Anuncios
Política

¡ ¡ ¡ Bendita Monarquía ! ! !

¡ ¡ ¡ Bendita Monarquía ! ! ! - Política

El día de Reyes Magos es supuestamente un día de magia y sorpresas, mas o menos inesperadas. 

Bien está que les dediquemos este día a los “más peques”, y que todos ellos vean cumplidos sus deseos, generalmente transformados en forma de juguetes.

No creamos que los reyes Magos viven siempre entre nosotros , concediéndonos , con solo pedirlo, todos nuestros anhelos. Que el esfuerzo  que cuesta conseguir las cosas que realmente merecen a pena lo vayan a suplir estos tres sabios de oriente. No sería justo.

Pero no es momento se ser aguafiestas. Tiempo habrá de hablar de otros temas.

Además ,  no hay que olvidar que las Navidades no acaban hasta el domingo después del día de Reyes que en la tradición cristiana occidental coincide con el Bautismo de Jesús en el Jordán. Es decir,  el próximo día 13.

Más todavía duran las Navidades en Oriente (en el propio Belén por ejemplo) , ya que estas no acaban hasta el comienzo del  mes de Febrero, incluyendo dentro de la Epifanía,  las bodas de Caná, donde Jesús hizo su primer milagro.

Con lo cual, todavía estamos a tiempo de encomendarnos a Jesús,  para que él transforme nuestras vidas, que inocule el bendito virus de la inocencia en nuestras almas, zarandeando nuestros corazones, para que volvamos al niño que alguna vez fuimos y que aún llevamos dentro.

Con ese niño aflorarán todos los valores que todavía atesoramos: humildad, curiosidad, valentía,

lealtad, amistad, y sobre todo, dignidad. Dignidad de ser una persona humana.

Los que nos sentimos cristianos, somos unos privilegiados. Lo que en otras religiones, creencias o culturas, quien les ha venido a redimir es un héroe, a nosotros , sin embargo, nos viene a salvar un niño entre pañales.

Dejemos pues que el niño que llevamos dentro, que no es otro que Jesús, abrace nuestras vidas y vaya derrumbando muros que antes de su llegada eran infranqueables: muros de intolerancia, muros de desconfianza, muros de odio, rencor, violencia…… 

Que ese bebé en el pesebre que todos hemos sido alguna vez, sea el faro y norte de nuestras vidas, recordándonos  que estamos en este mundo para disfrutarlo, mejorarlo cada día , y mejorarnos a nosotros mismos y a los demás, para poder decir al final del camino, que por esta tierra ha pasado un niño que se hizo hombre.

Igual que el agua, que solo  cuando hierve es capaz de mover la maquinaria más pesada, y solo depende de un grado de temperatura ( de 99 a 100 ¨C), que ese grado que haga hervir nuestras vidas nos lo proporcione el calor de ese niño recién nacido en Belén. Aprovechemos estas fechas para unirnos a Jesús, haciéndonos un niño como Él.

Que con esa mirada de niño, todos los problemas que nos está tocando vivir en estos tiempos tan convulsos, se vean con otra perspectiva que quizás, lejos de ser un motivo de conflicto, o amargura , hagan de ellos una oportunidad para crecer.

A mí personalmente, cuando alguna vez me han preguntado que es el AMOR, inmediatamente me viene esa imagen del niño llorando en una noche estrellada de Belén.

Que todos los sinsabores, que no son pocos, los afrontemos con el corazón limpio, con inocencia , frescura, y ese punto de audacia que aún tienen los mas pequeños.

Como deseo personal que os traslado a todos en esta bendita Epifanía, es que hagáis realidad eso que tantas ocasiones Él mismo nos ha repetido…. Y que no es otra cosa que “DIOS ES AMOR”.

Feliz día de Reyes.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.71 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Little Bighorn

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información