Sociedad

ANTOÑITO



ANTOÑITO - Sociedad

Como todos los días al salir del cole Antoñito no quería ir al parque como todos sus amiguitos. El solo quería ir a casa para estar con su mamá y su hermanita que era 7 años mayor que él. Antoñito era un niño de 6 años normal, al que le gustaba pintarse las uñas y los labios también le gustaba jugar con muñecas, era todo normal hasta que llegaba el momento de volver al cole, Antoñito no quería ir ningún día, cuando llegaba el momento de despertar empezaba a sudar y a tartamudear del pánico que le daba ir al cole. Allí en el colegio sus compañeros se reían de él ,le llamaban Antoñita.

Aquel curso del 83 estaba siendo especialmente duro para un niño de 6 años, aún le quedaban varios meses para cumplir los 7. Todos los días Marcos, Óscar, Jesús ,Mario y Ricardo Esperaban a Antoñito a la entrada del colegio. – Eres una chica!!!!!, Eres una chica!!!!, le gritaban a la vez que le pateaban y escupían en la cara. Pero Antoñito no lloraba y tampoco se quejaba, no quería que nadie lo viera mal y después de pasar el mal trago del recibimiento Antoñito entraba en clase con paso firme y la cabeza bien alta, allí dentro aún continuaban diciéndole cosas y no cesaban en hacerle bromas de muy mal gusto. Antoñito esperaba con muchas ganas todos los días el momento de su salvación, de repente una música empieza a sonar, síii ya llegó el momento por la megafonía del colegio empezaba a sonar la Serenata n°13 de Mozart, era la señal que las clases ya habían llegado a su fin por ese día.

Antoñito empezó a correr como alma que lleva el diablo, pero aún tenía que pasar por la última prueba. – Corre mariquita!!!!, Corre!!!! Antoñito es una chica!!!, Eres una chica!!!,de repente “catapum!!!”, Una zancadilla en el momento menos oportuno y mientras Antoñito se estampada con su cara en el suelo las gafas salieron volando y al caer se hicieron añicos, El se levantó recogió los restos de sus lentes y continuo corriendo sin girar la cabeza y cuando se observó que el peligro ya había pasado empezó a llorar mientras los maldecía, así llegó a casa se secó las lágrimas y suspiró profundamente, saludó a su mamá y acontinuación se fue a su cuarto, ya estaba a salvo, había llegado a su república independiente. Se fue hacía una cajita donde guardaba sus pinturas de uñas y pintalabios y comenzó a hacer lo que más le gustaba, en ese momento se olvidaba de lo mal que se lo hacen pasar en clase, así todos los días y curso tras cuso, hasta que llegó al instituto.

Allí comenzó a cambiar todo, El tenía su grupo de amigas y con ellas se sentía una más,hablaban de cosas de chicas y de los chicos que les gustaban, no tenía miedo a los que habían estado tantos años acosando, con sus amigas se sentía protegido. Algunas veces cuando la pandilla de Marcos y Óscar se cruzaban con el,lo miraban con cara de asco y de vez en cuando siempre salía un gracioso que le gritaba,..Maricon!!!. Un día a cruzó con la pandilla de Marcos y como siempre se desahogaron insultando le, el último de todos iba Ricardo, al que todos le llamaban Riqui, Antoñito lo miraba pues siempre le había gustado Riqui,era diferente al resto de la pandilla, Ricardo se percató que era observado y como por arte de magia se cruzaron las miradas y una tímida sonrisa salió de los dos. CONTINUARÁ……….

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

artesol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información