Literatura

Alergias

Alergias - Literatura

Sucedió una tarde de paseo de la mano de mi hijo. Camilo es un botija de unos siete años que tiene el poder de convertirme en niño cuando se lo propone.
Debatiamos sobre la viudita de San Nicolas donde en la canción Arroz con leche cuenta su deseo de casarse con un señorita. Mientras yo aprovechaba la ocasión para explicarle sobre la diversidad de género, el Chino, como suelo apodarle, dispara un interrogante de esos que pondrían a Aristoteles a replantearse su vida:

– Papá ¿ Vos le tenes alergia a la tristeza?

Carajo – pensé – ahí vamos de nuevo.
Y nada inteligente pude decir como cada vez que el Chino me saca de paseo.
Sin hacer pregunta alguna dije :

– Si, un poco. Pero se me cura con una vacuna.

A lo que respondió:

-¿Como la del brujito de Gulubu?

– Claro – dije – como la del brujito. Eso me hace inmune.

– ¿ Inmune ? ¿ De que se trata eso ? – Volvió a preguntar

– ¿ Viste cuando no vas a la escuela porque es fin de semana? Bueno, así – Respondi

– Ah. Me gusta esa vacuna – Concluyó

Se hizo silencio, como cada vez que me quedo enamorandome del niño.
Antes de llegar a la casa comenzó a correrme una sensación marsvillosamente estremecedora a la altura del alma, como si estuviese empezando a digerir algo trascendente en el relato.
Entonces sucedió que la palabra alergia es un anagrama de la palabra alegría.
Maldito y bienaventurado sea mi hijo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gaspar

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información