP quien ante el avance de la izquierda elaboró un análisis de resultados en el que se remarca que ante este avance será «imprescindible» recuperar la «confianza del electorado» y obtener mayoría absoluta para gobernar, para lo cual se adhieren al igual que Vox al recurso del populismo. «Seamos populistas nosotros también. Adoptemos medidas sociales que nos sitúen en el mapa político con contundencia. Trabajo para parados de larga duración, formación para jóvenes… No hay votante más fiel que un estómago agradecido». Yo defiendo cualquier derecho digno, y el feminismo lo es. Por eso me parece que este elemento que las mandó a su casa a preparar la cena, debería despertar un día, y al ir al baño, notar que ya no le cuelga nada de ahí, y que en adelante no sólo deberá sentarse para hacer pipí, sino que tendrá que soportar las groserías de todos los palurdos que le piropean por la calle de manera obscena y soportar el miedo al salir de noche porque dos, tres o cinco energúmenos le siguen con no muy buenas intenciones. Y que si no, se quede en casa a preparar la sopa caliente al borrico de turno antes de ir a calentarle la cama y abrirse de piernas. Por favor, en esto deberíamos estar todos de acuerdo y terminar de una vez con esta lacra. Porque ellas son nuestras madres, nuestras mujeres, nuestras hijas y nuestras compañeras. Iguales en todo a nosotros. Y sólo quien no tenga buenas intenciones puede picarse con esto.

    • Pues, señor Aicrag, creo haber dejado bastante claro en este artículo al hilo del cual estamos realizando estos comentarios, el porqué, a mí, en particular, y creo que en eso hay muchísimos hombres que coinciden conmigo, me molesta esta cancioncita: porque en ella se me tacha de violador, solo por el hecho de haber nacido varón, sin que yo haya cometido, nunca, ninguna violación ni se me haya pasado por la cabeza, nunca, cometer una.
      ¿Cuántas prostitutas debe de haber en España, aproximadamente, señor Aicrag?, ¿200.000?, ¿300.000? Yo no tengo la menor idea, pero de lo que si estoy seguro es de que en España hay muchas más mujeres ejerciendo la prostitución que hombres que hayan cometido una violación. ¿Y cómo cree usted que le sentaría al colectivo de las mujeres españolas que, en todos los principales núcleos urbanos, unos cuantos cientos de hombres se concentraran para realizar una “performance” en la que cantaran una cancioncita en la que se dijera “…y la puta eres tú”?, ¿cree usted que habría mujeres que se sentirían ofendidas por ello?
      Todo esto del feminismo, señor Aicrag, es un gran negocio que han montado los partidos de izquierda para crear una red clientelar que les vote: tanto el PSOE como Podemos se dedican a crear chiringuitos de ideología de género, a los que riegan con abundantes subvenciones, consiguiendo con ello un cuádruple propósito:
      -Colocar a un montón de gente a la que, de otra forma no podría darles trabajo por cuanto para los partidos de izquierda, hasta el momento, les ha sido imposible crear riqueza y trabajo.
      -Presentarse ante la ciudadanía (el electorado) como los partidos a los que, efectivamente, les preocupa el bienestar de la gente y sus derechos.
      -Crear esa red clientelar de “estómagos agradecidos” que votaran a los partidos de izquierda y que harán todo lo que esté en su mano para que su círculo de amigos y conocidos les voten, por la cuenta que les trae.
      -Por último, fomentar el enfrentamiento entre hombres y mujeres.
      Por ponerle un ejemplo, señor Aicrag, en Andalucía, cuando se despojó del poder autonómico al PSOE, había más de dos mil quinientas asociaciones feministas; la principal de ellas tenía un presupuesto de 42.000.000 de euros, de los cuales solo 1.700.000 euros llegaban a las supuestas beneficiarias de la existencia de tal asociación feminista: las mujeres maltratadas; el resto del dinero, 40.300.000 euros, se iba en sueldos, dietas, alquileres…¿sabe usted, señor Aicrag, a cuantos policías locales, nacionales o serenos podrían contratarse con esos 40.300.000 de euros?, ¿Cómo cree usted que se sentiría más segura su hija, si “saliera de marcha” por Sevilla, señor Aicrag, con más policías patrullando sus calles o con más empleados de organizaciones feministas, generosamente retribuidos, calentitos en sus casas, a los que les importa un bledo si su hija llega segura a casa, o no? ¿Sabe cuántas pulseras localizadoras podrían adquirirse con esos 40.300.000 euros, que podrían servir para tener localizados a los delincuentes sexuales, señor Aicrag?
      Tal y como dijo, en mi opinión muy acertadamente, el señor DiegoT en uno de sus comentarios, mientras un problema se constituya en fuente de ingresos para algunos, ese problema persistirá, porque, ¿qué sentido tendría la existencia de asociaciones feministas si llegara el momento en que no se cometiera maltrato alguno de la mujer en el ámbito doméstico y no se cometieran violaciones de mujeres en las calles? Los mismos que defienden a ultranza el feminismo son los mismos que niegan que el mayor número de violaciones son cometidas por extranjeros y son los mismos que defienden la inmigración ilegal, porque mientras haya marroquíes, argelinos, paquistaníes…violando mujeres, sus organizaciones feministas tendrán razón de ser. A esta gente no le interesa que se detenga el tema de la inmigración ilegal y tampoco le interesa que haya más policías patrullando las calles ni violadores o maltratadores con brazaletes localizadores puestos, porque eso significaría el reducir, drásticamente el número de mujeres agredidas y el hecho de que tales organizaciones se revelarían no solo como ineficaces, sino que se vería que, lejos de ser una solución, son parte del problema, porque se destinan a ellas fondos que se podrían destinar para acabar, efectivamente, con el problema.
      Y lo mismo pasa, exactamente, con las asociaciones creadas para defender los derechos de los homosexuales; las creadas al amparo de la Ley de Memoria Histórica para condenar al franquismo y dar la visión partidista y sesgada de la Historia que a ellos les interesa; las asociaciones creadas para defender los intereses de los inmigrantes; las creadas para defender los intereses de los musulmanes…infinidad de chiringuitos llenos de “estómagos agradecidos” al estilo de Nadia Otmani, que no solo votarán a PSOE y Unidas Podemos, sino que son capaces de hacer casi cualquier cosa para no perder su fuente de ingresos.
      Si existiera verdadero interés en defender a las mujeres, señor Aicrag, lo último a lo que se destinaria dinero sería a estas organizaciones feministas que se han revelado del todo ineficaces tal y como refleja el hecho de que el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas no se ha reducido nada.

      • Sr. Osiris50, voy a ir por partes, porque no estoy en total desacuerdo con usted en todo. Tiene usted mucha razón en algunas cosas de su argumento, pero también está equivocado en gran parte de esta exposición que hace.
        Primero es esencial empatizar con las mujeres en este problema. Y para ello debemos alejarnos definitivamente de excusas tan manidas como «que no todos los hombres somos iguales» o que «no se puede generalizar porque yo nunca haría algo así». Porque con eso lo que estamos haciendo es dar a entender que nos afecta a nuestra imagen como hombres. Sr. Ossiris50, claro que no todos somos iguales, y que hay muchos menos monstruos que hombres buenos, pero los que hay están al acecho, y de eso se trata, de pararles en seco. Yo veo lógico que una mujer que camina sola de noche por la calle tenga miedo de usted o de mí si en ese momento nos cruzamos con ella. Porque son los hombres los que violan. Yo no las culpo por temer incluso a buenas personas, como usted o como yo. ¿Acaso nos conocen? Usted y yo sabemos que no somos violadores, pero ¿sabe ella que no vamos a agredirla bajo una farola fundida? Y por ese motivo no podemos ni debemos llamarlas histéricas o mandarlas a su casa a preparar la cena. Tienen el mismo derecho que nosotros a caminar de noche por donde quieran.
        Sobre lo que dice respecto a que los extranjeros cometen más delitos sexuales, es falso. Y le voy a decir con cifras porqué. A Vox hay que reconocerle que es un partido muy hábil manejando cifras y que sabe manipularlas extraordinariamente. En España somos unos 46,5 millones de ciudadanos, el 90% españolas, el 10% extranjeros. ¿Por qué le digo esto? Sencillo, porque aquí es donde Vox juega su baza, si usted hace ahora un porcentaje con estas cifras está claro que siempre serán los extranjeros quienes cometan más delitos, porque estamos comparando los hechos con la población que representan.
        Aunque la ultraderecha esté difundiendo que el 86% de los detenidos por violencia de género son extranjeros, esto no es verdad. Los juzgados de Violencia sobre la Mujer condenaron en el primer trimestre de este año a 3.092 hombres de nacionalidad española y a 1.246 extranjeros, y los juzgados de lo Penal a 3.287 varones nacionales y 1.328 extranjeros. Pero es que tampoco se trata de esto, ¿por qué hemos de segregar a estos depredadores? ¿Qué más da su procedencia? Son monstruos, todos y cada uno de ellos.
        Este año el 60,5% de los hombres que han matado a una mujer han sido españoles, el 39,5% extranjeros. Y aquí sí le doy ahora la razón, ¿cómo es posible que este tipo de delitos tenga aún índices tan elevados? Porque como apunta usted, algo falla. Es verdad que hemos evolucionado en educación sobre el tema, pero no hay suficientes medios. Sigue habiendo muchos chiringuitos innecesarios e inútiles que se deberían erradicar para dar paso a medidas más efectivas. Y sí, se necesitan más policías, y redirigir gastos en materia presupuestaria para dar mayor cobertura real a la mujer, como los brazaletes localizadores que mencionaba usted. Estoy totalmente de acuerdo.
        Y también tiene usted toda la razón del mundo cuando dice que si hubiera un verdadero interés en defender a las mujeres, se destinaría el dinero público con mejor criterio, porque es verdad que el número de mujeres asesinadas no se ha reducido. Pero esto no lo ha atajado ni el PSOE ni el PP cuando han gobernado. No estamos hablando de algo nuevo y puntual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información