Medio Ambiente

Bicicleta eléctrica: por qué y cómo disfrutarla

Incredulo
bicicletas electricas

Es un vehículo que no contamina, permite practicar deporte fácilmente y te permite llegar al trabajo en menos tiempo. La bicicleta eléctrica cuenta ya con muchos defensores que la alaban como el transporte del futuro.

 

Las grandes ciudades están saturadas. Coches por todas partes y contaminación son dos de las grandes características que describen cualquier ciudad. Continuamente se está explicando la importancia de reducir la contaminación debido al riesgo para la salud y el problema climático pero ¿cómo reducir la contaminación si todo el mundo viaja en coche? La solución es un medio de transporte que ayude a reducir el nivel de CO2 en la atmósfera, es decir, que no contamine.

 

La salud es un tema muy importante para la sociedad en general. Todos los días, los expertos, recomiendan practicar deporte. Aunque todos estamos de acuerdo en que es necesario pero ¿cómo practicar deporte si apenas se tiene tiempo? La solución es poder usar un transporte que te permita practicar deporte sin darte cuenta y que no sea correr porque llegas tarde a la oficina.

La realidad es que nos cuesta sacar tiempo para hacer ejercicio, disfrutar de lo que tenemos alrededor y entrar en contacto con la naturaleza, por eso, es importante contar con una buena razón que nos anime y nos haga más sencillo poder tener cubierta la necesidad de aliviar el estrés y hacer deporte. Pero ¿cómo?

La respuesta es: una bicicleta eléctrica

¿Qué te parecería poder llegar al trabajo sin retraso, sin atascos y haciendo ejercicio a la misma vez? ¿No crees que sea posible? Pues sí que lo es gracias a las bicicletas eléctricas Moustache.

La bicicleta eléctrica es un vehículo que tiene la misma forma que una bici convencional lo único que la hace distinta es que, al pedalear, tiene una especie de sistema que ayuda. Hemos dicho bien al explicar que es un vehículo con la ventaja de que se puede ir por el carril bici aliviando el problema del terrible tráfico que se forma en las horas de salida y entrada de las oficinas.

La bicicleta eléctrica, como pasa con la normal, no requiere de ningún tipo de carnet especial para poder usarla. Todos los miembros de la familia pueden tener a su disposición la suya para salir a disfrutar del día recorriendo la ciudad. Después de esto ¿todavía quieres seguir yendo al trabajo en coche?

Ayuda al medio ambiente

El mayor problema de las ciudades es la gran contaminación que existe. Por eso, los ayuntamientos están intentado bajar el nivel de contaminación prohibiendo el uso de vehículos por el centro de las ciudades en ciertos días cuando el peligro es más grande. Pero todo sería mucho más sencillo si nos acostumbramos a usar una bicicleta eléctrica en nuestro día a día.

Este vehículo no necesita de carburante para poder moverse. Esto quiere decir un cero de emisiones negativas para el medio ambiente. Es un transporte ecológico que nos permite llegar al trabajo felices y contentos porque estamos poniendo nuestro granito de arena en la lucha contra la contaminación y, además, a tiempo para fichar porque no nos encontraremos atascos por el camino.

La contaminación no solo es debido al CO2 de los carburantes de los coches, existe otro tipo de contaminación en el que, quizás, no hayamos pensado. Es la contaminación acústica. ¿Cuántas veces has tenido que taparse los oídos ante el ruido que hace una gran concentración de coches en hora punta? Eso puede provocar muchos daños en la salud. Dolor de oídos, estrés, insomnio, depresión, estos son solo algunos de los problemas que pueden afectarnos. Pero el uso de la bicicleta eléctrica puede aliviar todos estos síntomas porque no hace ruido. La atmósfera se vuelve más tranquila y el silencio reina para ayudar a un buen descanso. Podemos decir adiós al estrés y relajarnos.

¿Quién puede usar una bicicleta eléctrica?

Responder a esta pregunta es sencillo: todo el mundo puede utilizarla. Su uso es muy sencillo y la asistencia que ayuda a la hora de pedalear permite que el esfuerzo sea menor. Solo hay que ajustar esa ayuda al nivel físico en el que nos encontremos. ¿Quieres reducir el esfuerzo al mínimo? Se puede. ¿Quieres ejercitar tu cuerpo? Solo hay que quitar el asistente para que seas tú quien pedalee.

Utilizar la bicicleta eléctrica es una manera de practicar deporte sin apenas darte cuenta. Sal a pasear con ella en familia o solo. Disfruta del aire libre, de las vistas de la ciudad mientras ejercitas tu cuerpo de la mejor manera que hay: pasándotelo bien.

Aparcar ¿qué es eso?

Eso es lo que dirán aquellas personas que se aficionen a utilizar una bicicleta eléctrica cuando salgan de casa. Las ciudades están hasta arriba de coches. Hay tantos vehículos que aparcar se está convirtiendo en toda una odisea. Cuando el jefe te regaña por llegar tarde pueden haber ocurrido una de estas dos cosas: o estabas en un atasco o no encontrabas aparcamiento. Y si hay donde aparcar es de pago.

Olvidarse de lo que significa volverse loco por no encontrar donde aparcar es muy sencillo si se usa una bicicleta eléctrica. Podrás aparcar en la misma puerta del lugar a donde vayas porque no ocupa un espacio demasiado grande. A veces, hay quien las lleva hasta dentro de su oficina y la deja junto a su mesa. Esto permitirá que dediques más tiempo a lo que realmente importa: tu trabajo o tu familia. No perder más tiempo buscando donde aparcar es posible.

El gran cambio en las ciudades

Gracias a la bicicleta eléctrica y a que su uso empieza a ser mucho más generalizado las ciudades empiezan a cambiar a mejor. Hay personas que pueden tener algo de miedo a entrar en alguna tienda especializada en este tipo de vehículos como Sanferbike y comprarse una pensando en que, la ciudad, no tiene mucho espacio para poder usarlas. Es cierto que todavía hay que trabajar mucho en la construcción de carriles para bicicletas pero ya hay muchas ciudades que están concienciadas y que están haciendo que, el uso de la bicicleta eléctrica, sea posible. No solo por construir carriles bici sino también espacios especiales para poder dejar aparcadas estas bicicletas cuando sea necesario.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Incredulo

Incredulo

Apasionado por demasiadas cosas y escéptico por naturaleza, decidí abrir NoCreasNada como un espacio para que cualquiera pueda expresarse sin ningún tipo de censuras.
Me gusta oír opiniones nuevas y originales acerca de cualquier tema de esa gente que, como yo, le gusta dar una vuelta de tuerca de más a lo que le cuentan.
Para los que queremos estar constantemente aprendiendo y compartiendo.

1 comentario

  • Lo malo de estos sistemas, porque siempre hay algo malo, es que no está del todo bien regulado. Quiero decir que, la gente que va en bicicleta y la que va en coche, comparten el espacio de manera egoísta, sin pensar el uno en el otro. Ojalá todas las ciudades se parecieran a las de Holanda.




    1



    0

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información