Sociedad

Algunas Mujeres Son Así



Algunas Mujeres Son Así - Sociedad

Se conocieron en una tienda. Ella estaba de compra pero mujer al fin, daba vueltas por todas partes, indecisa sobre que comprar. Esbelta y elegante llamó su atención. No podía quitar sus ojos de ella, quien al percatarse y después de salir de un probador, se le acercó y le pidió opinión sobre cómo le quedaba un vestido. Modeló para él bien coqueta. A partir de entonces quedó prendado.

Era soltero, ella también. La invitó a salir, al poco tiempo le confesó sus sentimientos pero la mujer le dijo que debía pensarlo, no estaba segura. A pesar de ello lo buscaba cada vez que necesitaba algo, y salía con él. Recibía cualquier acto de interés con una sonrisa, sin embargo, rechazaba suavemente cualquier avance romántico o sexual. Siempre disponía de una explicación plausible para rehusarlo. Y él siguió esperando y esperando, hasta que ella se mudó lejos con otro hombre, a otra provincia.

Algo debes aprender de esta historia ficticia, y a la vez común en las relaciones heterosociales. Y es que muchos hombres no nos damos cuenta que cuando una mujer actúa de ese modo nos está manipulando. La mayoría no , pero algunas mujeres son así. Hay mujeres a las que no le atraes sexualmente pero como saben que estás siempre disponible te ofrecen esperanzas. Los motivos pueden ser los más variados: Favores, dinero, sentirse deseada y con la autoestima a salvo, recibir el cariño que no le da su pareja, un paño de lágrimas para sus problemas, un oído que las escuche, etc, etc. Si una mujer te da “agua con azúcar” pero al final no la concreta, es porque no le gustas y solo te está usando, o como se dice en el argot de la calle “cogiéndote para sus cosas” Entonces tu lema tiene que ser ” ni tú eres para tanto ni yo para tan poco”

 

A todos nos ha pasado. En mi etapa de universidad hubo una muchacha de la cual me apasioné. Me tuvo como 3 años así, en la zona de amigos. Lo más que logré fue un beso casi robado. Cuando intentaba alejarme me buscaba y me decía que aunque no podía ser mi novia no podía vivir sin mi compañía, y yo de tonto caía en su juego. Cuando aquello, no tenía experiencia y era el clásico “chico bueno”. Después comprendí lo que era obvio: Me necesitaba porque como era una bruta (académicamente porque para lo otro era bastante habilidosa) yo la ayudaba en los estudios. Al final se graduó y con el tiempo dejó de ser esa gran amiga porque ya no me necesitaba. Hoy la veo, que parece un bulto y ya no tiene el atractivo de antaño, y ni le pasa por la cabeza que ya conmigo no se jode, pero imagino que debe pensar de mí “Qué clase de tonto es Pedro Pablo, demasiado blandito para una mujer como yo”.

Como escribí, a todos no ha pasado. Lo importante es rectificar a tiempo para que no te suceda jamás.

 

Si te ha gustado este artículo te invito a leer otros de mi autoría

Crónica De Un Ligue

Como Hablar Con Una Mujer Que Te Gusta

Si Te Gusta Una Mujer No Cometas Estos Errores

Radiografía De Una Ruptura Sentimental

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Pedro P

1 comentario

  • Sí, amigo, es cierto, hay muchas mujeres que sudan el interés por las venas, siempre viendo que sacan del hombre. Yo, amigo, a mis 50 años, cuando una mujer quiere sacarme dinero, yo también, procuro que me dé algo a cambio, no me quedo con las manos vacías, y me da su cuerpo y yo le doy unos $15. Si quiere ayuda, tiene que darme algo a cambio y así nadie pierde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información