Carlos Lumer

  • Puede que una de las preguntas más decisivas, e incluso trascendentales que puede hacerse un ser humano, sea…, ¿De dónde venimos?
    Sin duda es importante, incluso en un sentido práctico, al punto que si des […]

    5.00 - 1 voto
  • Iba a titular el artículo, pensar o hacer, pero creo que el grano de arena define mejor lo que quiero expresar.

    También lo podía haber titulado, la envidia inútil; porque se trata precisamente de eso, de una […]

    5.00 - 1 voto
  • Era guarda de campo, en tiempos en los que tener una buena cosecha, significaba la diferencia entre pasar hambre o subsistir.

    Le pagaban unas monedas (cuando tenía suerte) que apenas le daba para el pan […]

    4.50 - 2 votos
  • Hace ya tiempo desde la primera vez, pero sigue ocurriendo. Lo tienes todo atado, o eso crees. El cenit de la planificación termina con el estudio de tus personajes. Analizas los matices que conforman las […]

    3.00 - 2 votos
  • Hace tiempo que dejé de creer en individuos completamente buenos, o completamente malos. La vida te va mostrando que en el lienzo de la existencia, los matices te acercan más a lo certero que los colores muy v […]

    5.00 - 2 votos
  • Dice el dicho que la esperanza es lo último que se pierde y que si al final te abandona, dos tercios de ti ya se han ido. Pues bien…, me propongo en este artículo a disertar un poco sobre esos dos tercios, que s […]

    5.00 - 2 votos
  • Estoy de acuerdo con la cita con la que inicias tu comentario. Las ideas que llevan implícito un juicio, suelen llevar impregnado un matiz emocional, cuya información se pierde en el abismo del inconsciente que abarca un transgeneracional casi infinito, por eso cualquier idea merece al menos ser escuchada y porqué no, analizada y estudiada, ya el…[Leer más]

  • El otro día lo escuché en una conferencia. El orador afirmó taxativo que el ser humano es y significa, el culmen de la creación. Ni corto ni perezoso, me fui directo al diccionario, por si toda la vida he est […]

    4.50 - 2 votos
    • Como diría Baruch Espinosa, ninguna idea es totalmente falsa o totalmente verdadera, sino que son comprensiones más o menos completas del objeto. El objeto de la Evolución es complicado; ya que, como ocurrió con las demás ciencias, cayó en manos de las sectas masónicas. Los masones son luciferinos, y aspiran a crear un mundo al margen de la Naturaleza en el que sean inmortales y cada vez más poderosos. En este sentido, Lucifer en cuanto aspecto inmanente de Dios es su aliado. El resultado es una Ciencia mefistofélica, o faustiana, en la que la espiritualidad está separada de la tecnología en manos de dios inmanente, y la religión prescinde de la razón para mayor provecho de su hermano trascendente.

      Es cierto que el ser humano es el culmen (terrestre) de la evolución; ya que manifiesta una consciencia mayor que los caracoles, o los chimpancés por ejemplo. Muy superior de hecho. Sin embargo, el error es considerar a la Naturaleza como dividida en especies. Esa taxonomía es inventada y mental, y no corresponde con los hechos objetivos.
      El verdadero sujeto de la evolución es el propio Universo; ya que es la cosa que cambia y acumula memoria y complejidad. La Tierra es sólo una parte ínfima de este proceso, que no es dirigido sino que ocurre de forma necesaria, por las leyes físicas. Pero si tomamos la Tierra como sujeto evolutivo parcial, tenemos que tras casi cinco mil millones de años ha sido capaz de producir un nivel de consciencia humano. La consciencia del humano no es humana, es terraquea; el planeta piensa a través de nosotros, como nosotros pensamos con el cerebro, y no es el cerebro el que piensa. También como nosotros, el pensamiento y la consciencia no empiezan y terminan en el fenómeno estrictamente antrópico, sino que somos «el cerebro consciente» de una máquina de pensar, o procesar información, que corresponde a todo el planeta.
      No es el ser humano el que está enfermo; es el propio planeta. Nosotros como red humana no somos más culpables, que lo son las neuronas del cerebro de sufrir una adicción a la cafeína o una neurosis; pero sí somos responsables, es decir: corresponde a nuestro nivel de procesamiento o consciencia, el aportar la parte crítica para curar al organismo. Necesitamos nuevos «dioses» ideológicos que sean capaces de reconocer nuestra identidad planetaria, que no contradice la individual y específica; y que «nos enseñen» a combatir a las ideologías luciferinas por un lado y a las religiones demoníacas por otro. Necesitamos una masa crítica de personas que entiendan lo que está pasando; y para llegar a ese punto, tanto la idea de que somos «malos» como de que somos «la destilación superior» son obstáculos insalvables, porque supone no comprender que el ser humano no sólo existe en un nivel de complejidad sino en muchos simultáneos.

    • Estoy de acuerdo con la cita con la que inicias tu comentario. Las ideas que llevan implícito un juicio, suelen llevar impregnado un matiz emocional, cuya información se pierde en el abismo del inconsciente que abarca un transgeneracional casi infinito, por eso cualquier idea merece al menos ser escuchada y porqué no, analizada y estudiada, ya el discernir de cada cual se ocupará de acoger o desechar, según su inteligencia y voluntad le aconseje la idea expuesta.
      Te agradezco el comentario. Las ideas y afirmaciones que expones, me parecen interesantes algunas, peculiares otras, pero todas en definitiva dignas de atención y estudio. Además, configurar una perspectiva más amplia de la realidad es siempre enriquecedor, por eso es de agradecer que alguien comparta en negro sobre blanco sus opiniones, o sus más íntimas ideas y conocimientos.

      Saludos.

  • Hoy me he acordado de él, no sé porqué. A veces un detalle, por más nimio que parezca, nos lleva a hilvanar pensamientos que pueden llegar hasta los albores de los primeros recuerdos y en este caso, por for […]

    5.00 - 2 votos
  • La sensación de aprisionamiento suele ser común para los usuarios de vehículos, sobre todo si son de cuatro ruedas, al circular durante los habituales atascos en hora punta en las grandes ciudades, o a co […]

    5.00 - 2 votos
    • Ojalá todos supiéramos ver esos momentos de estrés del tráfico como momentos para ejercitar nuestra imaginación.

  • Puede suceder en el lugar y situación más inesperada; de improviso salta la chispa y la magia del talento hace el resto. Da igual que se trate de una composición literaria, una partitura de música, un pastel irr […]

    5.00 - 2 votos
  • La manera de ver el mundo y nuestro mundo particular, no tanto con el sentido de la vista, sino con la emoción que subyace de ella nos influye, hasta el punto de condicionar una vida. Existen tantos universos […]

    5.00 - 3 votos
  • Contar hasta mil, hasta diez mil o hasta el infinito qué más da. Lo importante es no dar el paso, si no se tiene la certeza absoluta.
    LLega el verano y con él, el masivo abandono de animales domésticos, gen […]

    5.00 - 2 votos
  • Podía haberse titulado aquellas maravillosas series, porque es precisamente de eso de lo que voy a tratar; de las mejores series: las de los 80.
    Cada uno es hijo de sus años mozos y para mí aquella época, en muc […]

    5.00 - 1 voto
  • Existen varias frases hechas a las que considero malditas, porque nos empequeñecen como individuos, aun cuando son ofrecidas con la mejor voluntad del mundo. A veces el emisor es supuestamente, una de las […]

    5.00 - 2 votos
  • Lo pedimos tal cual. Ella una nube doble descafeinado y yo un sombra, también doble. Aquí es conveniente hacer la primera aclaración para los neófitos en cafés malacitanos. Para la nube no fue necesario alqu […]

    5.00 - 1 voto
  • Con qué nostalgia las recuerdo. Casi siempre al atardecer o de noche. Coincidía con un fallo en la electricidad o simplemente surgía la magia y la caja tonta del tamaño del arca de la alianza, tenía que espe […]

    5.00 - 2 votos
  • Sin quitar mérito al riguroso método científico que tanto ha ayudado a avanzar a la humanidad en muchos aspectos y a su capacidad para medir de una manera cercana a la infalibilidad, hay circunstancias que ti […]

    4.50 - 2 votos
  • Me acuerdo que iba muy tranquilo, sin embargo a mi lado, otros camaradas de edad y estatura iban berreando como cosacos, lo que, no debo esconder, produjo en mí ciertas ínfulas de superioridad. Para que iba a l […]

    5.00 - 2 votos
  • Lo hablaba con un compañero de trabajo y ambos coincidimos. Hay situaciones en la vida para las que nunca se está lo suficientemente preparado y que te obligan, cuando menos, no ya a hacerte las mismas preguntas d […]

    5.00 - 1 voto
  • Cargar más