Sociedad

¿Cómo aprender un nuevo hábito?

Patrocinado


¿Cómo aprender un nuevo hábito? - Sociedad

La disciplina resulta imprescindible no sólo para emprender cualquier proyecto con éxito sino también, generalmente, para aprender y ese aprendizaje nos permite crecer como personas, es decir, convertirnos en una versión más actualizada de nosotros mismos, pero el proceso de adquirirla es sumamente difícil. Si estás pensando en la necesidad de lograr un cambio positivo en ti, pero no sabes por dónde comenzar, sigue los siguientes pasos:

Bríndale un espacio en tu vida

No importa de que hábito nuevo se trate (bajar de peso, hacer ejercicio, leer libros; etc), es necesario que reflexiones acerca de las razones por las cuales te interesa y porque sería bueno para ti. Pregúntate: ¿Qué ganaré haciendo esto? ¿Mejorará mi salud o productividad? ¿Quiero hacerlo por mi mismo o por los demás? ¿Realmente vale la pena intentarlo?; entre otras preguntas. De sea manera, lograrás establecer un significado personal para ese cambio.

“Encadénalo” a otra actividad

¿Sabes porque te acostumbraste a realizar algunas tareas automáticamente como caminar o comer? Esto es posible gracias a tu Memoria procedimental o implícita, la cual determina gran parte de tu conducta. Para incorporar fácilmente tu nuevo hábito a tu rutina diaria tienes que hacerlo antes o después de otro que llevas a cabo todos los días desde hace algún tiempo. Algunas buenas opciones son después del desayuno o antes de irte a dormir.

Proponte metas a corto plazo

Una vez que reconociste la importancia de aprender ese nuevo hábito y está comenzando a formar parte de tu rutina, tal vez pienses en obtener resultados increíbles en poco tiempo. ¡No te decepciones, aún es muy pronto! En vez de eso, alégrate de cada paso que das y disfruta del proceso. Intenta proponerte metas a corto plazo que sean desafiantes, pero realistas para poder notar tu progreso y seguir adelante.

Solicita la ayuda correcta

Busca a alguien que tenga cierta experiencia haciendo lo que tú quieres aprender y pídele que te oriente durante el proceso. Gracias a “las neuronas espejo” serás capaz de imitar a tu compañero guía sin mayores dificultades, lo cual mejorará tu constancia y memoria procedimental. Además de lo anterior, será más divertido el aprendizaje.

Utiliza otras alternativas

A pesar de haber adquirido mayor compromiso y entusiasmo, no siempre podrás realizar tu nuevo hábito de la misma manera todos los días. Llegará el momento en el cual tu rutina cambie y eso no necesariamente tiene que ser un obstáculo que te impida seguir practicando, si buscas otras opciones. Por ejemplo: ¿Estas aprendiendo a jugar Ajedrez y no encuentras contrincante? Descarga una app en tu dispositivo portátil y juega contra el CPU o busca una página donde puedas jugar en línea; ¿Quieres usar las caminadoras del gimnasio, pero todas están ocupadas? Ve al parque a correr; etc.

Acondicionamiento de orden superior

Finalmente, ese nuevo hábito que aprendiste te puede ayudar a aprender otro que también sea de gran utilidad. Por ejemplo: Después de mi desayuno, realizo actividad física; en cuanto termino de hacer ejercicio, aprovechando la sensación de bienestar que experimento, me siento a meditar y, después de la meditación, toco mi violin o leo mis libros favoritos.

¡Te deseo mucho éxito!

   


4.50 - 2 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Efrain

Deja un comentario