Economía

¿Burbuja económica?

¿Burbuja económica? - Economía

Muchos ya lo advertían, otros tantos ya sabían que es casi como una »tradición» pasar por burbujas económicas en las que, inflar los precios es un acto habitual cada cierto tiempo.

No es de extrañar que, lo que pasa últimamente y estamos viendo ya desde nuestras casas es que, ya se están especulando sobre las modificaciones tan al alza de los precios tanto de acciones como de inmuebles. Y es que, está pasando ya, en estos momentos.

A esta especulación la conocemos como »burbuja económica, burbuja de mercado, burbuja inmobiliaria…» entre otras afirmaciones que tenemos presentes en nuestro vocabulario común cuando nos referimos a este aspecto económico.

Pero, ¿cómo llegamos a esta conclusión?

Llegar a pensar en esta burbuja es fácil, basta con ver como las acciones e inmuebles, por ejemplo, comienzan a tener subidas un tanto desproporcionadas y casi incomprensibles. Lo cual, continúa prolongándose durante un tiempo haciendo que los vendedores vean este »auge exitoso» y se sumen a la venta pues, en esta etapa salen compradores casi »de la nada».

Y ya sabéis lo que se dice, a mayor demanda, mayor el valor. Por lo que seguirán subiendo con visible desproporción el valor de estos hasta el fin de la etapa o burbuja como mencionamos.

Lo que ocurre en estos casos es que, en la mayoría por no decir, en todas estas etapas, es que a continuación de su fin, ocurre lo que no nos gusta pero que es prácticamente inevitable debido a tantas transacciones (muchas de ellas fraudulentas o aprovechadas) y es, la crisis económica.

Todos en diferentes épocas hemos visto como la crisis económica se ha ido apoderando de las casas y como solo unos pocos han podido solventarlas habiendo aprovechado bien la burbuja o bien, al haber encontrado algo realmente lícito en la misma.

No es la primera vez tampoco que ocurre que, alguien posee ciertas »propiedades» que jamás llegaron al comprador. Por ello tras esto hay mucha incertidumbre, emoción, ansia…

Una burbuja económica es »la oportunidad» para los inversionistas honestos e inteligentes pero una »catástrofe» para quien pretende encontrar desesperadamente una solución a sus problemas. Pues, aunque algunos tratos han salido bien, sabemos que pensar alocadamente y sin un plan, no da buenos frutos.

Es por esto que yo aconsejaría tener un plan, un asesor honesto y comprobar cuál es nuestro propósito a la hora de invertir tanto en acciones como en inmuebles. Para no caer en una trampa sin salida. Siempre debemos actuar con cabeza. Ateniéndonos a las consecuencias pertinentes.

¿Qué opináis vosotrxs de la burbuja económica?

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

maymp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.