Salud

Autoestima: Reto De 21 Días

Autoestima: Reto De 21 Días - Salud

Hola a todos:

Después de tantos artículos sobre el abuso narcisista y otros similares (podéis leerlos en mi perfil), hoy venimos con un tema muy importante: la autoestima. Una autoestima fortalecida y consolidada te librará en gran medida de caer en manos de depredadores como son los psicópatas narcisistas, pero también de otras muchas consecuencias indeseables que se derivan de tenerla baja, como puede ser: no establecer límites personales adecuados, permitir todo tipo de abusos, dejar de lado el autocuidado (tan necesario e importante), aceptar trabajos por debajo de tus posibilidades, no atreverte a luchar por los propios objetivos o algo tan común como maltratar tu cuerpo y tu salud. La autoestima, por lo tanto, influye a todos los niveles posibles: en el ámbito familiar y de relaciones, en el laboral y en la salud. Merece la pena, entonces, potenciarla al máximo y empezar a ser conscientes del nivel en el que la tenemos ahora mismo.

Antes de nada, deciros que subir la autoestima no es una cuestión de seguir un par de consejos o “tips” y ya está. Es un trabajo diario, un compromiso con nosotros mismos de cuidado y atención a nuestra persona, que no se consigue de un día para otro. Te llevó años adquirir unos hábitos inadecuados y aunque cambiarlos, por suerte, no te llevará tanto tiempo, si que requiere un esfuerzo consciente por tu parte que no basta con practicar un par de días. Piensa que tu cerebro está compuesto de conexiones neuronales, hábitos y creencias que debes ir cambiando poco a poco.  Te pondré un ejemplo de algo muy común como es conducir un coche. Puede que el primer día que te sentaste delante de un volante te enseñasen cada marcha, donde estaba el embrague, el freno y el acelerador, pero no por ello fuiste capaz de conducir con soltura al primer intento. De hecho, posiblemente te costó un tiempo no pensar cada paso que tenías que dar para poner el vehículo en marcha. Si llevas tiempo conduciendo, ahora lo harás de forma automática. Arrancas mientras hablas con tu acompañante, no necesitas pararte a pensar qué es lo que tienes que hacer. Bien, pues cambiar esas conexiones cerebrales es un proceso similar. Necesitas practicar, necesitas tiempo, necesitas cambiar tus creencias sobre ti mismo/a y convertir los nuevos pensamientos en un hábito. Dicen los expertos que al menos se necesitan 21 días para comenzar a producir cambios relevantes al adoptar nuevos hábitos, así que te propongo que al menos mantengas estas rutinas durante ese tiempo, y después evalúes los resultados y los cambios que se han producido en ti (seguramente, querrás mantener esa nueva forma de pensar). Por eso, al menos inténtalo durante ese tiempo. Te aconsejo que además tengas un cuaderno en el que apuntes tanto tus avances, como tus pensamientos y sentimientos al respecto, para que puedas revisarlo después.  Este cuaderno lo dividirás en 5 apartados que ahora te explicaré, por lo que debes tener espacio suficiente en tu libreta/cuaderno (no lo elijas demasiado pequeño) ya que escribirás en él cada día. Antes de empezar solo recordarte lo importante que es este compromiso contigo mismo/a. Te garantizo que si lo haces a conciencia, si trabajas realmente en este ejercicio, te cambiará la vida a mejor en muchísimos aspectos. Por supuesto no se trata solo de escribir y ya está. Hay que aplicarlo a nuestra vida, no solo narrarlo sobre el papel. Además no dejes de ser sincero/a. Ese cuaderno es solo para ti, nadie más tiene que leerlo, por lo tanto engañarte sería absurdo.

Ejercicio: busca un cuaderno que te resulte agradable para escribir en él. Puedes decorar sus tapas si eso te agrada, o dejarlo tal cual, pero piensa que deberás llevarlo contigo o tenerlo a mano en los próximos 21 días, y que después de ese tiempo puede ser que quieras consultarlo con frecuencia. Divide el cuaderno en 5 partes que tendrán los siguientes títulos:

  1. ASPECTOS POSITIVOS DE MÍ MISMO/A
  2. LÍMITES PERSONALES
  3. AUTOCUIDADO
  4. DESMONTANDO FALSAS CREENCIAS SOBRE MÍ MISMO/A
  5. DIARIO PERSONAL/RECHAZANDO PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Ahora veremos cómo trabajar en cada una de las 5 áreas.

ASPECTOS POSITIVOS DE MI MISMO/A. En este apartado tendrás que escribir cosas buenas sobre ti. Vale todo, desde que eres inteligente o empático, hasta que tienes unos ojos bonitos o facilidad para hacer punto de cruz. ¡Da igual! Pero es necesario que durante los 21 días, y absolutamente todos los días, encuentres varios aspectos buenos sobre ti mismo y los escribas. Como mínimo ponte la meta de encontrar 3 al día, aunque sí son más, muchísimo mejor. Y no dejes de leer tu lista cada día. Interioriza estos conceptos. Acéptalos. Valóralos. Son aspectos positivos únicos que te hacen ser quién eres y por los que mereces ser respetado/a y amado/a.

LÍMITES PERSONALES. Los límites personales son difíciles de poner para las personas que tienen baja autoestima. Cuando hablo de un límite personal me refiero a no transigir con cosas que no son tu responsabilidad y que no deseas hacer, en definitiva, aprender a decir “NO“. Por ejemplo, si no quieres acudir a una fiesta, o no deseas que alguien te escriba por WhatsApp más tarde de las 22:00 horas, eso son límites personales. Aceptar un extra de trabajo que no quieres hacer, consentir que alguien te hable mal… Es un asunto muy complicado para quién tiene dañada su autoestima hacer que respeten sus límites personales, pero al mismo tiempo, algo imprescindible y que marcará una diferencia importante en tu vida. Si tienes problemas con esto, te aconsejo que empieces por cosas pequeñas sin una gran carga emocional, por ejemplo, decir no a acudir a un determinado evento/fiesta al que realmente no te apetece ir. Durante estos 21 días, y en este apartado, ese será tu trabajo. Empezando por cosas simples, deberás ir aumentando el nivel de dificultad día a día y deberás ir anotando tus progresos. Con la práctica, cada vez te resultará más fácil. Este punto, además, es fundamental para identificar a las personas tóxicas que tienes en tu vida, pues si algo las caracteriza es que no saben respetar los límites de cada uno. Si alguien se enfada contigo por imponer tus límites, estás de enhorabuena: has identificado a una persona tóxica que a partir de ahora tendrá dos opciones. O aceptar tus límites, o salir de tu vida. Sea cual sea su decisión, saldrás ganando, te lo garantizo. Algo importante con esta práctica es que no debes imponer tus límites de un modo desagradable, agresivo o brusco. Puedes hacerlo con toda la amabilidad del mundo, y de hecho, es mejor que sea así. Cuando comenzamos a recuperar nuestra autoestima, especialmente si hemos salido de relaciones de abuso, es habitual que al imponer nuestros límites lo hagamos con cierta agresividad al ser conscientes de todo lo que hemos pasado, pero ese no es el camino. Es mucho mejor utilizar frases del tipo: “Lo siento, pero no me apetece, gracias”, “Preferiría que…. gracias por respetarme en esto”, “Lo lamento pero quiero que… gracias”, etc. O incluso al no aceptar críticas o frases desagradables sobre nosotros, no hace falta entrar en cólera, y es mucho más efectivo decir algo como: “Agradezco tu opinión, aunque no la comparto”, “Gracias por tu consejo, pero prefiero hacerlo a mi manera”, etc. Por supuesto, sobra decir que lo mismo que tú pides que respeten tus límites, tú debes respetar también los del otro. Y sobre todo, si alguien reacciona de un modo agresivo o desagradable cuando pongas tus límites, recuerda que tú eres responsable de cómo tú actúas, no de cómo actúan otros, así que mantén la calma y con amabilidad, no cedas en hacerte respetar. Poco a poco te irá resultando más sencillo y verás cómo te recuperas a ti mismo/a.

AUTOCUIDADO. No pretendas amarte si no eres capaz de cuidar de ti mismo. Por eso, durante estos 21 días, y cada día sin excepción, deberás hacer algo a favor de tu propio bienestar físico y apuntarlo en tu lista. Si son varias cosas mejor que mejor, pero al menos ponte como reto una al día. Puede ser desde algo tan simple como prepararte un desayuno saludable repleto de frutas hasta ponerte una mascarilla en el pelo, o algo tan complejo como dejar de fumar o ponerte a dieta, pasando por ir a una clase de Yoga, dar un largo paseo, meditar, ir a que te den un masaje… hay mil opciones, el secreto está en hacer algo cada día por ti, y al menos una cosa cada día, enfocada únicamente a tu bienestar físico. Si tienes oportunidad, incorpora aquí cosas que siempre has querido hacer por ti y nunca encontrabas tiempo, por ejemplo apuntarte a clases de Taichí o de Pilates, a un curso de cocina saludable, lo que sea que te guste y sea bueno para ti, podrá formar parte de esta lista. Que no termine el día sin que añadas algo nuevo a ella. 😉

DESMONTANDO FALSAS CREENCIAS SOBRE TI MISMO/A. Este es un trabajo duro, no voy a engañarte. Porque en este apartado vas a enfrentarte a todos tus miedos y falsas creencias que has ido aceptando durante años. Requiere que seas muy sincero contigo mismo, y también muy valiente. Se trata de identificar creencias que otras personas/sociedad/tú mismo has impuesto sobre ti y que en nada te benefician. Trata de localizar una cada día y rebatirla. Si además consigues pasar a la acción, ya nada podrá detenerte. Te pondré un ejemplo. Desde niño te han dicho o tú has sentido que eres tímido. Que jamás serías capaz de hablar en público. ¿Sabes cual es la mejor manera de enfrentar un miedo? ¡Pasando por ello! Apúntate a una clase de teatro y pide leer un texto ante todos. Desmonta esa creencia desde la raíz. Si la creencia limitante que tienes es que nunca serás capaz de lograr un trabajo mejor, revisa tu currículum, ponlo al día y trata de conseguir entrevistas en trabajos a los que normalmente ni te molestarías en intentarlo porque no te consideras capaz. Este apartado es difícil. Duro. Pero no dejes por ello de trabajar en él. Empieza por cosas más pequeñas y vete aumentando el nivel. Tus pequeños logros, que irás apuntando en tu cuaderno, te motivarán como no te imaginas. Cree en ti y da pequeños pasos. Puedes hacerlo. Es más, te debes a ti mismo hacerlo.

DIARIO PERSONAL/ RECHAZANDO PENSAMIENTOS NEGATIVOS/PERDONÁNDOTE A TI MISMO/A. En el último apartado de tu cuaderno deberás llevar un diario personal de cómo te vas sintiendo, qué dudas tienes, y qué vas a hacer para combatirlas. Analiza y anota cuántos pensamientos negativos sobre ti mismo tienes cada día, réstales fuerza y cada vez que te descubras diciéndote a ti mismo: “Soy tonto”, “No valgo para nada”, “No puedo hacerlo”, etc., cámbialos por “Puedo hacerlo”, “Soy válido”, “Esos pensamientos ya no van conmigo”. Se trata de ser muy disciplinados en este apartado. Cada vez que localices pensamientos negativos sobre ti mismo, cámbialos de inmediato. Estate atento, porque te sorprenderás de las cientos de veces que nos “regañamos” a nosotros mismos a lo largo del día. Del mismo modo, cambia los “Debo hacer esto” por “Podría hacer esto”. No permitas apuntar un solo problema sin inmediatamente poner alternativas de solución al lado. Tampoco dejes ni un solo pensamiento negativo sobre ti mismo sin rebatir. Por ejemplo, si te dices a ti mismo: “He perdido un valioso tiempo de mi vida” rebate este pensamiento con: “Lo importante es que por fin he encontrado el rumbo a seguir y ahora comienzo a valorarme y quererme. Solo ha sido un aprendizaje que tenía que vivir y gracias a él ahora soy mejor persona”. Sé compasivo contigo. Lo has hecho lo mejor que sabías según tus circunstancias y los recursos de los que disponías en ese momento de tu vida. Deja a un lado la culpa y aprende a perdonarte, lo cual ni mucho menos significa que debas abandonarte o conformarte. Lo que importa y lo único que tienes es el presente. Da igual lo que ocurriese en el pasado. Hiciste lo que pudiste. Pero ahora que sabes que tienes la responsabilidad de tu propia vida, no valen las excusas. Empieza ya y empieza hoy mismo a ser responsable de tu felicidad. Porque lo eres. Solo tú y nadie más. En este apartado puedes anotar frases positivas que te sirvan, incluso del tipo: “Me perdono por…”. Llora si es necesario para perdonarte. Cuanto más intenso y sincero sea tu trabajo aquí, mejor efecto tendrá. No camufles tus sentimientos por lo que piensas que se espera de ti. Deja que salgan, acepta tus miedos y las cosas que te duelen, y déjalas ir. Recuerda la frase de Jung: “lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”. Y ha llegado tu momento de transformarte y resurgir con más fuerza que nunca. Escribiendo en este apartado de tu cuaderno, seguramente encontrarás tu “mantra”, una frase que repetirás y que asociarás a este cambio que se está produciendo en ti. Debe ser muy positiva y significativa para ti. Te dejo algunos ejemplos: “Yo soy un triunfador”, “Soy capaz de hacer cosas increíbles”, “Soy una guerrera y puedo con todo”, “Yo creo mi propia vida”, etc. Es algo tan personal que solo tú podrás decidir cual será. Por último recordarte que no dejes pasar ni un solo día sin dedicarle unos minutos a este apartado. Es importante que trabajes en los 5 apartados a la vez. Puede que te resulte cansado, pero estamos hablando de cambiar hábitos que llevas interiorizando durante años. No nos va a llevar a nada ser perezosos o encontrar mil excusas para no luchar por nosotros mismos. Y si tú no luchas por ti, ¿quién lo hará?

Y hasta aquí nuestro trabajo de 21 días, que no es poco. El éxito del mismo dependerá únicamente de tu implicación y la responsabilidad que tomes sobre tu vida a partir de ahora. Te invito a pasar por mi perfil para leer otros artículos que podrían interesarte. No dejes de compartir en redes sociales si esta información te ha resultado valiosa. Gracias por leerme. 🙂

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristinace2018

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información