Sociedad

Aulas superpobladas y su impacto negativo en el aprendizaje



Aulas superpobladas y su impacto negativo en el aprendizaje - Sociedad

Aulas superpobladas

En los últimos años uno de los problemas más frecuente en la educación, son las llamadas aulas masificadas o superpobladas. Con ellas nos referimos a salas de clases que engloban una cantidad considerable de estudiantes y un solo profesor para impartir la enseñanza. Esto suele suceder en los centros educacionales por falta de recursos (humanos y materiales) o simplemente mala administración escolar.
Un aula es masificada cuando por cada 30 niños, hay un solo profesor. Este tipo de práctica es un problema para el buen aprendizaje, porque afecta tanto a profesores como a estudiantes. Los profesores redactan sus planificaciones con objetivos mínimos para lograr abarcar la cantidad de contenidos y que esta sea adecuada para las necesidades educativas de cada uno de sus estudiantes; Sin embargo aún con todo el esfuerzo, hay niños que no logran adquirir los conocimientos necesarios y en estos contextos lamentablemente son los «rezagados».
Y es que aún con todas las estrategias, dominio de grupo, grandes conocimientos y muy buena voluntad; los maestros saben que es muy difícil escapar del caos en este tipo de aulas. LLegado el momento de actividades grupales, participación en debates, revisión y corrección de tareas o preguntas personalizadas respecto al contenido, todos desean la atención oportuna del profesor y cuando esta no es a tiempo, comienza el alboroto donde es común oír los gritos, mientras unos cuantos pelean o lanzan papeles. Este escenario solo empeora en los espacios físicos reducidos.
Es entonces que surge la gran interrogante ¿Se ha manifestado este problemas a las entidades que velan por la educación de calidad? ¿Existen recomendaciones de los diferentes ministerios enfocados en el bienestar de los profesores y estudiantes en el aula? Lamentablemente este problema es cada vez más frecuente y al mismo tiempo, el más ignorado. Se ha hecho eco en muchas instancias por parte de los representantes de los profesores o estudiantes; sin embargo aún no existen políticas claras para mejorar la calidad de enseñanza en este aspecto.

Algunas recomendaciones para mejorar el aprendizaje en el aula.

  • No masificando las aulas. 30 estudiantes y un solo profesor es agobiante para ambos y la calidad de aprendizaje es muy baja.
  • No criticando a los profesores. Al igual que todo humano, independiente de las buenas gestiones estratégicas o disponibilidad para hacer un mejor trabajo, cuando no existe el ambiente propicio, es fácil sucumbir a la desesperación e incluso comprometer la salud mental. 30 niños murmurando al mismo tiempo en un espacio reducido, puede volver loco a cualquiera.
  • Recordar las diferentes capacidades e inteligencias que encontramos en un aula. Con ello me refiero a que cada niño tiene su estilo de aprendizaje e inteligencia, por lo cual es indispensable implementar diferentes métodos, instrumentos o evaluación de enseñanza.
  • Tener aulas estimulantes. Espacios amplio, limpio, cálido, con diferentes ilustraciones, colores llamativos y mucha iluminación natural.

En conclusión las aulas masificadas no son el ambiente propicio para el buen aprendizaje y se deben evitar en todo momento. Especialmente cuando las instituciones cuentan con recursos para promover una educación de calidad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marita Calluman

1 comentario

  • La mejor manera de evitar las aulas masificadas, es que las familias no tengan más de 2 ó 3 niños. Así apostamos por calidad frente a cantidad, a desarrollo frente a crecimiento. Es parte del secreto de los países con mejores sistemas educativos: muy baja natalidad. Busque usted los países que puntúan más en el informe PISA y otros indicadores: todos países con baja natalidad, en los que los recursos pueden ir, no ha construir más aulas y escuelas apresuradamente, sino a mejorar las que hay y bajar la ratio.

    El control demográfico es la vía previa y necesaria del desarrollo, y la preservación de lo que nos hace únicos a personas y territorios. Sin ese control, es como plantar semillas y luego dejar que el río se desborde y destruya lo que vamos plantando; muy pocas plantas llegarán a dar fruto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información