Deporte

Artes Marciales Del Oriente Su Historia Contada Por Practicante Y No Practicantes. 2Da Parte

Artes Marciales Del Oriente Su Historia Contada Por Practicante Y No Practicantes. 2Da Parte - Deporte

Las artes marciales modernas:  

Igual que todo evoluciona para bien o para mal, las artes marciales han evolucionado. Un ejemplo de una evolución es el Tae Kwon Do. Al intentar ingresar en los  Juegos Olímpicos en 1988 vimos una transformación completa del sistema, uno donde todo el poder está en la piernas, las manos sirven para atajar y meter algún punto para ganar el combate. Es más estético, pero hasta la fecha mucho se preguntan si el sistema por si sólo ayudaría en un combate real.

El Karate tuvo tal vez su mayor evolución cuando pasó de sólo pertenecer a Okinawa para pertenecer al Japón una vez que fue absorbida la isla, el Karate de Okinawa sigue hasta la fecha siendo muy diferente del que se practica en todo Japón según Jesse Enkamp (Traducción de su artículo por Juan Antonio García)3   en un artículo donde habla de las diferencias del sistema en su lugar de nacimiento y Japón en general. “¿Conoces la diferencia entre el Karate Okinawense y el Japonés? Yo no la conocía. Hasta que decidí visitar Okinawa, el lugar de nacimiento del Karate.” 3

Hay que mencionar que aquí en México que  entre los años 70´s, 80´s, 90´s y de la entrada del “nuevo siglo”. Hubo cambios importantes en el sistema, sobre todo si uno fue practicante en  los 90´s aprendió a entrenar con las técnicas que habían llegado de primera mano al país, directamente del Japón, en específico de Okinawa y dentro de esos mismo años, hubo un cambio radical de un Karate un poco menos estricto a uno más estricto con la unión de algunas escuelas japonesas junto con sus estilos particulares del sistema. 4

Wu-Shu, se le conoce así al kung fu contemporáneo, dado que China comenzó a perder sus diferentes sistemas marciales, la universidad de Beijing se dio a la tarea de estudiar, buscar y traer de nuevo los sistemas que se pudieran; pero muchos se habían perdido. Tratando de dar a conocer su historia marcial-deportiva y fomentando el deporte en el país, rehicieron unos nuevos sistemas llamados Wu-Shu, Taiji-Quan y Sanda. Son aproximadamente de los años cuarenta y cincuenta.

Aunque actualmente se están tratando de retomar las formas tradicionales, será un trabajo arduo, ya que muchas no fueron aprendidas correctamente, los pasos han sido cambiados por alguna escuela o sencillamente sólo es una fracción, una única forma, un nombre perdido de algún estilo o algo.

El Tae Kwon Do su evolución nace cuando solicita su ingreso a los juegos olímpicos, es bien sabido que para ingresar a ellos un sistema marcial completo debe bajar su nivel de violencia o daño, como podemos ver otros sistemas en los olímpicos como el judo, karate y el box. También es obligatorio reducir minutos de combate o menos rounds en algunos casos. Actualmente hay una opción acrobática, el fin, hacer un número de acrobacias (Mortales, saltos con rompimientos mientras va subiendo en un salto, etc.) mientras se rompen tablas con las piernas; cada día se ha vuelto tan o más famosa que el combate olímpico.5

Jiu-Jitsu, ya se había dicho que el bushido era todo un sistema de vida que tuvo un gran auge con los Samuráis, pero este comprendía el combate cuerpo a cuerpo, con katanas, arcos y flecas, y diferentes armas de la cultura japonesa. Al evolucionar se dividió todo a prácticas más separadas.

Al no haber armaduras el jiu-jitsu evoluciono al judo un sistema de combate en el piso aquí ya no existen el uso de armas. Aún existe el tradicional, pero es muy raro encontrar quien lo enseñe, igual el uso de armas ya casi no existe, pues se dividieron en sistemas separados, como el Kendo, el Aikido, etc.

 

Lo que saben los practicantes y no practicantes:6,7,8,9,10.

Pero los alumnos practicantes y aquellos que no han practicado, los que sólo son fans, qué es lo que saben. En realidad sabemos tan poco como algunos maestros que nos entrenaron o tanto como aquellos charlatanes que se la pasan diciendo que saben la base de un sistema que ni en el país de origen logran encontrar el inicio.

Durante mi vida he entrenado tan solo dos sistemas Karate y Wu-Shu, desgraciadamente no pude seguir en Karate porque el profesor me lesiono en clase provocando que me orinara en mi karategui más o menos en los años 90´s cuando tenía como 6 años. Aquí en México un alumno de tres años no era común, no fácilmente aceptaban alumnos de esa edad. Sin embargo el Sensei me acepto y cuando pasó el incidente la escuela a la que pertenecía en ese entonces, tenía poco que se había logrado incorporar maestros completamente japoneses a la dirección de la escuela. Se notó el cambio, pues aunque yo podía a esa edad hacer un split completo los profesores japoneses querían que los alumnos se forzaran más, enfrente de todos mis compañeros tuve ese accidente.

Mi accidente fue uno de tantos problemas que enfrento la llegada del karate japonés al tradicional; los combates dejaron de ser para muchos algo con lo que se podía aprender a defenderse o reaccionar a un problema. El contrincante debía ser golpeado hasta caer. Algunos compañeros, de los mejores en el sistema, acabaron bañados en sangre en un entrenamiento por que los senseis superiores lo ordenaban.

El Sensei a cargo de este grupo de estudiantes, nos enseñaba historia del karate, palabras en japonés no sólo aplicadas al karate, meditábamos antes de entrar a clases, después todo eso dejo de importar. Con los años aprendí que no fue porque algunos directivos habían entrado a la escuela, era porque habían entrado directivos de Karate Japonés no de karate de Okinawa.

A los 15 años retome las artes marciales pero ahora en Wu-Shu, mis primeros 3 años creí haber aprendido, me robaron dinero que pago mi familia para regalarme un equipo de combate, (no sabíamos que se llamaba Sanda), nadie me lo dijo, hasta mucho después. Tome clases en otra escuela, que si bien nunca me agredieron y me contaron parte de la historia de su sistema, el profesor le gustaba más el combate que las formas.

Al fin llegue a mi última escuela, aprendí no sólo un poco más de historia, pues para entonces yo ya me documentaba lo más que podía, con libros, revistas e internet. Aprendí el nombre de las posiciones en chino, aprendí historia del sistema y el director de esa escuela (de lo poco bueno que se puede decir de él), nos pidió que leyéramos ciertos artículos de la ley, pues que nosotros supiéramos artes marciales se consideraba como arma blanca en algunos casos, o portación de armas. Sabes más que tu asaltante vas a la cárcel.

Si bien aprendí un poco más ahí, no fue de donde más aprendí, porque al igual que muchos, algunos profesores  solo estaban interesados en trofeos, combates, torneos, algo que le diera prestigio a la institución, no al yo como era antiguamente.

Mucho tiempo creí que eso era porque el sistema era así, el Wu-shu tenía fallas. Pero no fue así, durante mi vida he conocido a varios artistas marciales de diferentes sistemas; todos estábamos en el mismo problema. La historia de un sistema en el que ya eran cinta negra, avanzados o tenían un tiempo mayor a siete años en él, les era desconocido, en algunos casos porque no les importaba en lo más mínimo “yo entre a pelear no a saber su historia”, “a, tu sabes Sanda eres de los chingones, contigo no me meto”.

Lo peor es que con el tiempo me di cuenta que no sólo eran los alumnos, los profesores se casaban con sus sistemas y si por casualidad les decías que sistema practicabas no entendían o se burlaban. Un gran ejemplo es al estar con un profesor de Karate de una escuela que se hace llamar Toshin Karate Do que nunca supo que era el kung.fu o el wu-shu sólo atinó a decirme que “A sí son esos que bailan con abanico y espadas verdad”

Si un profesor se burla o no sabe de qué se trata lo que le hablan ya estamos hablando de un mal profesor aunque sea Dan en su sistema marcial o el equivalente. La historia, las bases son importantes, más en algo que puede perjudicarnos más que ayudarnos.

Bien dicen que un país sin historia está condenado a repetir sus fallas, no es diferente en esto, un sistema marcial sin una historia está condenado a sólo ser un sistema de pelea, de repeticiones absurdas, sólo para ganar un grado, un reconocimiento, pero sin una base para poder usarlo en la vida diaria, un arte marcial, es un sistema de vida no sólo combates y eso se ha olvidado, quien sabe hasta cuándo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Azamont

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información