Anuncios
Historia

Alejandro Magno Y La Ilíada

Alejandro Magno Y La Ilíada - Historia

El tema de la Ilíada de Homero, y sobre todo de su héroe Aquiles, es el vínculo que une las figuras y leyendas de la juventud de Alejandro. A través de Olimpia, Alejandro descendía de Aquiles y los contemporáneos compararon a su amado Hefestión con Patroclo.

Aristóteles le enseñó los poemas de Homero y, a petición suya, le ayudó a preparar un texto especial de la Ilíada que Alejandro valorara por encima de todas sus posesiones; según uno de sus oficiales, solía dormir con una daga y con su ejemplar de la Ilíada debajo de la almohada: lo denominaba su libro de viaje sobre la excelencia de la guerra.

El segundo año de la campaña, cuando el rey persa había sido derrotado de forma aplastante, <<le llevaron a Alejandro un cofre que por lo visto era el más valioso de los arcones para guardar tesoros que poseía Darío, y Alejandro preguntó a sus amigos qué era lo que ellos consideraban tan particularmente valioso como para ser guardado allí. Sus amigos expresaron diversas opiniones, pero Alejandro dijo que pondría allí la Ilíada y la mantendría en lugar seguro>>.

La relación entre la Ilíada y Alejandro fue tan conocida que cuando ocurrió el asesinato de su padre Filipo, Alejandro estuvo luchando cerca del Danubio y, de regreso a Atenas, su enemigo político Demóstenes lo ridiculizó de ser Margites, un personaje antihéroe de la Ilíada reconocido como un tonto famoso, incapaz de contar más allá de diez y tan ignorante de las cosas de la vida que, entre muchas otras, solo se convenció de hacer el amor con una mujer cuando le dijeron que eso curaría una herida en sus partes nobles. Al llamarlo Margites le estaba diciendo que estaba lejos de ser Aquiles.

Además uno de sus historiadores afirma que Alejandro empezó la expedición a Asia con un peregrinaje a Troya para honrar la tumba de Aquiles, llevándose del templo troyano la armadura sagrada. Hasta el escultor Lisipo sostuvo que Alejandro se parecía a las pinturas que retrataban a Aquiles.

Al igual que Alejandro, Aquiles es joven y arrogante, un hombre movido por la pasión y también por la acción, y con un corazón que, aunque a menudo es despiadado, todavía puede responder a la nobleza indiscutible del otro. Hasta ambos murieron joven, pero cuyas figuras perduran hoy día.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alejandro Vides

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información