Salud

Beneficios de la lactancia materna



Beneficios de la lactancia materna - Salud

A lo largo de los años la lactancia materna ha sufrido muchos ataques por así decirlo por parte de la sociedad. Cuántas veces hemos oído frases tipo «dar el pecho es una esclavitud», «el niño se quedará con hambre hasta que le metas un biberón», «no tienes suficiente leche o la que tienes es de mala calidad y por eso tu hijo se queda insatisfecho» o «es mejor que le des el pecho cada cuatro horas y durante diez minutos, si no lo tendrás todo el día enganchado». Y una infinidad más de mitos o mentiras que nos pueden decir incluso nuestra madre o nuestra suegra, más bien por ignorancia, no por mala fe.
En primer lugar debemos saber que la leche que produce una madre es perfecta para su hijo. No digo buena, digo perfecta. Su composición es la adecuada a las necesidades del bebé en cada momento y va cambiando a lo largo que crece el bebé, adaptándose a sus requerimientos de nutrientes a cada momento.
A continuación vamos a ver algunos de los beneficios que tiene la lactancia materna.
– Para el bebé, tiene los componentes que necesita, en cuanto a grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas y demás nutrientes, y en la cantidad exacta que precisa. Además, contiene anticuerpos que le protegen frente a muchas enfermedades y dolencias, como alergias, infecciones y demás afecciones de todo tipo. Se ha comprobado cómo los niños alimentados con lactancia materna exclusiva caen enfermos en mucha menor proporción que los alimentados con lactancia artificial.
También les protege del riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante, así como diabetes u obesidad a largo o corto plazo.
– Para la madre también es muy beneficiosa, ya que le ayuda a perder el peso incrementado durante el embarazo más fácilmente y le disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama u ovario, le protege frente a la osteoporosis, patologías cardíacas u obesidad. También le retrasa la vuelta de la menstruación y es relativamente anticonceptiva. Esto último no es 100% seguro, por lo que si no se desea quedarse embarazada de nuevo se deben tomar otras medidas.
Además de todo esto, hay muchos más beneficios, como el vínculo afectivo que se establece entre el bebé y su madre o el ahorro económico que conlleva frente a la leche de fórmula.
Esto es solo un breve resumen. Existen numerosos libros que explican mucho más detalladamente todo lo relacionado con la lactancia materna. Personalmente, os diré que el titulado «Un regalo para toda la vida», del pediatra Carlos González, a mí me ha ayudado mucho, por lo que os recomiendo leerlo. También podéis informaros en la web, ya que hay muchísimos artículos sobre el tema.
Por último, si estás embarazada o ya dando el pecho, ¡ánimo! persevera y mucha paciencia, que esto merece la pena.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marperoj

1 comentario

  • La lactancia NO es anticonceptiva, ni poco ni mucho ni «relativamente», lo que ocurre es que con la hormona de la prolactina alta es más difícil concebir.

    Por otro lado, lo del vínculo afectivo es una falacia, los vínculos no se crean por procesos orgánicos, sino cuidando a tu hijo, queriéndolo, protegiéndolo y educándolo. Si eso fuera así, los hijos de madres que no han amamantado tendrías carencias afectivas y no se ha demostrado correlación alguna.

    Yo hubiera enumerado también las desventajas, que las tiene, como, por ejemplo, que una dieta mal llevada o el consumo de medicamentos puede alterar la composición de la leche. Resulta complicada de llevar si la madre trabaja, aparte de las molestias físicas que ocasiona al pecho.

    La lactancia es maravillosa, pero todas las rosas tienen sus espinas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.