Tecnología

Algoritmos

Algoritmos - Tecnología

Cada vez que seguimos ciertos pasos premeditados, cuando miramos una receta, cuando aprendemos matemáticas, cuando simplemente nos vestimos, o cuando seguimos las actividades de nuestro calendario, estamos siguiendo un algoritmo. Un algoritmo no es más que una serie de pasos ordenados que resuelven un problema o realizan una tarea. Parece algo simple pero sin embargo la optimización de los mismos y la correcta realización llevan a un notable aumento de productividad en cualquier campo en el que queramos aplicarlos.

De esta simple idea podemos formar toda un filosofía de actuación y prepararnos para cualquier meta o situación que nos surja o pueda surgir. Pensar algoritmicamente ayuda a la comprensión de la materia y nos ayuda a recordarla con mayor facilidad. Solo con el hecho de elaborar un algoritmo que realiza una tarea estamos organizando los pasos a seguir y esto aunque parezca superfluo puede marcar la diferencia a la hora de actuar y tratar de obtener la solución o salir beneficiado de cualquier situación.

Características de los Algoritmos

  • Precisión: Todo algoritmo tiene que ser preciso e indicar en que orden, paso a paso, se realizan las operaciones o tareas.
  • Definición: Todo algoritmo debe definirse con sus tres partes esenciales: entrada/s, procesos y salida/s, y realizar siempre las mismas tareas.
  • Fin: Todo algoritmo debe tener fin, entrar en un bucle infinito no lleva a ninguna solución y no es más que una perdida de tiempo.
  • Simpleza/Sencillez: Los algoritmos deben ser facilmente entendibles y mostrar los pasos de forma clara.
  • Eficiencia: Un algoritmo es mejor que otro si cumple la misma tarea u operación en menos pasos o menos tiempo.

Hoy en día, la mayoría de los algoritmos son implementados en programas de ordenadores y quedan lejos de ser llamativos para la sociedad. Sin embargo, todo lo que podamos imaginar puede ser resuelto con un algoritmo e incluso podemos mejorar nuestra vida y salud con ellos. Es tan fácil como dibujar un diagrama de flujo y colocar los pasos y condiciones que nos puedan ir surgiendo.  Una vez terminado nuestro algoritmo inicial no hay más que analizarlo y buscar posibles mejoras para ganar tiempo o calidad. Merece la pena probarlo y tratar de mejorar o solucionar los problemas que nos surjan desde un punto de vista algorítmico.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

José Nieves

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.