Viajes y ocio

Armario para manualidades

Armario para manualidades - Viajes y ocio

Siempre que se realiza algún tipo de manualidad se necesita tener un lugar para trabajar que este organizado, en el cual se encuentre el material y las herramientas de trabajo que necesitamos para realizar esta actividad, ya sea, pintura, costura, encuadernación, jardinería, bisutería…si todo está organizado se puede trabajar mejor. Cuando innovamos en alguna técnica adquirimos nuevas herramientas y material, lo que puede ocasionar desorden o limitar el espacio donde tenemos almacenado nuestros materiales y herramientas, por tal motivo es imprescindible mantener el orden de nuestras cosas, así podremos saber con que contamos y podremos renovar oportunamente lo que se esté agotando. Los armarios tienen como objetivo principal conseguir que todo lo que necesitemos este a la mano, pero sin molestar a la vista.

Armarios para manualidades

Tipos de estanterías

Para que un espacio se vea bien despejado es importante de disponer de un adecuado almacenamiento, un elemento clave para ello son las estanterías, estas se pueden colocar en cualquier parte de nuestro hogar y no solamente en salones, también las podemos colocar en pasillos, baños y dormitorios, lo importante es elegir la correcta. Las estanterías permiten alojar todo tipo de objetos, como libros, cajas y muchos de los accesorios que utilizamos diariamente. Las estanterías más comunes son:

Madera: es la opción clásica, aunque no la más barata. Se pueden pintar a tu gusto. Generalmente se utiliza pino, cerezo, haya o roble.

Acero inoxidable: estas estanterías aportan un toque elegante.

Tablones de DM chapados: es una opción más económica que la madera noble y con una razonable relación calidad-precio.

Planchas de Pladur: la mayor ventaja es que es un material económico y está disponible en una multitud de medidas y espesores.

Vidrio: es una solución muy utilizada en espacios pequeños, ya que al ser transparentes, no sobrecargan visualmente la estancia. Están disponibles en muchos colores. Su desventaja es que no soportan objetos pesados.

Plástico: es una opción muy resistente, relativamente económica y se puede conseguir en muchos colores.

Armarios Plegables

Los armarios plegables son la mejor opción para espacios pequeños, por ejemplo si te gusta la costura y coses a máquina de forma habitual es una forma genial de tenerla guardada y a punto para trabajar. Lo mejor de un rincón dentro de un armario es que no te tienes que preocupar de cómo dejas la mesa de trabajo ya que con solo cerrar la puerta está listo. Una idea puede ser un armario empotrado no demasiado grande, pero donde se puede aprovechar todos los rincones. Otra forma de aprovechar estos armarios plegables es tenerlos para mantener organizado todos los elementos necesarios para las manualidades y tener una mesa aparte para trabajar.

Armarios pequeños

Estos armarios surgen como una consecuencia de encontrar la forma de maximizar los espacios con los que contamos dentro de nuestro hogar para crear mi área de manualidades. Existen muchas formas para optimizar los espacios que tenemos, por ejemplo, podemos colocar una mesa suspendida, en un pequeño mueble en la pared, que se despliegue cuando la abramos y en la cual adicionalmente podamos almacenar los materiales que necesitemos para realizar las manualidades, este armario es muy útil ya que al recogerse la mesa solo ocupa el espacio que ocuparía un cuadro en la pared.

Armarios con cristal

Estos armarios con puertas de cristal son realmente un formato muy versátil ya que pueden usarse en diferentes lugares de la casa y con funciones bien distintas. La idea original de estos muebles es inglesa –fueron pensadas como libreros- pero como el diseño es muy práctico han sido versionadas para una infinidad de usos. Sus volúmenes reducidos, la opción de encontrarlas en módulos y con ruedas que pueden apilarse y trasladarse a hecho que se use mucho en manualidades. Una de las mayores ventajas que tiene este tipo de armario es que protege del polvo todo lo que tiene dentro de ellos pero siempre lo mantiene a la vista, además no ocupan mucho espacio y son realmente estéticas.

¿Cómo organizar un armario para manualidades?

Cuando pensamos en organizar las cosas que necesitamos para las manualidades se vienen a la mente algunas imágenes de estanterías con cajas apiladas. La realidad es que ese tipo de almacenamiento resulta poco funcional en el momento que se necesita buscar algo. Los organizadores son una opción fantástica para dar orden a cualquier espacio. Se pueden conseguir en diversos colores, materiales y tamaños. Otra ventaja que tienen los organizadores es el hecho de que resultan muy convenientes, ya sea dentro de los armarios, sobre la mesa o como separador en algún cajón.

Organizadores por niveles o apilables

Debe ser uno de los elementos que no debe faltar dentro del cuarto de trabajo, ya que al ser de varios niveles permite establecer tu propio orden según la importancia o la frecuencia con la que se utilice, pudiendo separase de acuerdo al material o el uso que le des, sea de costura, pintura o tejido, entre otros. Estos organizadores son ideales para almacenar grandes cantidades de material dentro de un solo recipiente, al ser transparentes resultan más fácil identificar el contenido.

Bandejas

Las bandejas son uno de los organizadores más versátiles, ya que al estar disponibles en una amplia variedad de tamaños, te permite darle diferentes usos. Para organizar el interior de los cajones podemos utilizar las que traen compartimientos, son ideales para objetos pequeños como los de bisutería, los hilos de costura y agujas. Las lisas sirven para otro tipo de artículos como cintas y elementos de pintura que no corran riesgo de extraviarse fácilmente.

Cubos, cestas o botes

Dentro de todos los elementos para organizar, estos son los que más alternativas ofrecen. Los de mayor tamaño son perfectos para rollos de tela, de goma eva o de papel, ya sea en una esquina, en el suelo o debajo de una mesa, ya que evitan que se doblen, mantienen el orden y están siempre a la mano. Los más pequeños se pueden colocar sobre la mesa de trabajo para colocar bolígrafos, marcadores o reglas. Si los colocamos sobre repisas o estantes podemos guardar tubos de pintura, brochas o cualquier otro elemento que podamos colocar dentro de ellos. Pueden ser elaborados en plástico, metal, vidrio, cerámica o incluso de lona.

Lo más importante de organizar es el hecho de que puedes armar tu propio diseño. Por ejemplo, si tenemos unos estantes pequeños los podemos pegar entre sí y asegurarlos a la pared de forma perpendicular, allí podemos guardar la tijeras, marcadores, pinceles, hasta las lanas de bordar. Si utilizamos armarios de metal podemos colocarlos en un soporte magnético, para que todo esté en su lugar, lo que creara una decoración más original.

Podemos aprovechar el espacio de nuestras casas o el de la oficina para colocar nuestro lugar para hacer manualidades. Existen armarios plegables, pequeños, entre otros, los cuales nos permiten mantener organizado nuestros materiales y herramientas de trabajo. La versatilidad de estos estantes es tal que podemos encontrar de muchos tamaños y diseños, lo que permite que escojamos el que sea más práctico para la actividad que deseemos realizar.  Mantener organizado nuestro lugar de manualidades es posible ya que existen una infinidad de organizadores, lo importante es siempre utilizar los necesarios y no  sobrecargar el espacio.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

cesarmpineda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.