Sociedad

Bután Y La Felicidad.

Bután Y La Felicidad. - Sociedad

¿Qué es la felicidad? ¿Se puede decir que exista tal concepto como tal, o sólo se trata de un estado momentáneo y efímero que, dura un instante y se va con el viento? y, realmente, ¿tenemos los habitantes del mundo felicidad? a mi juicio, no.

La felicidad, eso que siempre se va buscando, nuestro mayor anhelo, eso que creemos que tendremos con más cosas materiales; con más dinero, con un coche más grande, una casa muy grande y ostentosa… Todo eso son sólo cosas materiales,que se pueden o no poseer… pero no nos suelen dar la felicidad, pues sólo la encontramos realmente, cuando mejoramos y/o crecemos como personas, como seres humanos, aunque no crezca nuestro número de cosas en posesión.

Se puede ser feliz, por ejemplo, estando con la persona que se quiere; o ayudando a otros en lo que se pueda, o simplemente, viviendo tranquilo y en paz con todo y con todos… Pues sí, en el mundo que vivimos sólo sabemos que acumular cosas y cosas… utensilios que muchas veces ni necesitamos; y luego nos damos cuenta que nos sigue faltando ese “algo”, la felicidad. Y es que, como dice el refrán, “No es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita”

Miremos a Bután, el diminuto país limítrofe con China. Hace unos años se hizo un estudio y se comprobó que, los butaneses (habitantes de este país, que se abrió al mundo a partir de la década de los sesenta), aún no estando tan desarrollados como el resto del mundo, gozan de un estado de felicidad; este país se guía por la filosofía de “la felicidad interior bruta”; consiste en desarrollarse de manera sostenible, por la “senda de en medio”, como ellos dicen.

Un país diminuto, que tiene una economía agropecuaria de subsistencia y que, por su difícil orografía, apenas tiene alguna carretera; que no tiene línea de tren, que no tiene infraestructuras modernas… Pero un país que sabe ser autosuficiente con lo que tiene. Un país que sabe ser feliz con aquello que tiene; un país que no necesita tanto para vivir feliz y en paz.

Resulta muy triste para nuestro mundo hiperconsumista e hiperdesarrollado (sólo en algunos aspectos), ver que un pequeño país, en su mayoría budista, por cierto, en estado casi medieval (la televisión llegó en el año 2000, hasta los sesenta no había carreteras, etc), goza de una felicidad no efímera sino prácticamente perenne (tanto, que se ha creado el concepto “Felicidad Interior Bruta“); y nosotros, cuando encontramos la felicidad, no sabemos mantenerla. Quizás señores y señoras, deberíamos aprender de Bután y los butaneses, y guiarnos por la “senda de en medio” y la filosofía de “la felicidad interior bruta”.

Y para finalizar, déjenme lanzarles unas preguntas: ¿son felices ustedes? ¿lo han sido en algún momento de su vida? y ¿creen que lo serán en el futuro?.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ribercue

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información