Literatura

CAFE DE MEDIANOCHE.



CAFE DE MEDIANOCHE. - Literatura

Hoy me enamoré de tí. Sí, de ti que cargas entre tus armas tentación en la sonrisa y magia en la mirada.

De ti que tienes en la piel las frases perfectas para calibrar mi día a día… La misma mujer que con una sobredosis de ternura destruye la negatividad que me rodea.

Siempre había pensado que el peor enemigo de alguien era uno mismo. Pero qué puedo decir… Desarrollaste el mal hábito de romper mis esquemas y cambiarme el cuento.

Con el pasar de la metralla de suspiros y el vaivén de tus nervios de primera cita, debo confesar que no existe peor enemigo que el tiempo… Es un energúneno inoportuno.

¡Insoportable el desgraciado!

Seguro es por celos. Es por eso que acelera su paso cada que te miro a esos ojos azul y verde que tan bien te lucen. Tal vez por eso la sensación de que nuestros besos son más cortos. Pero mejor así…

Cual par de fugitivos huyendo de la monotonía que los rodea. Un par de locos escapando de las víctimas contaminadas de cuentos que no fueron más que cuentos.

Hoy, en el preludio de un mes más de compañía, confieso entre cafés de invierno y tinta de medianoche, que avasallaste mis más altas expectativas.

Está bien, he de confesar que miento. Ambos sabemos que voy por la vida sin esperar nada y desconfiando del mundo. Con la guardia arriba y esperando a que el resto entienda en estas pocas líneas todo lo que comprende tu magia.

Una que viene en horarios con toque de queda, pero que promueven el nacimiento de los besos más intensos y las caricias más exactas. Aquellos ratos de ausencia en los que nos sostiene un mensaje o alguna broma para sabernos de pensantes mutuos.

La forma esporádica y fortuita de nuestros encuentros en la callezuela de siempre. Como si de un punto inamovible se tratase.

En un acompañar de 20 minutos o lo que el tráfico vehicular permita. Unas compras en la intersección de República de Panamá y la avenida Alfredo Benavides porque atienden hasta más tarde. O tal vez en la competencia de amarillo y rojo porque estamos de día libre.

Ha pasado de todo en nuestras vidas de almas independientes. Tú con tus vueltas y yo a modo catársis. Y, a veces, yo en trompo y tú a modo terapeuta.

Sin embargo, por más distinto que luzca el mundo, nuestro cuento va igual… Igual en lo que proclamaste un 《mal hábito》, pero que yo argumento es mi mejor forma de mimarte a cada oportunidad.

Ya sé que no estás acostumbrada y que te proclamaste de mujer independiente. Que tienes linda sonrisa. Que eres la mamá gallina del año y que vivirás siempre enamorada de tus pollos. Que cargas tu mundo y, a veces, reposas derramando sudor por los ojos mientras que un hombre intenta darte ánimos por el auricular.

Te he aprendido de novia, hermana, amiga y madre. Te he admirado de profesional y perseverante. Te he versado de cortejo. Te he cantado con o sin público, y hasta en Tarima delante de tus amigas.

Y, con todas las líneas de amor hasta este punto, he de admitirme derrotado. Hay que admitir que llegaste con todo lo que busqué…

Porque, aunque digas que es poco, siempre das mucho más de lo que puedes ver. No olvides que el amor viene cargado de insolencia.

No sabe de horarios, gustos y ese tipo de limitantes que pone la sociedad en un pagano intento por controlar lo controlable… Ya sabes, lo que vuelve al amor menos amor.

Me despido con el último sorbo a esta taza cómplice de mis más honestas líneas de amor por tí. Me despido ahora con las mismas ganas de detener el tiempo que en la primera cita, y ansiando desde ya, nuestro siguiente encuentro con o sin toque de queda.

Te dejo un beso. Sí, solo uno… Tal vez así nos quedemos con ganas de otro.

Atentamente,

El que de ti ya estaba enamorado.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.96 - 130 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Juan Carlos Flores

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información