Sociedad

Arrepentirse…. De qué?



Arrepentirse…. De qué? - Sociedad

Antes de conocer de que arrepentirse, debemos realizar una distinción entre el remordimiento y el arrepentimiento, y para ello lo voy a ilustrar en una situación donde usted mi apreciado lector determinará cual es arrepentimiento y cual es remordimiento. Supónganse que una persona requiere una resma de papel para completar la lista escolar de su hijo, no dispone del dinero suficiente para ello, y en la oficina donde trabaja hay un estante de los recursos de la oficina, ese día en su trabajo, toma la resma de papel, se la lleva a su casa, al día siguiente entrega la resma de papel al colegio junto con los demás útiles, y en el camino al trabajo va pensando que hizo mal, inclusive promete no hacerlo más, este es el primer caso, el segundo caso es la misma situación, necesita una resma de papel para completar la lista escolar de su hijo no cuenta con el dinero suficiente, y en la oficina donde trabaja hay un estante de los recursos de la oficina, un día llego agarró la resma de papel, se la llevo a su casa, luego al día siguiente, entregó la resma de papel al colegio junto con los demás útiles, y en el camino al trabajo, piensa que hizo mal, llega al trabajo se encierra en la oficina, se arrodilla y le dice al Señor que hizo mal en tomar una resma de papel promete a Dios no hacerlo más, y llora porque le causa tristeza por el hecho que fallo…Cual de las dos experiencias es remordimiento y cual es arrepentimiento? La respuesta estará después del desarrollo de este artículo. Ahora bien, tanto el arrepentimiento como el remordimiento son expresiones de dolor o tristeza por el pecado, con la diferencia sustancial que el remordimiento se basa únicamente y de forma exclusiva en lo que la persona hace, sintiendo dolor por ello y pide perdón, el remordimiento deriva de la palabra griega metamelonai. En cambio, arrepentirse desde el punto de vista de la Biblia significa “cambio de mente” que deriva de la palabra griega metanoia, así el arrepentimiento se basa principalmente en lo que la persona es y no en lo que hace, el arrepentimiento solo lo puede generar Dios el remordimiento lo genera la persona, y durante mucho tiempo la palabra griega que aparece el Capitulo 27 del Evangelio según Mateo versículo 3 era metamelonai que fue traducida como arrepentimiento, lo cual traía confusión, ya que entonces si Judas se había arrepentido entonces era salvo. Un ejemplo de ello es una persona que tiene un absceso hepático (infección en el hígado), uno de los síntomas es la fiebre y si preguntan a un familiar o amigo que es lo recomendable para la fiebre, le dirán analgésico, con el cual no va a curar la infección, así la fiebre no es la enfermedad, la fiebre es el síntoma de una enfermedad, de igual manera la manifestación del pecado, que en el caso de la resma de papel, conlleva el tomar la resma de papel, pero no es en realidad el pecado sino es la manifestación del pecado, el pecado entonces es una enfermedad mental porque se peca desde la mente, el hombre se separa de Dios desde la mente, Dios quiere que seas fiel desde la mente, de allí que arrepentirse conlleva un “cambio de mente” un cambio de actitud, que solo lo puede hacer Dios, a través del Espíritu Santo. Por otra parte, algunas personas son temerarias y arrogantes; arrogantes porque planifican pecar y luego dicen que una vez cometido el pecado van a Dios y se arrepienten como que si el Arrepentimiento lo pueden generar ellos por si solos, y son temerarias porque piensan que no pueden morir de forma súbita, es decir donde no tuvieron tiempo de pensar nada. Con ello Arrepentirse es reconocer que soy un pecador y que sin Dios nada puedo hacer, por eso es que Pedro ante el milagro de la pesca milagrosa se expresa ante Jesús apártate de mí porque soy un pecador. Hace algunos años escuche que una iglesia la tragedia que había sucedido en una familia, la señora se fijo en un hermano de iglesia y mientras no eran descubiertos estaban viviendo la novelita de un amor sin responsabilidades, y cuando se vieron descubiertos ella se fue con su nueva pareja abandona al esposo y le deja los hijos y comenzó a congregarse en otra iglesia, (me imagino que fue a Dios pidiendo perdón por su pecado prometiendo que no lo iba a hacer más) sin embargo con el tiempo, se fijo en otro hombre, inicio otra relación extramarital y la persona con quien había llegado a esta nueva iglesia al conocer de su relación extramarital, la asesino, surge la pregunta estaba arrepentida o sentía remordimiento? lo que estaba experimentando era remordimiento ya que con el tiempo podía haber continuado así, no había un cambio en su mente, su actitud y todo lo que era ella, lo iba a llevar a todos lados. De esta forma, las iglesias sean de la denominación que sean, están llenas de personas que no experimentan arrepentimiento porque en el fondo no están dispuestas a entregarse completamente en todas las áreas a Jesús. Con ello ser Cristiano no significa conocerse toda la biblia, todos los canticos, todas las doctrinas (y no es que sea malo) ser Cristiano es conocer una persona que es Dios y saber relacionarse con ÉL desde la mente, tomando en cuenta que hay personas que esconden sus pecados a través de actos religiosos, es decir están dispuestas a únicamente a pedir perdón por los pecados, hacer programas en las iglesias, ir al culto o misa, a diezmar, a ofrendar, pero por nada quieren un mayor compromiso con Jesús, donde sean transformados desde la mente. En este sentido, Gálatas Capitulo 6 Versículo 15, señala que la esencia es la nueva criatura y a partir de allí debe existir una correspondencia entre ese nuevo nacimiento y los actos que produces. Surge una interrogante… Satanás puede hacer milagros? la respuesta es SI conforme a Mateo Capitulo 7 versículo 22, puede Satanás predicar la verdad, la respuesta es SI, conforme a Hechos Capitulo 16 versículo 17, ahora porque pueda realizar esos “actos buenos” Santanas se va a salvar? la respuesta es NO. Por lo tanto, debes arrepentirte no solo del pecado que cometiste sino que eres un pecador, y debes en oración pedirle al Todopoderoso que realice la transformación que requieres. En caso contrario, sí únicamente pides perdón por los pecados y no quieres la transformación que Dios te ofrece, vas a seguir pecando y corres el riesgo de verlo como algo normal y te vas a convertir en un impío, y obviamente te vas a perder. Es por ello que en 1 de Juan Capitulo 3 versículo 9 el que es nacido de Dios no peca. Con ello, el pecado es una enfermedad mental, y puede ser asintomática (donde no necesariamente se manifiestan síntomas), me atrevo a asegurar que si aún Eva no hubiese comido del fruto, ya había cometido pecado. De esta misma manera, en el Evangelio según Mateo Capítulo 5 versículos 27 y 28 Jesús dice que el pecado de adulterio estaba en su corazón, y corazón en la Biblia es mente, y en 1 de Juan Capitulo 3 versículo 15 señala que todo aquel que aborrece a su hermano es homicida, es decir no lo ha tocado y ya es considerado homicida. En virtud de lo expuesto, mi apreciado lector, Dios es una persona con la cual debemos a aprender a relacionarnos y el precisa que le seas fiel desde tu mente y el hará la transformación, si hasta hoy solo has pedido perdón de tus pecados solo has llegado hasta la mitad del camino, y si deseas un ejemplo de una oración a quién Dios le otorgó arrepentimiento, te recomiendo la lectura del Salmo 51. Con respecto al caso de la resma de papel ambos son remordimiento.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

lawyer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información