unaesteladerelatos

  • unaesteladerelatos ha cambiado su imagen de perfil. hace 3 semanas, 4 dias

  • unaesteladerelatos ha escrito una nueva entrada, El Ascensor hace 4 semanas

    EL ASCENSOR

    Llegaba tarde, así que, en lugar de usar las escaleras, como me gustaba hacer, cogí raudo el ascensor. No me gustaba ese aparatejo, me producía…Miedo no, no crean, ni pánico, era, no se… Par […]

  • unaesteladerelatos ha escrito una nueva entrada, Desengaño hace 1 mes

    DESENGAÑO

    Eran las nueve de la mañana, aproximadamente, y Zacarías se encontraba en el umbral de la puerta observando el ajetreo de la cocina. Las criadas pelaban patatas, cortaban verduras, limpiaban pe […]

  • Con este artículo comienza una serie a la que se me ha ocurrido llamar: “Mis futuras lecturas”; en la que, como su propio nombre indica, compartiré las novelas que pasarán por mis manos. Eso sí, no nec […]

    • La Tapadera, excelente película y seguramente una excelente novela. Habrá que estar atentos a tus futuras lecturas, porque seguro que darás buenas ideas para leer. De Grisham nunca he leído nada, pero me gustaría empezar por La Tapadera. Saludos.

  • No esperéis encontrar otro relato sacado de mi imaginación; hoy no, hoy quiero hablar de estos grandísimos y, a veces, incomprendidos profesionales: los abogados.

    Gracias a mi incursión profesional como fun […]

  • Una intriga en torno a la Sábana Santa: un fascinante recorrido histórico desde la actualidad hasta la época de Jesucristo.

    Un incendio en la catedral de Turín, donde se venera la Sábana Santa, y la muer […]

  • Hola, amigos lectores. A raíz de varias peticiones, comparto esta historia al completo, para que os resulte más fácil su lectura. Espero que disfrutéis con ella tanto como yo lo hice escribiéndola y, por favo […]

  • Mientras tanto, en una casa de campo lejos de la gran ciudad:

    —Se acabó mi paciencia, creo que ha llegado el momento de acabar de una vez por todas con esta situación. Estamos jugando con fuego, ahora más […]

    • A la vez que una partida de ajedrez, cada uno de los dos movía sus fichas y Guillermo sabría que podría conseguir tablas. También conocía el refrán: “Quien a hierro mata, a hierro muere” y aquel otro que decía: “Los muertos descansan para siempre”.
      La mañana empezaba pronto y los peones trabajaban a destajo. Muchas obras se producirían durante el día.
      Este día Dani se debatía entre diferentes opciones. Volver de la tumba y matar a su amigo pero después de lo escuchado por “El Bolas” y sus amenazas a Laura pensó que el siguiente de la lista sería él y si acababa todo esto ¿Qué sería de su vida?. Estar con el rey negro no le gustaba, quería ser libre y acabar con todo esto, además se había ganado la confianza de “El Bolas” y conocía sus cuentas. Antes de ir al juzgado hizo el último encargo.
      Mientras tanto, en el despacho de Guillermo todo estaba tranquilo, sus compañeros despiertos y nadie sabía lo que en unos minutos iba a suceder.
      Cuando Dani llegó con tanta facilidad, pensó que era su día de suerte pero estaba muy lejos de imaginarse lo que vendría.
      Entró en el despacho de Guillermo aunque escondía la pistola, la luz reflejaba en ella y se veía desde el ángulo. Dani estaba asombrado y en el momento en que oyó su nombre, fue lo último que se escuchó, después un punto rojo seguido de un disparo silenció el ambiente.
      Mientras tanto en una caseta lejos de la ciudad se veía en una mesa documentación falsa, dinero y un cadáver acribillado de disparos.
      FIN

  • Aquí tenéis todos los capítulos juntos de “Vivencias Judiciales-Una difícil decisión” compartidos hasta el momento. Muy pronto, tendréis ya el desenlace de esta historia. Espero que esté siendo de vuestro agrado […]

  • De repente, se le ocurrió una idea. Descabellada, sí, pero era la única salida que encontraba, por el momento. Se dirigió al despacho de su hermano, a quién encontró sentado, de espaldas a la puerta, y cara […]

    • Guillermo viendo que nadie le hacía caso pensó que los muertos hablan mejor que los vivos y si él estuviese muerto no le podrían acusar de nada. Estuvo pensando mucho en la manera de hacer las cosas para que “El Bolas” también tuviese su ración. Miró su despacho y recordó un escondite secreto que tenía donde podía poner una pared sin que el que viniera se diera cuenta de que era falso y nadie se percataría de lo sucedido.
      ¿Cómo hacerlo para no levantar sospechas? Entonces, fue a hablar con el portero del edificio para poder prepararlo todo esa noche pero como desconfiaba de que algún espía estuviera husmeando por los juzgados. Recordaba lo que le pasó al ex de Estela y que nadie encontró al asesino pero en este caso era diferente y podría hacer algo para conseguirlo. Mientras estaba maquinando todas las piezas de la tela de araña, hizo unas llamadas con un teléfono desechable y consiguió las llaves a través de otra persona. En el camino hacia casa dio un gran rodeo y en las afueras había un amigo suyo quien le debía un favor.
      Cuando se enteró de la propuesta, le dijo:
      -Guillermo, esto es una locura pero te entiendo. Hace mucho que dejé el rifle pero entiendo que si es tu última voluntad pueda hacer una excepción, luego cambiaré y desapareceré de la ciudad.
      -Gracias amigo, aquí tienes las llaves. Hazte pasar por el nuevo cliente, todo lo tienes en este sobre.
      La noche era oscura y el infiltrado había montado su letal arma con láser. Al igual que una lagartija entró en el edificio sin ser visto por nadie y se escondió en ese rincón.

  • CAPÍTULO SIETE

    Volvió a preguntarse si debía correr el riesgo y contárselo a alguien. Difícil decisión: ahora, no solo era el peligro de que Ricardo Arias, “El Balas”, tomara cartas en el asunto, sino que […]

  • La historia de Marta es la historia de una mujer solitaria, una mujer que debido a los avatares de la vida se ve encerrada en una habitación sin ninguna esperanza de poder ser libre en mucho, mucho […]

  • Dos meses después, seguían las investigaciones en el mismo punto que habían comenzado, sin conocer quién era el asesino, o asesinos. Lo que tenía más en jaque, tanto a la policía, como a la justicia, como a […]

  • Cómo me gustaba sentarme en ese banco. La verdad es que no sabría decir porqué, tal vez por costumbre, era el banco que había visto desde que era una cría justo en el portal de mi casa. Me gustaba sent […]

  •  

    En el juzgado, Tonia y Celeste, intentaban dar consuelo y calmar a una temblorosa Laura, compañera de Dani y persona que había descubierto el cadáver. Aunque, lo más correcto sería decir que su muert […]

  • unaesteladerelatos ha cambiado su imagen de perfil. hace 3 meses, 4 semanas

  • Llegó a su casa alrededor de las ocho, encendió el televisor y se puso a ver un partido de su equipo favorito, que había grabado meses antes, con la intención de distraerse con algo y mantener la mente ocupada en […]

  • CAPÍTULO TRES

    Alfonso fue a su despacho y dejó los libros sobre la mesa, tenía que ir a hablar con Ana, a su hermano le preocupaba algo y ella a lo mejor sabía el qué. Podría habérselo preguntado a él mismo, […]

  • CAPÍTULO DOS

    Abrió el cajón que se encontraba a la izquierda de la mesa, sacó la cartera, se levantó y se dirigió a la puerta, con las últimas palabras de “El Balas” martilleando en su cabeza. Al salir, se […]

  • Hola amigos. Un placer compartir otro artículo de, “Curiosidades judiciales”, donde esta vez os hablo de la toga, vestimenta por excelencia de la justicia. ¿Sabéis por qué es negra? Seguid leyendo y os ent […]

  • Cargar más