Sociedad

Arte para ligar en un museo



Arte para ligar en un museo - Sociedad

Los museos, templos consagrados a las musas, son buenos sitios para conocer gente ya que hay excusas para romper el hielo colgadas en las paredes; y descensos de glucosa en el cerebro por tanto estar de pie, que hay que aprovechar. Conseguir teléfono o acompañante en un museo es posible, pero hay que saber un poco de arte para que parezca que sabes mucho más. Yo te ayudaré a esta parte, tres minutos cada día.

La abstracción:

El arte abstracto siempre ha existido, de hecho es aún más antiguo que el figurativo. Los primitivos ya hacían signos raros, para marcar señales, dibujar lo que veían cuando tomaban drogas en la cueva, o las cositas que se ven al mirar al cielo azul en los ojos. Que por cierto son tus propios glóbulos blancos.

Sin embargo, en el siglo XX el arte abstracto se puso muy de moda. Una razón es que si pintas un retrato y lo haces mal, se nota de lejos. Si pintas un triángulo rojo o una mancha enorme, en cambio, nadie te puede decir que lo has hecho mal o bien. La abstracción permite a los pésimos dibujantes y pintores, como Tàpies o Miró, pasar por verdaderos artistas.

Tàpies hizo de la estafa, un verdadero arte

Pero hay otra razón muy importante, y es Kandinsky. Wassily Kandinsky fue un ruso que, con dos carreras y plaza de profesor de universidad, decidió dejarlo todo para ser pintamonas.

Kandinsky era especial. Era sinésteta. Esto es, que podía ver la música, y escuchar los cuadros. Literalmente. Cuando se dió cuenta de que esto no le pasaba a los demás, decidió tratar de sugerir con pinturas y música sus propias emociones de sinestesia. Los cuadros de Kandinsky, tan abstractos, son a veces la realidad que veía Kandinsky, cuando por ejemplo ponía un disco.

Los Kandinsky decoran mucho y alegran una habitación

Además Kandinsky era muy espiritual, y como a Ortega y Gasset, le fastidiaba que el arte fuese tan decorativo y superficial. Era seguidor de Madame Blavatsky, una señora con mucho cuento que influyó en personas muy respetables e inteligentes, volviéndolas un poco locas, o teosóficas. Como otros pintores teosóficos, Kandinsky empezó a dar mucha importancia a las figuras geométricas, los puntos, las estrellitas, y sobre todo los colores. Los teosóficos pensaban que el Universo se compone de figuritas geométricas, cosa que los físicos de hoy toman muy en serio.

Kandinsky escribió libros explicando lo bueno que era hacer cuadros sin figuras o escenas que distrajeran al espectador del encuentro directo, sensorial, desnudo, con los colores y la esencia geométrica. A veces, lo que necesita el alma es un lienzo de tres metros todo amarillo limón, con un círculo negro en el centro. Como cuando a veces te emociona escuchar las campanas de la iglesia, monótonas y limpias, más que otra cosa; o cuando apagas la música en la playa para escuchar sólo el oleaje.

Cuando comentas un cuadro abstracto, puedes decir lo que quieras. Todo vale, porque se supone que la impresión y emoción sugerida por el mismo cuadro o escultura varía en cada persona, y la misma persona antes y después de almorzar. Si es abstracción formal (la que tiene figuritas geométricas) dice que prefieres la informal (la que parece echa por un chimpancé). Si es informal, dices que te gusta más la formal.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

DiegoT

2 comentarios

  • Muy interesante lo de Kandinsky y su sinestesia. El arte abstracto o surrealista parece hecho en un minuto y al alcance de todo el mundo pero lo cierto es que lleva muchas horas de trabajo y esfuerzo, además de una técnica porque todo arte no solo es la expresión de nuestras emociones o crear por crear sino que conlleva una técnica como el propio amor es un arte pero hay que currárselo, con la técnica y poseer la capacidad de amar como otros poseen la capacidad para escribir un relato, poema o componer una canción. Sinestesia no tiene cualquiera por eso me parece una decisión muy valiente la de Kandinsky de dejarlo todo para dedicarse al arte por esa cualidad «rara».
    Me ha gustado mucho tu artículo.

    • Hay cuadros abstractos que llevan mucho mucho trabajo; otros son estafas, pero se ve enseguida el pintor o pintora que sabe lo que hace y es profesional. Óscar Olivares, el pintor de tu tierra que pinta muchos papagayos (como el que yo tengo en casa) tiene algún cuadro parecido a Kandinsky. Por otra parte, si buscas cuadros de Olivares, verás que puedes ver el cuadro en distintas perspectivas. Puedes fijarte en la escena, o mirar sólo los colores y las formas geométricas; son cuadros a la vez figurativos y abstractos. Esto lo hacen muchos artistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información