Política

Brie Larson y la diversidad en la critica de cine

Brie Larson y la diversidad en la critica de cine - Política

‘No necesito que un hombre blanco de 40 años me diga qué es lo que no funcionó en ‘Un pliegue en el tiempo’.

Los actores, como lo hemos venido diciendo son esa minoría con mucho dinero que es utilizada por la izquierda para promover sus ideologías de control. Muchos famosos se prestan para esta obra de mal gusto, se aprenden el libreto y con el bolsillo lleno comienzan a disparar cada discurso infestado de sentimentalismos y basados en una realidad alternativa que solo puede funcionar en los sueños utópicos de quien los escribe.

La crítica como cualquier oficio es algo que en un mundo libre como lo ha sido el mundo occidental la gente escoge según su conveniencia o gusto, no es que exista una ley que prohíbe a los que “sueñan” con ser críticos de cine ser negros, asiáticos o latinos, es una cuestión de preferencia individual y gente como Brie Larson lo sabe.

Para entender cómo funciona este plan de control hay que saber que lo importante en los discursos pronunciados por los famosos no son los ejemplos que ponen como este ejemplo de los críticos, lo importante es lo que transmiten a esa parte de la sociedad más propensa a sentirse especialmente ofendida, gente que piensa que aquello que un famoso diga que se debe implementar en un oficio como la crítica entonces se debe implementar en todos los oficios y allí empiezan los problemas. Las minorías van a exigir que se implante una ley que obligue a echar al hombre blanco de su trabajo y poner en su lugar a un musulmán mientras en el  mundillo de los críticos todo seguirá igual porque nunca fue la intención de Brie Larson que se cambien las cosas en ese mundillo. Brie Larson nunca tuvo intención de nada, la verdadera intención la tiene una liga de las sombras empecinada en desestabilizar la sociedad con un montón de estrategias aparentemente desvinculadas.

De las 19.559 críticas analizadas, el artículo ha determinado que el 77,8 por ciento fueron escritas por hombres, el 63,9 por ciento por hombres blancos y el 82 por ciento por críticos blancos. Solo el 4,1 por ciento de las críticas fueron escritas por mujeres de color, y 18,1 por ciento por mujeres blancas.

Estadísticas como las que muestra el párrafo anterior muestran dos cosas: La primera es que como dije antes cada quien elige lo que le gusta y en el caso de las críticas de cine hay muchos hombres blancos, hay de otras razas y también hay mujeres lo que indica también que no está prohibido a nadie ejercer ese oficio, lo segundo es que son estadísticas que no ven a los ciudadanos norteamericanos como ciudadanos norteamericanos y mucho menos como personas, sino como facciones de un sistema que solo existe en la mente de aquellos líderes de izquierda que usan el sexo y la raza como arma de separación dentro de una sociedad. Los críticos son hombres y mujeres pero al estudio en cuestión solo le interesa separar a unos de los otros y son hombres y mujeres norteamericanos sin importar el color de piel pero los de Inclusivity Initiative de la University of Southern California prefieren separar a los blancos (que son los malos) de los de otro color de piel y al final dejan a las mujeres de color como si se tratase de otra especie. Esta gente juega a defender a las minorías pero lo que realmente hacen es crearlas, venderles una mentalidad de víctimas y así usarlas como herramientas políticas. Estrategia de la izquierda: Separar para hacer de árbitros y controlar.

Si haces una película que es una carta de amor a las mujeres de color, hay muy pocas posibilidades de que una mujer de color pueda ver tu película y hacer una crítica de ella”,

Los críticos en primer lugar no se ponen de acuerdo, cada quien trabaja por su lado y si vemos por ejemplo Filmafinity que reúne las críticas más relevantes nos vamos a encontrar con que entre ellos se contradicen y cada quien toma elementos de la película que le interesa resaltar para bien o para mal, en segundo lugar las críticas no se le hacen a las razas sino a las películas que la mayoría de las veces a pesar de estar protagonizadas por un grupo racial y ambientadas en un lugar, una época y una cultura contienen un mensaje universal.

Si haces una carta de amor a las mujeres de color tiene que ser una muy buena carta de amor para que obtenga buenas opiniones de la crítica, no busques critica formada por mujeres de color para esa carta porque en ese caso tendrías que buscar que los piratas escriban la crítica de los piratas del caribe, los juguetes su opinión sobre Toy Story y los extraterrestres, robots y animales sobre sus respectivas películas y con eso no vas a asegurar que a las mujeres de color le guste esa carta.

Cuando una película es buena, lo es sin importar quien haga lo crítica en los diarios famosos o lo que esas críticas dicen y si la película le gusta al público la van a ver aunque sea mala y la criticas la destruya.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Conservador Intelectual

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información