Política

Amlo Y Su Titánica Misión De Acabar Con La Corrupción.



Amlo Y Su Titánica Misión De Acabar Con La Corrupción. - Política

¿Por dónde empezar?

La encomienda del Presidente Obrador, simplemente es titánica y poco a poco, ha quedado atrás la idea de que el respaldo de la mayoría de su partido en el congreso le podría facilitar las cosas, pues cada día, evidencia que nuestro lindo México, esta infestado del cáncer de la corrupción a niveles insospechados, simplemente, no lo hubiéramos creído.

Primero que los salarios exorbitantes de funcionarios, luego que el robo de combustible en todos sus niveles, luego que el abuso de empresas contratistas con sectores energéticos, luego que las licitaciones del sector salud, ahora que las guarderías… y parece ser que cada paso que da Obrador, se topa con este monstruo de la corrupción.

¿Habrá algún sector que se salve de la corrupción?

Según hemos visto este correr de 2019, pareciera que no, debemos comenzar a reflexionar que la corrupción, no es algo que ha nacido en el sector público, sino que ha surgido desde las propias raíces de nuestro pueblo. En efecto, México ha surgido y sobrevivido, escribiendo sus historia con la tinta de la corrupción, desde las guerras de conquista hasta la instauración de los modelos políticos modernos.

Debemos recordar que todos nuestros políticos, son una pequeña muestra de lo que hay en el pueblo; “los de arriba, son el reflejo de los de abajo”, por lo tanto, nos toca reflexionar en que la misión que tiene nuestro Presidente, es titánica porque se enfrenta a una cultura, a un sentir y a una forma de vida de los mexicanos.

No habrá gobierno que esté limpio de corrupción si los gobernados, hacen de la corrupción una cultura nacional.

¿Qué es la corrupción?

Según la etimología de la palabra, es un proceso de destrucción, de descomposición, es una acción de tracto en el tiempo que provoca un deterioro de las cosas, entonces, no queda duda de que cualquier nivel de corrupción debe ser completamente malo… lo que ahora nos muestra el Gobierno Federal, no es más que el resultado de años y años de haber vivido en este proceso de descomposición, sin darnos cuenta de la gravedad y de todo lo que implica, una destrucción lenta de nuestras instituciones públicas, de los valores, de las relaciones y un constante amor al egoísmo.

Pueblo de México, nuestro Presidente no podrá ganarle a la corrupción si no ataca sus raíces… y es justamente ahí donde él no podrá hacer nada, nos toca a nosotros cambiar ese proceso de destrucción, se nos debe hacer costumbre los buenos hábitos y las sanas costumbres, por ahí debemos comenzar.

Me siento orgulloso de mi país, espero que esta cuarta transformación, por lo menos, sea el inicio de sanidad para esa enfermedad llamada corrupción, pues seis años no serán suficientes, pero parece ser, que hemos tenido un buen inicio.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

LexyCon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información