Sociedad

Belleza, es mucho más que un certamen

Belleza, es mucho más que un certamen - Sociedad

Hace algunos días en la televisión transmitieron el certamen “Miss Universo” desde Las Vegas Nevada en los Estados Unidos. No es que yo me encuentre muy al pendiente de este tipo de eventos, pero a veces es inevitable el verlos y enterarte de lo que ahí acontece. Sin duda, aparecen muchas mujeres jóvenes muy hermosas todas ellas y sin duda también porque no decirlo varias de ellas se nota que se han preparado para la ocasión, pues todas ellas tienen la ilusión de ser la “mujer más bella del mundo”, lo cual probablemente sea una ilusión muy válida, pues considero que todos y todas tienen el derecho de tener ilusiones y hacer lo posible por realizarlas, siempre y cuando estas ilusiones sean gratificantes y beneficiosas para quien las lleve a cabo, así como para su comunidad.

En lo personal, no tengo nada contra este tipo de certámenes, ni de ningún modo critico ni a las chicas, ni a los organizadores y patrocinadores, ni al publico televidente, pues de alguna manera yo también por la razón que sea presencié el concurso; además estamos en un mundo libre en donde cada quien es libre de elegir ver lo que quiera ver por la televisión.

Sin embargo, no pude evitar reflexionar ¿Qué sentido tiene buscar a la mujer más bella del mundo? Desde mi punto de vista considero que la belleza es una categoría absolutamente abstracta, todos tenemos diferentes ojos y diferentes gustos, por lo cual siempre o casi siempre resulta imposible ponerse totalmente de acuerdo en este tema. ¡Lo que es bello para alguien no necesariamente es bello para todos!

¡Dicen que en gustos se rompen géneros! Sin duda, en mucho esta última frase tiene su dosis de razón y la verdad en una categoría tan abstracta como la belleza es complicado ponerse totalmente de acuerdo al respecto.

Por otro lado, inevitablemente en esos certámenes lo que más resalta es la belleza física, que desde nuestro punto de vista le damos su lugar y su valor, pues el cuidar el cuerpo y el rostro a fin de mantenerlos “bellos” no debe ser asunto fácil; además en menor medida pero hay que decirlo en esos certámenes se trata de resaltar de algún modo la inteligencia y la preparación educativa de las concursantes, que desde luego no es un asunto menor.

Sin embargo, desde nuestra perspectiva la belleza está mucho más allá de la belleza física y también de la inteligencia. Por bendición de Dios y de la naturaleza, el ser humano tiene muchas formas de apreciar la belleza mucho más allá de lo físico, mucho más allá de lo racional, sin duda también debe haber “verdaderas gemas” únicas en su tipo bellas ¡Bellísimas! Solo que los espejos y muchos ojos son demasiado obscuros para reflejar y
captar su belleza. Por esa razón no existen y que bueno que no existen certámenes de belleza referentes a el alma. ¡Ah como me gustaría no solo tener ojos que sean capaces de apreciar la belleza física! ¡Ojalá algún día mis ojos se abrieran más y pudieran apreciar mucho más allá de lo físico!

Por otro lado, también consideramos que lo bello no necesita competir ni confrontar para ser bello, lo bello es ¡Bello por sí mismo! Y se le aprecia más en la cotidianidad de su entorno, es decir una mujer bella se ve más bella en la cotidianidad de su entorno, en su vida diaria, en donde no está concursando, en donde es ¡ella misma!

En fin, la belleza física es valiosa pero en mucho es temporal ¡nada más temporal! La inteligencia tal vez sea un valor que nos pueda acompañar más tiempo en nuestra vida ¡Sí la cuidamos! Pero la “legitima bondad del alma” es un tipo de belleza y de inteligencia aún más rara, digna de verdaderos seres ”bellos e inteligentes”, no excluye a nadie como la belleza física y la inteligencia racional, pues si así lo deseamos ¡Todos podemos ser bellos! Además ¡La belleza del alma te acompaña en esta vida y más allá, por lo que no es temporal! ¡Es eterna!

Por cierto, una sudafricana ganó el certamen “Miss Universo”, sin duda es una mujer muy bella, seguramente en mucho también muy inteligente ¡Claro no nos está prohibido darnos un taco de ojo como se dice aquí en México! Muchas veces es hasta necesario, no solo para los hombres ¡también para las mujeres! Pues dicho sea de paso ¡que viva la legítima igualdad y equivalencia de género! Y bueno, para que todos queden incluidos, también por supuesto en el taco de ojo incluimos con todo gusto y al mismo nivel ¡a todos aquellos hombres y mujeres que tienen preferencias sexuales diferentes!

Bueno, retomando y ya para terminar, ojalá que desde ahora, aparte de mirar con nuestros ojos, aparte de usar nuestra inteligencia, que por cierto es legitimo valernos de lo que se acaba de mencionar, pero tal vez sea más legítimo valernos de “la belleza e inteligencia del alma”.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.64 - 14 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Zapata-D

Deja un comentario