Cine y Televisión

BRIGHTBURN, Hijo de la Oscuridad (Reseña y Opinión)



BRIGHTBURN, Hijo de la Oscuridad (Reseña y Opinión) - Cine y Televisión

Brightburn, hijo de la oscuridad (Brightburn) es una especie de sátira oscura del mito de Superman, producida por James Gunn, y dirigida por David Yarovesky. Esta película de terror 91 minutos de duración, nos plantea un «qué pasaría si…» deliciosamente malvado que nos lleva a preguntarnos cómo sería Superman si en lugar de convertirse en un héroe para la humanidad, se mostrara como algo mucho más siniestro.

En los cómics de Superman, una pareja de Kansas que lucha económicamente, los Kents, en medio de su deseo de tener un hijo, encuentran una nave extraterrestre que se estrella en su propiedad. En el interior hay un niño de origen extraterrestre con apariencia humana que adoptan de inmediato, ocultando la nave espacial al mundo. El niño parece normal, pero, en la adolescencia temprana, demostrará poseer poderes de vuelo, invulnerabilidad, súper fuerza y ​​rayos oculares destructivos. Debido a que los Kents son tan implacablemente decentes, el niño, llamado Clark, se convierte en un guerrero defensor de la Verdad, la Justicia y el Estilo Americano.

En Brightburn, una pareja de Kansas con problemas económicos, (los Breyers), en medio de su anhelo de tener un hijo, [corta y pega la premisa anterior, ya que es exactamente igual]. Aquí se produce el punto de inflexión, y es que aunque los Breyer son decentes, el niño, llamado Brandon (Jackson A. Dunn), da muestras de ser malvado desde el principio, y comienza a usar sus poderes para herir, mutilar y matar a cualquiera que lo ofenda.

Aunque puede aparentar ser un niño bueno, Brandon es un manipulador lleno de ira y odio, que dibuja imágenes violentas y sueña con golpear y acabar con sus enemigos. Los pobres padres de Brandon Tori y Kyle (Elizabeth Banks y David Denman) tienen dos problemas paralelos con los que lidiar:

  1. Su hijo puede ser un psicópata incurable.
  2. Su hijo es definitivamente un dios alienígena súper poderoso.

Positivo: resulta refrescante que el director D. Yarovesky evite la “flacidez” de tantas películas de superhéroes, y que los eventos se desarrollen a tal velocidad que el espectador se siente ansioso por un poco más de sangre en el camino. La actuación es francamente mejor de lo que debe ser para una película de terror, y la idea general es bastante inteligente. (Una escena en particular, relacionada con los ojos de un personaje, me hizo agarrarme al asiento).

Negativo: Durante la primera parte, nos lanzan revelación tras revelación sin mucha conexión entre sí, lo que desconcierta al espectador. Si bien puede ser poco razonable esperar profundidad emocional en una película como esta, ¡se podría haber dedicado más tiempo a explorar lo que significa el descubrimiento de Brandon!

En cierto punto de la trama, Brightburn comienza a arrastrarse. Los ritmos se vuelven familiares (el personaje siente que algo lo está observando, mira pero no ve a nadie, y luego aparece de repente Brandon, acompañado del mismo efecto de sonido). Los sustos son muy parecidos. La única diferencia es que las personas que están siendo amenazadas son cada vez más importantes para la historia.

En definitiva, Brightburn es una película que es lo suficientemente buena como para que quieras que sea mejor.

 

Pantera Negra: la película más política de Marvel

La Historia Perdida de los Sueños

DI QUE AÚN ME AMAS

LA INVITADA (Historia de Fantasmas)

ÁNGELES DE MOIRAI

TRONO DE CRISTAL

CORONA DE MEDIANOCHE (Trono de Cristal # 2)

LOS INSTRUMENTOS MORTALES (Ciudad de Hueso)

LOS INSTRUMENTOS MORTALES # 2 (Ciudad de Ceniza)

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Stormer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.