Luis Alberto Solórzano Sojo

  • Me ha sorprendido mucho saber que en 1981 el escritor Dean Koontz publicó la novela Los ojos de la oscuridad (The eyes of the darkness) en la que habla de un virus, una poderosa arma biológica desarrollada en l […]

    4.50 - 2 votos
    • Hola amigo.
      Me ha gustado mucho tu entrada. Bastante llamativa sin duda, hablando del Coronavirus.
      Por lo visto te gusta la literatura… te invito a dar un vistazo a la nueva obra que estoy escribiendo «El sueño de una mujer luchadora» basada en hechos reales con una que otra pizca de ficción…
      Saludos cordiales.
      Ojalá te guste, y me sigas.

  • El argumento clásico a favor del idealismo es el de Fichte. Hay filosofías que parten del objeto, como el materialismo, y concluyen que el ser humano es un objeto dominado por leyes naturales. El idealismo parte d […]

    5.00 - 1 voto
  •  

    Son célebres las definiciones que muchos filósofos han hecho del ser humano. Aristóteles nos definió como animal racional y animal político. Descartes no definió al hombre entero, sino solo al alma como c […]

    5.00 - 1 voto
    • DiegoT respondió hace 1 dia

      Sartre, ese hombre que desvirgaba a las alumnas de instituto que le traía Simone de Beavoir hasta que a ella la expulsaron de la carrera docente (entonces se metió a trabajar para los nazis) probablemente no tenía razón.
      Sartre a mi parecer era un batracio muy mal documentado de las cosas científicas.

      Por ejemplo, yo creo que si admites la consciencia, admites el alma: ya que el alma no es sino la memoria de eventos de la consciencia. La consciencia y su poso, el alma o memoria sistemática, no son materiales: porque lo material no existe sustancialmente, no vivimos en un mundo material.

      Cuando los físicos hablan de que sólo hay un mundo material, lo que quieren decir es: vivimos en un mundo que es producto de la comunicación de puntos cuánticos adimensionales, que no tienen realidad local, y que a su vez son manifestaciones de influencias invisibles (campos) que existen en todo el universo y en ningún lugar en concreto. La separatidad de los cuerpos y el espaciotiempo, no se consideran como algo fundamental sino una propiedad emergente que puede ser percibida, o construida, en un escenario virtual pseudo tridimensional.

      Luego si la consciencia existe, como parece ser (y no sólo en seres humanos, sino en muchos seres; y se cree que incluso en insectos) lo hace en un universo que no es definitivamente material, sino sólo físico: que está organizado en torno a restricciones regulares (leyes físicas).

      Por eso es que yo defiendo que la consciencia existe, el alma existe como producto de la memoria de los eventos de consciencia; y son parte de una Realidad que no es material y que no conocemos, sólo experimentamos. Que exista un alma eterna es otro cantar; ya que un alma es una narración, y una narración tiene que tener principio y final. Tener existencia significa tener forma: tener un límite, un contorno, que acota un potencial determinado y lo separa del resto de la Realidad como suma de potencialidades.

      Y lo que tiene un contorno, un límite, empieza y acaba. De lo que podemos deducir que el alma existe, pero no es eterna ni puede serlo, ni siquiera traspasándola a un ordenador cuántico como esperan los seguidores de Lucifer (transhumanos y masones). Cualquier forma, o identidad sometida a un «tiempo» demasiado extenso, se diluye completamente.

  • Otra expresión sartreana famosa es “el infierno son los otros”. Sartre supera el solipsismo (la idea de que solo el yo existe) y el idealismo subjetivo mediante el fenómeno del pudor. Los otros son reales porqu […]

    5.00 - 1 voto
    • DiegoT respondió hace 1 dia

      El infierno era él y la zorra de su mujer; amigos de los nazis, amigos del comunismo de los gulags, amigos del Ché Guevara, activistas por la legalización de la pederastia. Par de psicópatas sin escrúpulos, con ínfulas de filósofos.

  • En El ser y la nada, Sartre esboza su famoso psicoanálisis existencial que, de alguna forma, se parece a lo que postularon Eric Fromm y Alfred Adler. En primer lugar, Sartre niega la distinción entre una libido y […]

    5.00 - 1 voto
  • Freud y Sartre. Para entender a los pensadores de la primera mitad del siglo XX hay que tener en cuenta su manía de pretender alcanzar leyes del comportamiento humano como lo había hecho la física con la caída de […]

    5.00 - 1 voto
  • El danés Soren Kierkegaard fue el fundador del existencialismo. Su padre fue víctima de terribles complejos de culpa. Parece que en su juventud cometió un pecado, tal vez blasfemia, cuando era muy pobre. Luego se […]

    5.00 - 2 votos
  • Los Hechos de Pedro constituyen el apócrifo más fecundo y afortunado. De ellos surgió la idea de que san Pedro fue crucificado en Roma cabeza abajo (el dominio del obispo de Roma sobre la Iglesia deriva de al […]

    5.00 - 6 votos
  • Es común hallar en los textos sagrados magos o hechiceros que asombraban con sus trucos, frecuentemente prestidigitadores como los actuales. Uno de los más célebres fue Simón el mago, quien aparece en Los Hec […]

    5.00 - 4 votos
  • Los siglos XVII y XVIII presenciaron, en Europa, cambios extraordinarios en los ámbitos de la religión, la astronomía, la política y la economía que implicaron su creciente democratización. La Iglesia deten […]

    5.00 - 4 votos
  • El reinado de las transnacionales. ¿Nos deshumaniza la tecnología? Hace pocos días escribí un texto sobre la novela La hora 25 de Constant V. Gheorgiu. Uno de sus protagonistas, Traian Koruga, muestra su pes […]

    5.00 - 4 votos
  • Acabo de ver un video en que se dice que es un mito que para Darwin el hombre descienda del mono. En realidad, para Darwin sí descendemos de los simios, no del chimpancé, el orangután, el gorila o el bo […]

    5.00 - 3 votos
    • En El origen del hombre, ese libro valiente que le granjeó tanta fama y enemigos : The Descent of Man fue un best-seller, igual que The Origin of Species. Sí que tuvo enemigos, por ejemplo en la comunidad científica, por su falta de rigor. Pero no lo publicó «contra viento y marea», sino que al contrario fue muy bien recibido y celebrado. Las ideas racistas de este libro y otros de la Inglaterra victoriana, penetraron como agua de mayo en las élites anglosajonas, que buscaban legitimar sus ideas sobre la pureza racial y la eugenesia social con un halo científico. Incluso hoy día cuando la genética y la biología ha superado estas categorías hace casi un siglo, siguen muy vivas en el Reino Unido y Norteamérica entre las personas de extrema derecha y sus categorías siguen siendo reivindicadas por la izquierda demócrata cada día.

      Houston Chamberlain, estaba obsesionado por intentar infundir al nazismo de estas ideas raciales, el arianismo, la consideración de los judíos como «raza degenerada» etc. Este señor inglés de hecho consiguió conocer a Adolf Hitler y que las ideas del darvinismo social se implantaran en el III Reich como no podía hacerse en Inglaterra.

      Personalmente creo que tomaría una cerveza con Darwin, e incluso con sus amigos masones; creo que realmente, al menos algunos de ellos, intentaban aportar mucho a la ciencia y explicar las inmensas diferencias entre personas europeas y subsaharianas por ejemplo. Sin embargo, en la práctica el paradigma darwinista supuso una desviación histórica de la comprensión del mundo natural y social, que aún estamos pagando. Sospecho que Darwin no sería nada darwinista hoy, y de hecho en sus últimos escritos ya no empezaba a verlo claro. Ojalá hubiese podido conocer el ADN, la auto-domesticación, la teoría simbiótica, los sistemas complejos emergentes, la epigenética… Habría escrito cosas mucho mejores que El Origen de las especies y El origen del Hombre. A Hitler o a los movimientos supremacistas blancos y afroamericanos, les habría llegado un mejor modelo de comprensión de la realidad.

  • Teleología interna. El filósofo francés Henri Bergson negó la teleología para favorecer una evolución creadora. Dijo que las causas finales eran un determinismo al revés, o sea, si alguien nos pone un fin, estamo […]

    5.00 - 3 votos
  • Han sido muy comentadas las declaraciones de una ministra, en las que afirma que el desempleo se debe, en gran parte, al hecho de que en la década de los 80, por la crisis económica, muchas personas a […]

    5.00 - 4 votos
    • Yo creo que el capitalismo y el comunismo, lejos de contrapesarse, se refuerzan mutuamente. El capitalismo crea los medios materiales para que la población crezca sin control, al no faltar comida, casas o dinero. Las nuevas masas -y ya somos 7800 millones, sobre todo en África, donde lejos de aminorarse el crecimiento se desboca cada año más, merced a su boom económico y la posibilidad de emigrar en masa- generan al «Hombre Masa» que preconizó Ortega y Gasset.
      Además, la creatividad tecnológica del capitalismo, que termina siendo copiada por el comunismo, genera una revolución permanente acelerada que destruye los sistemas vitales de las sociedades y del propio planeta. Esto también ayuda mucho al comunismo.
      Y el comunismo y fascismo en el mundo, sirve a su vez para que la gente vote neoliberal para evitar que su país se vuelva Venezuela o China.
      El capitalismo y el comunismo se ayudan mutuamente, en un bucle de retroalimentación positiva exponencial. Más capitalismo es más comunismo, y viceversa. No es contrapeso uno de otro como usted cree, examine bien la cuestión y verá que es así en muchos aspectos.

  • Umberto Eco se inspiró en Jorge Luis Borges para crear uno de sus personajes de la novela El nombre de la rosa: el bibliotecario ciego Jorge. Borges, a su vez, fue un buscador del nombre de la rosa en su […]

    5.00 - 4 votos
  • Siempre me había extrañado este pasaje del Evangelio de Lucas: el camino de Emaús. Dos viajeros, que no reconocen a Jesús, le cuentan a un caminante los sucesos recientes en Jerusalén, la muerte del nazareno, a qu […]

    5.00 - 4 votos
  • Platón hizo una pregunta: ¿son buenas las cosas porque Dios las quiere o Dios quiere las cosas porque son buenas? El Génesis opta por lo segundo. Dios crea las cosas y ve que son buenas. Todo fue creado de una ve […]

    5.00 - 2 votos
  • Jorge Luis Borges escribió Tres versiones de Judas. Escribió también sobre el rostro de Jesús. Dijo que tal vez si conociéramos sus rasgos nuestros serían los secretos de las parábolas y sabríamos si el hijo de […]

    5.00 - 3 votos
  • El astrónomo inglés Fred Hoyle (1915-2001) no es tan conocido como otros científicos más renombrados, pero su obra no deja de ser una de las más impactantes del siglo XX. Sabido es que Alexander Friedmann y Geor […]

    5.00 - 4 votos
  • A veces es bueno releer obras que leímos hace muchos años, cuando éramos estudiantes. En aquella época captamos unos detalles que nos sirvieron para obtener el conocimiento necesario para aprobar cursos y obt […]

    5.00 - 6 votos
    • En mi casa tengo una bola de queso de cabra infinita. No sé si es redonda o cilíndrica, porque es infinita; pero le voy quitando cuñas y haciendo bocadillos. ¿Podría ser esta bola de queso Dios? De momento sé que es material, y muy buena para comulgar con pan de pueblo.

  • Cargar más