Cine y Televisión

BRYAN CRANSTON «UN ACTOR POLIFUNCIONAL»



BRYAN CRANSTON «UN ACTOR POLIFUNCIONAL» - Cine y Televisión

 

Ciertamente para cualquier actor, el interpretar papeles tan antagónicos debe resultar sumamente difícil y complicado, sin embargo para Bryan Cranston, esto ha sido relativamente fácil ya que su versatilidad como actor le ha permitido actuar en dos de las series más exitosas en la pantalla. Me refiero a “Malcom el de en medio“ y a “Breaking Bad”, aunque dicho sea de paso su historial como actor es bastante extenso, participando en diversos filmes, series y algunos episodios de series de televisión no tan recientes como “Chips” en 1982,  “Falcon Crest” en 1989 o “X Files” en 1998, por citar algunos.

Sin duda como dice el dicho hay que tener madera para ser actor, y esto le acomoda muy bien Bryan Cranston, que sin embargo tuvo un adolescencia difícil por el abandono de su padre debido a su inestabilidad emocional al grado de perder su casa en una ejecución hipotecaria, situación que derivó que Cranston se fuera a vivir con una de sus abuelas durante un tiempo, para después regresar con su madre y su hermana y llevar una vida sencilla, con algunas privaciones. En alguna ocasión afirmó que sus progenitores estaban incapacitados para ser padres, causándole cierta decepción, principalmente por su padre, de quién dice basó su interpretación de Walter White en Breaking Bad, porque según él, su padre parecía cargar con el peso del mundo sobre sus hombros. Bryan Cranston comenzó su carrera como actor siendo muy joven, actuando en teatros locales, principalmente en el Teatro de Granada en el Valle de San Francisco (California).

Su incursión en la serie “Malcom el de en medio“, le dio el impulso que necesitaba para consagrarse como el gran actor que es y que muchos de los casos no se reconoce hasta que la serie tiene éxito. Quién no ha visto alguna vez los capítulos de esta fabulosa y divertida serie en la que Cranston ha realizado uno de sus mejores trabajos, interpretando a Hal (padre de Malcolm), el típico padre norteamericano, despreocupado, inmaduro e idealista que sueña con un futuro mejor para su familia, quién junto con su esposa Lois (Jane Kaczmarek), enfrentan diversas situaciones de la vida familiar que resultan muy divertidas. La interpretación de Cranston en el papel de Hal, resulta más que excelente, ya que interpretar a un padre neurótico de una familia disfuncional, con un trastorno obsesivo-compulsivo y adicto al sexo tiene sus complicaciones de las cuales Cranston sale airoso por sus cualidades como actor. Luego de 7 temporadas y 151 episodios, la serie finalizó en mayo de 2006, recibiendo elogios de la crítica y diversos premios Emmy y Grammy.

Posteriormente en su participación en la reconocida serie Breaking Bad (2008-2013), creada y producida por Vince Gilligan, que trabajo con él en un episodio de X Files, le dio la fama mundial que en mi opinión ya tenía ganada. En ella interpreta a Walter White, un profesor de química con problemas económicos a causa de un cáncer de pulmón que le diagnostican en su cumpleaños 50 y, para pagar su tratamiento y asegurar el futuro económico de su familia (una esposa embarazada y un hijo adolescente con una leve parálisis cerebral), comienza, a cocinar y traficar con metanfetamina. La evolución del personaje durante la serie es de llamar la atención y de un gran papel interpretativo de Cranston, pues de ser un hombre tranquilo, pacífico, de bajo perfil y hasta cierto punto débil, se convierte debido a su enfermedad en un hombre poderoso, arrogante y protagonista, que se va transformando en una personalidad agresiva, que le permite enfrentarse a matones, traficantes, distribuidores y al mismísimo Cártel de Juárez. Esta adrenalina parece no afectarle y por el contrario le hace mucho bien, al grado de que el cáncer que padece no parece causarle ningún problema en su salud, haciéndolo más fuerte cada día. Sin duda, otra grandiosa actuación de Cranston.

Durante la serie, algunas frases épicas de Walter White han quedado marcadas y dieron forma a la trama de la serie: “I am the one who knocks”, cuando su esposa Skyler descubre el negocio de su esposo y el poder que tiene y lo que sucedería si alguien toca la puerta y recibe un balazo, a lo que Walter replica “Yo soy el que toca la puerta”. Otro momento cumbre se puso de manifiesto cuando en la temporada 5, episodio 7, Walter descubre su otro yo (Hiesemberg), ante un grupo de distribuidores y matones de Declan para cerrar un trato, al cual le dice:”Say my name”, di mi nombre”, seguido de la frase, tienes toda la maldita razón. Por último en el capítulo final de la serie le confiesa a su esposa Skyler que todo lo que hizo no fue por su familia, menciona la verdadera razón de su carrera criminal “I did it for me, I liked it”, lo hice por mí y me gustó.

La serie tuvo gran éxito y fue muy aclamada por la crítica, con tres Emmy de Bryan Cranston por su papel protagónico y la serie está considerada como una de las mejores historias de todos los tiempos.

Como información anecdótica mencionaré que en un principio Vince Gilligan trató de venderle Breaking Bad a muchas cadenas como Showtime, TNT y FX, sin embargo no aceptaron, en tanto que HBO les dijo “estaremos en contacto”, y nadie nunca los contactó, que arrepentidos han de estar ahora. Por fortuna, en este ambiente siempre existe la oportunidad que otros desprecian y AMC, un canal que hasta ese momento no tenía ninguna serie prestigiosa, escucharon la idea de Gilligan y les encantó, así que decidieron arriesgarse con la historia. Otro dato que mucha gente desconoce es que Cranston no era la primera opción, y es que AMC quería una estrella reconocida para el papel, sus candidatos eran Matthew Broderick o John Cusack, porque hay que recordar que antes del 2008, Cranston no era precisamente una súper estrella, sin embargo gracias a la intervención de Gilligan que conocía de su talento por haber trabajado juntos anteriormente, intercedió por él en el canal logrando que le dieran el papel protagónico, vaya si dio en el blanco.

Finalmente en mi opinión, ha sido una de las mejores series que he visto, con una gran actuación de Bryan Cranston al que habrá que ver en su última película The Upside (amigos por siempre).

También les recomiendo ampliamente la precuela de esta serie denominada “Better Call Saúl”, que narra la vida profesional de su flamante y peculiar abogado Saúl Goodman, de la cuál comentaré en otro espacio.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 180 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Juan Carlos Chavez Diaz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.